miércoles, 22 de abril de 2015

TARTA VICKY REX


Supongo que estaréis pensando que nunca antes habíais oído el nombre de esta tarta, y es cierto, hasta hoy, no existía. Ha salido de mi cabeza, y le he puesto este nombre porque se la quiero dedicar a esta persona. Vicky Rex no es alguien que conozcáis, simplemente era mi tía, y quiero que hoy, en la época de Internet, se conozca su historia y sus fotografías queden en el recuerdo para siempre.




Mª Victoria Rescalvo Martinez (la hermana de mi padre), nació en un pueblo no muy grande de la provincia de Jaén, tenía 10 hermanos. Aunque su padre luchaba por sacar a todos sus hijos para adelante, sinceramente, en una época de hambre y miseria, no todas las veces se conseguía, Así que María (que así la llamaban en su casa), nada más cumplir los 18 años se fue a servir en alguna casa de gente pudiente.


Muy poco tiempo después, un empresario zaragozano la convenció para que actuara en su local como bailarina, y no tardó mucho en convertirse en la primera figura. Como le empezó a ir muy bien, se llevó a su hermana pequeña con ella y la metió de bailarina en la misma compañía. Y ahí nació Vicky Rex (su nombre artístico). Vicky terminó casándose con el empresario que la ayudó a entrar en ese mundo, a pesar de que él era mucho más mayor. Nunca tuvieron hijos, ya que por desgracia, mi tía tenía la matriz infantil y le imposibilitó tenerlos.


Empezó a tener éxito y los trabajos en Francia aparecieron (hasta mi abuelo tuvo que firmar unos papeles para que ella pudiera trabajar en el extranjero, ya que por aquél entonces, la mayoría de edad era a los 21 y mi tía aún no estaba casada). Pronto el dinero dejó de ser un problema, y los recuerdos del hambre pasado, cada vez eran más lejanos.


Como veis, cumplía a la perfección los cánones de belleza de la época, pero si era bella por fuera, sin duda, lo era más por dentro. Cada vez que iba al pueblo a ver a sus padres, no paraba de comprarles cosas, llenar las despensas, y hacer todo lo posible para que tuvieran un mejor bienestar. Tanto, que a la hora de partir de nuevo para Zaragoza, se quedaba sin nada de dinero y tenía que empeñar las joyas que había traído para volver a casa. Si alguien se la cruzaba por la calle y le decía que qué bonita era la falda que llevaba, se la terminaba regalando, y la pobre volvía prácticamente sin nada.


                    La chica primera de la derecha era mi otra tía (la pequeña de los hermanos)

En este 2015, se cumplen 50 años de su muerte, a los 28 años de edad, debido a una negligencia médica. Nunca la conocí.
Los periódicos locales de la época hablaron de su muerte, pero no precisamente para bien. Ella, era una gran donante de dinero al asilo de huérfanas de las hermanas de la caridad de Zaragoza, las monjitas, al enterarse de su muerte, decidieron vestirla de monja para su entierro, pues un alma tan buena, no podía vestir de otra manera. A la sociedad zaragozana no le pareció nada bien que una mujer del espectáculo, fuera enterrada con un hábito tan sagrado.
                                                    


       Mi padre y mi tía en uno de sus viajes al pueblo (la niña es mi prima Elvira, sobrina de ambos)

El marido de mi tía, pagó el viaje a mi abuelo y a otra de mis tías para que pudieran venir al entierro. Desde entonces, su hermana pequeña dejó el mundo del espectáculo y no regresó nunca más a ese mundo. De mi tío político, tampoco se supo mucho más y se perdió el contacto.
Al pasar los 50 años del fallecimiento de alguien, los sacan de sus tumbas y los ponen en una fosa común. Nos acabamos de enterar que mi tía ya está en una, a pesar de que no falleció hasta noviembre. Nunca pudimos ir a ponerle flores. De ella, sólo nos quedan un puñado de fotos y un abrigo de pieles que le dieron como herencia a mi madre.
Mi padre (su hermano), casi nunca nos habló de ella, cuando le preguntabas algo, muy apenado sólo decía: -Ah, sí, mi hermana, la artista (y ahí acababa todo).


 Este es mi pequeño homenaje a Vicky Rex, la artista, a Mª Victoria, la mujer, a María, la hija y hermana buena y querida que se fue de este mundo antes de que pudiéramos disfrutar de ella.

Con esta receta, participo en el Reto de Abril 2015 de Cocineros del Mundo en el apartado de Dulce.

                                                     


INGREDIENTES: 6-8 personas  DIFICULTAD: Fácil  PREPARACIÓN: 30 min  COCCIÓN: 30 min

Para la crema pastelera de galletas:
-1/2 litro de leche (puede ser desnatada)
-1 huevo 
-2 yemas
-100 g de azúcar
-1 cucharada de maicena
-100g de galletas speculaas (o vuestras galletas favoritas)
Para el bizcocho fondant:
-100 g de chocolate para postres
-150 g de mantequilla
-275 g de azúcar
-3 huevos
-1 cucharada y media de extracto de vainilla líquido
-150 g de harina
-1 cucharada y media de levadura en polvo

1. Primero haremos la crema pastelera de galletas: poner en un cazo  la leche, el huevo, las yemas, el azúcar y la maicena. Mezclar bien con unas varillas hasta disolver la maicena. Poner al fuego y remover de vez en cuando. 



2. Cuando la crema esté un poco más densa, añadir las galletas molidas y remover constantemente hasta que la crema espese. Retirar la crema del fuego. Volcar en otro recipiente y dejar enfriar. Tapar con papel film transparente y guardar en la nevera mejor de un día para otro (para triturar bien las galletas utilizar un robot de cocina, o en su defecto meter en una bolsa de plástico y pasar el rodillo de cocina por encima hasta que se conviertan en polvo).


3. Para el bizcocho: como el bizcocho se hace y se enfría rápido, mejor hacerlo el mismo día de su consumo. Trocear el chocolate y la mantequilla. Poner en un bol apto para microondas y derretir en él alrededor de 1 minuto. Sacar del microondas y remover con una cuchara hasta que quede todo bien disuelto y homogéneo. Reservar.



4. En un bol amplio poner el azúcar, los huevos y el extracto de vainilla. batir enérgicamente (se puede usar una batidora).


5. Añadir el chocolate y la mantequilla derretida. Mezclar bien. 



6. Precalentar el horno a 180º C. Tamizar poco a poco la harina junto con la levadura encima de la masa con movimientos envolventes removiendo con una cuchara de madera. La masa tiene que quedar como una mousse de chocolate.



7. Engrasar dos moldes iguales desmontables o de silicona redondos de 20 cm de diámetro. Si los moldes no son de silicona, a parte de la mantequilla espolvorear con harina volcando el excedente para evitar que los bizcochos no se peguen. Repartir la masa en los moldes a partes iguales. Darle unos golpes a los moldes para que la masa se asiente. Hornear a 180º C con calor arriba y abajo y con aire durante 15-20 min según el horno. Pasado ese tiempo pinchar  con un palillo los bordes de los bizcochos y tiene que salir limpio, pero al pinchar en el centro tiene que salir el palillo con restos de masa. Sacar del horno y dejar enfriar 10 min. Desmoldar con mucho cuidado y dejar enfriar en una rejilla.



8. Sacar la crema de galletas del frigorífico y meter la crema en una manga pastelera con una boquilla redonda lisa. Poner uno de los bizcochos en el plato que vayamos a servir la tarta. Con la manga, cubrir de crema con pequeños montoncitos toda la superficie del bizcocho (ser generosos con la crema).



9. Cubrir con el otro bizcocho y volver a decorar de la misma manera con la crema de galletas. Servir. Guardar en la nevera como máximo 3-4 días.



NOTA: La crema seguro que está muy rica con cualquier galleta, pero las galletas speculaas, al ser especiada le aporta un sabor riquísimo a la crema, así que aconsejo utilizar este tipo de galletas. En este caso no las he hecho caseras, sino que he comprado las de la marca Lottus que venden en Mercadona.
El bizcocho al día siguiente queda un poco más reseco, por eso aconsejo no cocerlo en exceso. De todas formas, su sabor es riquísimo y no os dejará indiferente.
De todas formas, si os gustan los bizcochos calados, os aconsejo que hagáis un almíbar para mojar el bizcocho antes de ponerle la crema. Para ello, hervimos durante 10 minutos 50 g de agua con 50 g de azúcar y tenemos un almíbar para bañar los dos bizcochos.







65 comentarios:

  1. Isabel que bonita historia real, como la tarta que has creado, si tu tía Vicky está en algún sitio donde te pueda ver, seguro que se sentirá orguilosísima de que al fin alguien le haga los honores que se merecía.
    Tuvo que ser una mujer de bandera, y con un valor impresionante, pues siendo de pueblo y marcharse a la aventura, había que ser muy valiente.
    Yo sin conocerla, me he emocionado, pues era tan guapa!!! fue una gran perdida, seguro que si la vida le hubiera dado la ocasión, habría llegado muy alto.
    Enhorabuena, por tu ternura y buen hacer. Un millón de besos preciosa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Concha!! Pues ahora que lo dices, no sé si se iría a una casa a servir ya de forma concertada, no me la imagino yéndose a la aventura, entre otras cosas, porque en aquella época era extraño que una niña (era menor de edad cuando se fue), se fuera así como así. ¡¡Me alegro que te haya gustado!! Espero que la tarta también te haya gustado, ja, ja. Besitos.

      Eliminar
  2. Que historia más interesante la de tu tía, propia de la época por otra parte, pues a la que era guapa y tenía un poco de arte y glamour, no le costaba demasiado formar parte del mundo del espectáculo, ya que estaba mal visto como profesión por la moralina del momento. Le has hecho un buen homenaje al recordar su vida y contarla, y también con esta tarta riquísima que lleva su nombre. Su recuerdo estará siempre en vuestra memoria y hoy en la de todos los que te leemos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Lola!! Ya ves si estaba mal visto, que a la pobre cuando falleció, la prensa no la trató muy bien que digamos, y lo de si era buena persona o no, tampoco les importaba mucho, tan sólo la moralidad. ¡¡Me alegro que te haya gustado!! Besitos.

      Eliminar
  3. Hola Isa, ahora entiendo cuando la semana pasada me comentabas que en tu post de esta semana iba a gustar mucho a tus primos, y a todos los que lo hemos leido!! Es una historia fascinante y las fotos me encantan, tu tía era una mujer muy hermosa. Recuerdo cuando era pequeña, que mi abuela tenía un antiguo aparador en el descansillo de la escalera que sube a la azotea de su casa, en el que guardaba montones de fotos en blanco y negro de la familia, normalmente no tenían orden y era difícil recordar algunas de las caras que aparecían en ellas. Hace unos años, desempolvamos todas esas fotos, las clasificamos y nos bebimos todas las historias antiguas de mi familia. Una de mis primas incluso investigó y elaboró el árbol genealógico de la familia Palmero. Con esto solo quiero decirte que a pesar de no haberla conocido, es fantástico tener presente siempre la historia de aquellas personas que formaron parte de nuestras familias, siento mucho que tu tía ya no tenga una tumba donde poder ir a visitarla, por desgracia para las familias españolas las fosas comunes hace 50 años eran más que comunes.
    Solo me queda enojarme un poco con tu tarta... llevo un par de días pensando en la entrada de la semana próxima y quería hacer una tarta de café rellena de crema pastelera (que no se por qué motivo tengo antojo de crema pastelera cuando en casa no le gusta a nadie). Bueno, no se si después de ver esa deliciosa crema de galletas me decidiré a poner la mía a prueba o me quedaré con tu tarta y sin entrada para el blog, jajaja. Me ha encantado la entrada de esta semana! Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo que no vas a hacer la tarta de café rellena de crema pastelera? ¡¡Y nos la vamos a perder!! De eso nada, las ideas tienen que salir de la cabeza, que si no, luego nos persiguen todo el tiempo, ¡¡por lo menos a mi, ja, ja!!
      Las fotos antiguas son maravillosas, eran auténticas preciosidades, y cuentan más de lo que nos parecen.
      Mi tía no fue enterrada en una fosa común (además, ella económicamente funciona bien). Es actualmente, cuando pasados los 50 años de la muerte de una persona, la meten en una fosa común, y por desgracia, este año la han cambiado de su tumba original a la fosa. Entiendo que todos no cabemos en los cementerios, pero ella aún tiene sobrinos jóvenes que nos hubiera gustado haberla visitado alguna vez. ¡¡Gracias, Noelia!! Besitos.

      Eliminar
  4. ¡Hola Isabel!
    Que historia, es de esas que se necesita un libro y después hacerla película.
    Lamentable que haya fallecido tan joven. Pero el tiempo que la vida le dio, alegró a todas las personas que formaban parte de su vida y a las que presenciaban su espectáculo.
    Increíble lo que las fotografías nos pueden contar y gracias a tus palabras esto fue un lindo homenaje.

    Impresionada con la crema pastelera de galletas, nunca la había escuchado y el bizcocho ya sabes que es de los que amo, chocolate, mi preferido.

    ¡Un abrazo y beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Maribel!! Me alegra que te haya gustado el homenaje a mi tía, creo que un ser tan bondadoso se lo merecía.
      Lo de la crema pastelera de speculos no sé si existe o no, ha sido una invención mía, probando hasta que me ha gustado, y ¡¡nos ha encantado!! Besitos y gracias.

      Eliminar
  5. Hola Isabel,
    Me has dejado impresionada con la historia de tu tia,en aquella epoca lo tendria muy dificil,de todas maneras hoy estaria orgullosa de su sobrina.
    Gracias por compartir tu tarta y hacerle este homenaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Carmina!! ¡¡Muchas gracias!! Tienes toda la razón del mundo, lo tuvo que tener muy difícil, o tal vez, tuvo en parte suerte, pues el hombre que la descubrió, también la quiso de verdad y seguramente la protegió. Además, ella era un trozo de pan, difícil de no querer. ¡¡Gracias por la visita y por el comentario!! Besitos.

      Eliminar
  6. Ole, ole y ole, bravo por ti y por tu blog!! me encantan las historias que nos cuentas, estoy deseando que llegue el miércoles por la tarde para ver que maravillosa receta publicas y su introducción correspondiente, estoy enganchadísima a tu blog!!!! La historia de tu tía me ha encantado, no me ves, pero estoy escribiendo muy emocionada, tu tía era guapísima y tenía muchísimo glamour debes estar orgullosa aunque no llegaras a conocerla, una tarta maravillosa y espectacular dedicada a una gran persona, me ha encantado la tarta como la has decorado y el nombre. Tiene una pinta espectacular y las fotos como siempre preciosas!! Besotes

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Elena!! ¡¡Al final me vas a emocionar a mi!! ¡¡Muchas gracias por tus palabras!! No tengo muchas más grandes historias como esta, así que mis introducciones no van a poder estar siempre a la altura, ¡¡lo siento!! Sinceramente, lo que más me ha gustado de ella, es que fuera tan buena con la gente. Cuando, a pesar de que te vaya bien económicamente, sigas intentando ayudar a todas esas personas que lo necesitan, no todo el mundo lo hace, y ya ves, ella siempre pensaba en los demás. Y muchas más cosas, que sin duda, hubiera tenido que escribir no uno, sino ¡¡tres post sobre ella, ja, ja!! ¡¡Muchísimas gracias por todo!! Besitos.

      Eliminar
  7. Hola Isabel mira que me gustan tus recetas pero es verdad que siempre nos enganchas con las entradas, me encanta el homenaje que le as hecho seguro que estaría super orgullosa de ti. Y las fotos me encantan era una mujer muy guapa y una receta deliciosa un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchísimas gracias!! En esta ocasión también me gusta que te haya gustado mi entrada. Muchos besitos Nati, gracias.

      Eliminar
  8. Hola Isabel! que homenaje tan bonito le has hecho a esta gran mujer que fué tu tia y mi tocaya, que como dices tan bonita por dentro como por fuera, y estoy segura que allá donde esté te dedicará la mejor de sus sonrisas. Me encantan las fotos en blanco y negro, dicen mucho y son preciosas, la afición a la cocina la tengo de mi madre pero la afición a la fotografia es por mi padre que me dejo infinidad de fotos en blanco y negro que guardo como mi tesoro y me gusta disfrutar de ellas siempre que puedo. De la tarta que voy a decir! no puede ser más bonita y esa crema de galletas pura delicia! Un biquiño muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Viví!! A mi también me fascinan las fotos en blanco y negro. Y lo bien que pasan el paso del tiempo, nada que ver con las fotos que hacemos ahora. Me encanta ver los look de la época, la piel tan perfecta que se les ve a todo el mundo, ¡¡son pura magia!! Supongo que nunca te cansarás de ver esas fotos que guardas como un tesoro. ¡¡Muchas gracias por compartir estos recuerdos tan bonitos conmigo!! Besitos.

      Eliminar
  9. Esta historia que nos has contado bien podía servir para llevarla al cine, lástima que no tenga un final feliz :( No me gustan los finales tristes y en especial cuando la protagonista muere tan joven, pienso que es injusto. Un precioso homenaje para ella es poner su nombre a esta tarta tan rica, una manera para no olvidarla y recordarla con un dulce sabor. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Alicia!! La verdad es que la historia es triste de verdad, y más cuando sabes que hoy en día no se encuentra con nosotros debido a una negligencia médica. Espero que por lo menos, se sintiera una persona feliz, aunque fueran los últimos años de su vida. Ahora, nos queda su recuerdo, aunque sea en forma de tarta para siempre. ¡¡Gracias!! Besitos.

      Eliminar
  10. Hola Isabel, preciosa!!!!! Y preciosa es también está historia y el homenaje que con ella y esta DELICIOSA tarta, haces a tu tía!!!!
    Allá dónde esté estará encantada viendo con qué atención e interés estamos todas leyendo esta historia e imaginandonos esa azarosa vida, y la generosidad de esa mujer que supo compartir lo que tenía y estuvo por encima de los prejuicios de la época, en la que todo lo referente al mundo del espectáculo estaba mal visto.
    Una mujer valiente, generosa y que tristemente se marchó demasiado joven.
    Un abrazo muyyy cariñoso y gracias por hacernos disfrutar con tus maravillosas historias-familiares!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Nines!! la verdad es que me hubiera encantado conocerla y que me hubiera contado las típicas anécdotas (seguramente tenía muchas), pero la vida, a veces, es tan injusta. Ahora, afortunadamente, su historia ya no va a quedar en el olvido. ¡¡Muchísimas gracias!! Besitos.

      Eliminar
  11. Hola guapetona, menuda historia la de tu tía, pobre que vida aquella, a mi madre también le tocó algo de la posguerra y parece ser que fue duro, madre mía Isabel merecería ser contada en un libro, que guapa tuvo que ser, que tiempos aquellos menos mal que a nosotras no nos tocó vivir, me alegro que le hayas dedicado esta tarta, te quedo hermosura y que bonita, tanto como ella.....Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Esther!! Sin duda, fue una época muy dura, y sobre todo, en familias humildes y tan numerosas como la de mi padre. Me apetecía un montón hacerle una tarta y contar su historia. ¡¡Me alegro que te haya gustado!! Besitos.

      Eliminar
  12. Me has hecho llorar bobaaaa!! Hay Isabel, es imposible cogerte cariño, eres un cielo ( de verdad). Bueno moqueando me tienes.
    Que historia más bonita y triste a la vez, me quedó con su gran generosidad, siempre haciendo el bien ( eso me encanta de las personas) por desgracia ya quedan pocas personas así. Seguro que estará feliz con tu homenaje. Tienes que estar feliz de tener una gran estrella en el cielo, que te protege y cuida.
    Esta tarta además de ser preciosa me ha encantado, la cremita de galletas es todo un manjar y el bizcochitos de chocolate ya sabes que me pierde, además le has puesto mucho cacao (como a mí me gusta).
    Una tarta para una gran estrella de una gran artista.
    Un bésalo y achuchón fuertes. Me encantaría conocerte algún día. Sigo llorando y no puede ser que hoy es Sant Jordi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cogerte cariño, quería decir. Como siempre la tablet...

      Eliminar
    2. Ja, ja, te había entendido. ¡¡Muchas gracias Sil!! La historia es triste, es cierto, a mi me da rabia, sabiendo que la pobre murió de una negligencia, que se podía haber hecho algo por ella. Se supone que murió de difteria, una enfermedad que actualmente en los países desarrollados está erradicada, pues es una de las vacunas que nos ponen cuando somos pequeños. La enfermedad no suele dar a adultos, y ya ves, encima que le dio, no la supieron tratar bien. ¡¡Fue una verdadera lástima!! Ahora, dentro de mi pequeño blog, va a quedar plasmada su imagen para siempre, y todo el mundo que pare en esta receta, sabrá de lo humana que era, y lo buena hermana e hija que fue.
      ¡¡Feliz día de San Jordi!! (seguro que algún día nos veremos en persona). Besitos.

      Eliminar
  13. La historia del mundo está compuesta de miles de millones de historias que nunca llegan a plasmarse en ningún libro de texto ni en ninguna de las novelas que a lo largo de nuestra vida leemos. Cada uno conocemos las historias de nuestros familiares, amigos, conocidos... pero al final acaban perdiéndose en el olvido y es una pena.

    Esta entrada que has publicado me parece preciosa como homenaje a quien no conociste, pero que sin duda por lo que te han contado fue una gran persona. Que era guapísima salta a la vista en las fotos y es muy bonito que le rindas homenaje desde aquí para que todos podamos conocer su historia y deje el anonimato.

    La tarta es preciosa y seguro que es una delicia. Estoy segura de que tu tía estará muy orgullosa de tí allá donde se encuentre

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Cuca!! Es cierto, hay montones de historias anónimas que son maravillosas y se pierden en el olvido. Afortunadamente, hoy con internet, podemos recuperar algunas de ellas, y es lo que he querido hacer con este pequeño homenaje a mi tía, que aunque no la conocí, siempre estuvo presente en nuestra vida. Besitos y gracias.

      Eliminar
  14. Hola Isabel, gracias por recordar la historia reciente de este país. A veces nos olvidamos de dónde venimos. Es muy lamentable. Cada familia tiene su propia historia y aún en el 2015 quedan resquicios de dolor. Da la sensación que hay una parte de nuestra historia que no hemos cerrado bien y es como una herida mal cicatrizada. Creo que es bueno que drene, se limpie bien y se suture de nuevo. Pero yo he venido aquí a hablar de tu tarta. ¡A ver si me dejas! Qué te voy a decir: ideal , como siempre, sobria y elegante presentación. Enhorabuena. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Hola Emma!! Sé que hay muchísimas historias interesantes que jamás serán contadas, yo he querido rescatar esta del olvido para que dure, espero, para siempre. Creo que alguien tan excepcional se lo merecía. ¡¡Y me alegro que te haya gustado la tarta, ja, ja!! Besitos y gracias.

    ResponderEliminar
  16. Hola guapísima !!!
    Si te digo la verdad, vine ayer a ver la receta, peroooo me embargaron tantos sentimientos que preferí volver hoy en frío. Es una entrada con tanto poso, de épocas pasadas que aunque no la hayamos vivido nos la han contado en familia y oye, que me gustó muchísimo.
    Una pena que la vida sea tan corta para algunos, pero que sin duda dejó huella y de qué manera. Preciosa tu tía por cierto.
    Muchas gracias por compartir este pedacito de la historia familiar.
    Y bueno, de la tarta solo me queda decirte tres cosas: Ole ole y ole !!!!
    Besotes gordos mi niña, feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Nuria!! ¡¡Cuánto me alegra que te haya gustado!! Sin duda, es un post que me hace especial ilusión, y que os haya llegado, a pesar de no ser de su familia, para mi ya ha cumplido su objetivo. ¡¡Miles de gracias!! Besitos.

      Eliminar
  17. pero que preciosidad, es que tienes mucho arte y ademas con historia incluida, ESTUPENDO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Me alegro que te haya gustado, Inma!! ¡¡Gracias!!

      Eliminar
  18. Impresionante historia , me he quedado helado , se lo enseñaré a mi madre para que lo vea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Juan Carlos!! La verdad es que ha sido gracias a tu madre por lo que he podido contar esta historia. Le pedí a mi hermana Eva que hablara con ella, pues nadie mejor que tu madre me podía informar un poco mejor de su vida, y ya ves. Así que dale las gracias de mi parte. Besitos.

      Eliminar
  19. Que bonita, y a la vez triste la historia de tu tía. Me encantan las fotos, sobretodo la del grupo de bailarinas.
    Y de la receta que decir simplemente genial.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Marta!! Es una pena que se fuera tan pronto, pero su historia es la vida misma. ¡¡Gracias!! Besitos.

      Eliminar
  20. Bueno, pues hoy no puedo ponerte ningún comentario. Me puede la historia. Las fotos me encantan. La tarta...maravillosa, como todo lo que sale de tu cocina. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Hola Isabel, un gran homenaje que le has dedicado a tu tía que seguro estaria feliz con las lindas palabras que le dedicas, que pena que muriera tan joven y llena de vida como se ve en las fotos y ya lo dice el refrán siempre se van los mejores, por lo que cuentas sus valores eran altos y su alma era grande, que bien que por lo menos os queden las fotos y la memoria de su recuerdo, que mujer de bandera debió de ser, muy guapa para su época, si viviera ahora seguro seria una gran estrella, me ha gustado mucho la tarta que has preparado y que le has dedicado muy apropiadamente.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Manoli!! Sin duda era guapísima, por dentro y por fuera. ¡¡Gracias!! Besitos.

      Eliminar
  22. Es una entrada impresionante, primero por la historia rescatada de tu tía y después por la tarta homenaje que le dedicas. Es precioso ver la gran persona que era y que aún triunfando siempre ayudara a los demás, todo un ejemplo a seguir para muchos!! Bonita por fuera y dulce por dentro, así es tu tarta y así era tu tía. Gracias por compartirlo todo!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Oh, qué palabras tan bonitas!! ¡¡Gracias María!! Besitos.

      Eliminar
  23. Que historia tan bonita!! Da gusto saber historias tan impresionantes y encima que te toquen tan de cerca .
    La tarta un gusto seguro que ella esté donde este se sentirá encantada.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Me alegra muchísimo que os haya gustado!! ¡¡Gracias!! Besitos.

      Eliminar
  24. Buenas tardes me encanta tu blog y desde el mio que es chiquitito pero valiente (jeje) e querido nominarte a un premio amigo
    pasa por mi blog y lo verás

    http://laspapapasdevictor.blogspot.com.es/2015/04/mi-primer-premo-blogueril.html#more

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias Alicia!! Ahora mismo me paso. Besitos.

      Eliminar
  25. La historia de tu tía la pilla Almodovar y hace un peliculón, la pena es que el final sea triste, aunque tu tía allí donde esté estará feliz del homenaje que le has hecho y eso que no la llegaste a conocer, me ha emocionado la historia , al menos conservas fotos de ella
    Y de la tarta no te digo nada que te acabo de quitar un trozo y tengo la boca llena :D Rica, rica
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Inma!! Prefiero que la historia la pille Amenabar, que de Almodovar me puedo esperar cualquier cosa, ja, ja. Ahora en serio, gracias a las fotos tenemos a mi tía muy presente, pues, aunque no la conocí, su final es muy triste para no me impactara, y más cuando la oí la primera vez siendo una niña. Besitos.

      Eliminar
  26. Pues de casta le viene al galgo o algo asi se suele decir. Tu eres artista en la cocina y esa tarta es toda una tentación!!! Me encató leerte y ver las fotos tan bonitas. Que tengas un buen finde. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias Carmen!! ¡¡Me alegro muchísimo que te haya gustado!! Besitos.

      Eliminar
  27. Hola guapísima, ya estoy por aquí no he podido pasar antes por motivo de trabajo, pero bueno ya me he puesto al día, que historial tan bonita como la has contado , seguro que tu tía estaría orgullosisima de ti por esas palabras tan bonitas y esa tarta con su nombre, que se ve tan rica, por cierto que guapas que eran las dos ademas las fotografías en blanco y negro de antes me encantan aun me parecen mas bonitas aun.
    Bueno preciosa feliz fin de semana, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Raquel!! Me alegro que estés de vuelta y que te hay gustado la historia de mi tía. A mi también me encantan las fotos antiguas en blanco y negro, y como tú dices, hasta parecían todos más guapos. Besitos.

      Eliminar
  28. Tía me ha gustado mucho el homenaje que ,le has hecho a tu tía Vicky, mi madre siempre me ha hablado de ella y yo siempre la admiraba puesto q tambien se dedicaba al artisteo como nosotras.
    Me gustaria haberla conocido y que me contara muchas cosas y ver la elegancia que tenia y lo guapa que era.
    Por lo menos me quedo tranquila porque el espiritu del artisteo lo hemos eredado y por eso siempre la tendremos en nuestra memoria.
    Lo que has contado de lo de su muerte me ha impactado porque nunca lo habia oido.
    La tarta la voy ha intentar hacer a ver si me sale en homenaje a ella y tambien porque me ha gustado mucho la presentación.
    No se como se te pueden ocurrir tantas historias y todos los miercoles poner historias a mi no se me ocurririan ya ni palabras, pero bueo es que tu tienes un talento inmenso.
    Besitos
    Mercedes Díaz Rescalvo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Mercedes!! He podido ampliar más la historia de la tía porque le pedía a Eva que hablara con mi otra tía, la que bailaba con ella, y ha sido gracias a ella, por lo que he podido saber algunas cosas que desconocía. Siempre había pensado que murió de difteria, pero la tía nos contó que en verdad fue una negligencia. Lo de que la vistieron de monja, mi madre me había contado que era porque se había vestido de tantas cosas que ya no sabían de qué y la vistieron de monja. Pero la tía Carmen nos contó lo del orfanato y que fue decisión de las monjas vestirla así. ¡¡Me alegro mucho que te haya gustado!! Y espero que a tu madre también. Y bueno, que ya no me quedan muchas más historias familiares que contar, ¡¡creo que ya las he contado todas, ja, ja!! Besitos.

      Eliminar
  29. Gracias por esta entrada Isabel, las recetas pueden ser maravillosas pero cuando van acompañada de un ingrediente tan especial como el cariño y la generosidad de hacernos partícipes de ese trocito de tu corazón en el que vive Victoria, a la que sin haber conocido ha calado tan profundo en ti...

    Gracias por compartirlo ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Victoria!! Hacía tiempo que me rondaba en la cabeza hacer una tarta especial y homenajear a mi tía, y cuando vi tu reto que incluía el chocolate pensé unirlo, porque un post como este, me apetecía que tuviera especial difusión y que la historia de mi tía no cayera en el olvido. Así que gracias a ti por difundirlo. Me alegro mucho que te haya gustado, pues sinceramente, para mi, es una receta muy, muy especial. ¡¡Gracias!! Besitos.

      Eliminar
  30. Vaya entrada tan bonita!! La historia de tu tía es preciosa y que guapa era!! Sin duda un homenaje muy merecido para una mujer generosa y luchardora, nos encanta!! Y la tarta no tiene desperdicio mmm esa crema de galleta tiene que estar de vicio. Besitos Cuantomasdulcemejor.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola chicas!! Hoy especialmente me alegra que os guste mi entrada y mi tarta. ¡¡Miles de gracias!! Besitos.

      Eliminar
  31. Hola Isabel llego tarde pero llego jjaja!! La historia de tu tia me ha encantado, fue una mujer fuera de los cánones que se marcaban y eso tiene mucho mérito, supo buscarse la vida y vivir muy rápido. Me ha apenado que muriera tan joven, bueno fue como James Dean, vivieron rápido y murieron jóvenes y guapos. En cuanto a la receta pues una maravilla qu ete voy a decir, que la haré seguro jjaja, me alegro que lleve el nombre de tu tía. Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  32. Que buena pinta!!
    http://pitufinisima.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  33. Hola Isabel. Te pido disculpas por no haberte visitado antes pero por diversas circunstancias no he podido entrar en el blog. Hoy es el primer día y aquí me tienes dejando mi comentario.
    Una bonita historia la que nos has relatado. En aquellos años no eran muy bien vistas quienes se dedicaban a esa profesión. Eran otros tiempos y la sociedad era muy especial pues ya ves que hasta su hermano, tu padre, la respuesta que te daba a tu pregunta era muy lacónica, como si no fuera bien vista.
    No cabe duda de que tu tía era muy guapa y si además el baile se le daba muy bien no es de extrañar que triunfara en esa disciplina. Las fotos que has puesto reflejan perfectamente como era la moda tanto en el peinado como en el vestir en aquella época, allá por 1965, ha llovido un poco jj.
    Un estupendo homenaje el que le has dedicado a tu tía que no conociste y que seguro lo estará disfrutando donde quiera que se encuentre.
    Y en cuanto a la tarta solo decirte que viendo y leyendo como la has preparado no me cabe la menor duda de que su sabor será exquisito. esa crema pastelera debe estar de vicio. Sin dudar me comería una taza sin nada más jj sola debe ser un manjar y en compañía de ese bizcocho el resultado es una tentación. Exquisita y deliciosa tarta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Hola Isabel!! que gran honor para tu tia hacer esta tarta con su nombre, y aunque no pueda degustarla seguro que esta muy feliz desde arriba :-) y por cierto muy bellas tus tías!! en cuanto a la tarta, wow! tu la creaste!! que deliciosa creatividad la tuya, se ve deliciosa y estoy muy segura que lo está.
    besitos!!

    ResponderEliminar
  35. Jo, me ha emocionado y encantado tu post a partes iguales, Isa. Qué guapa y talentosa era tu tía y qué pena me da que no hallas podido conocerla y te halla quedado eso dentro. Seguro que donde esté, está orgullosa de su sobrina, que se acuerda de ella y le dedica unas palabras tan bonitas y una tarta tan rica y especial. Esta tarta le da mil vueltas a las demás ;) Seguro que también, acaba haciéndose famosa!
    Un besazo enorme guapa!!

    ResponderEliminar
  36. Un maravilloso homenaje. Una receta exquisita. Gracias por compartirlo con nosotras :)

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!