miércoles, 14 de junio de 2017

TARTA SOL DE NECTARINAS



Ya sé, ya sé que media España se está derritiendo de calor y que ya no queréis encender el horno. Pero yo sigo ahí, horneando sin parar, ya sea para hacer un postre como este, o para un asado en el horno, el caso es que al pobre, no le doy tregua.





Tengo la suerte de ser friolera, y todavía duermo con manga larga y sigo tapándome con la sábana, si, así como lo leéis, pero reconozco que no me gusta el verano, llega un momento que me cansa que haga tanto calor, aunque yo siga llevando el pantalón largo, no se trata sólo de calor, sino de que el calor agota y si de normal bebo dos litros de agua, en verano parezco una rana, no me despego de la botella de agua.



Esta tarta es fresca y con fruta natural, ideal para consumirla en el día, al día siguiente la fruta se afea un poco. Si no os apetece hornear, podéis hacer la base de galletas desmigadas con un poco de mantequilla fundida y así os evitáis el horneado.
Y esta tarta va para mi amiga virtual Noelia del blog Noestevez´blog, la pobre ya no sabe qué hacer con tantas nectarinas, y como no le gusta mucho la fruta horneada, he pensado que esta tarta sería ideal para ella. Si no la conocéis aún, os animo ha que visitéis su blog, además conoceréis a una estupenda persona.


INGREDIENTES: 6 personas DIFICULTAD. Fácil PREPARACIÓN: 1 hora COCCIÓN: 40 min

Para la masa sablé:
-225 de harina
-75 gr de azúcar
-40 gr de almendra molida
-2 pellizcos de sal
-1 huevo L
-125 gr de mantequilla
Para la crema: 
-250 ml de leche (puede ser desnatada)
-4 cucharadas de azúcar
-1 cucharada de maicena
-1 huevo batido
-la piel de medio limón
Para la decoración:
-75 gr de pistachos
-4 nectarinas

1. Primero prepararemos la masa sablé: Poner en un bol amplio la harina, el azúcar, la almendra molida, la sal, el huevo y la mantequilla fría cortada en trocitos. Amasar bien con las manos hasta formar una masa homogénea.



2. Formar una bola con la masa y envolver en papel film trasparente. Enfriar en la nevera durante 30 minutos.



3. Mientras la masa reposa en la nevera hacemos la crema de relleno. Poner en un cazo la leche, el azúcar, la maicena, la piel de limón y el huevo batido. Mezclar todo con unas varillas y poner al fuego. Cocer hasta que espese removiendo constantemente para que no se pegue. Reservar.




4. Precalentar el horno a 180 º C. Sacar la masa de la nevera, enharinar una superficie de trabajo y estirar con ayuda de un rodillo la masa. Engrasar ligeramente con mantequilla o con un poco de aceite una tartera redonda de 24 cm de diámetro y poner encima la masa sablé. Pasar el rodillo por encima y retirar el exceso de masa. Cubrir con papel de horno y poner legumbres secas en su interior para hacer peso y que no suba al hornear. Cocer en el horno a 180º C con calor arriba y abajo durante 20 minutos. Retirar el papel y las legumbres y hornear 10 minutos más o hasta que coja un poco de color la masa. Dejar enfriar. 




5. Pelar los pistachos y con ayuda de un robot de cocina triturar. Reservar el polvo de pistachos. 



6. El montaje de la tarta se hará poco antes de servir. Lavar y secar las nectarinas y cortarla en gajos finitos.




7. Rellenar la tarta con la crema ya fría.




8. Espolvorear con los pistachos molidos.



9. Ir poniendo los gajos de nectarinas alrededor de la tarta empezando desde fuera hasta el interior de la tarta. Repetir la operación hasta cerrar toda la tarta. Decorar con unas hojitas de menta si se desea. Servir enseguida.




NOTA:  Si quieres darle un poco de brillo a la tarta, podéis pincelarla con un poco de mermelada calentada unos segundos en el microondas con un chorrito de agua, o haciendo un almíbar casero con 100 gr de azúcar y 200 ml de agua, dejando en remojo las rodajas de nectarinas en este almíbar caliente durante 10 minutos. Yo he utilizado este último, aunque es sólo para darle un poco de brillo, así que es opcional.
La masa y el relleno se puede hacer anticipadamente, incluso un día, pero el montaje de la tarta hacerlo preferiblemente poco antes de servir. Al día siguiente la fruta estará un poco mustia, pero seguirá estando buena. 




46 comentarios:

  1. Querida Isabel!!! Pedazo de tarta, no solo es bellaaaaaaaaa!!! Sino que se mete por los ojos de lo apetecible y fresca que se ve!!!! Tiene una pinta estupenda y me imagino el sabor... todo un acierto, vamos que merece la pena encender el horno para preparar esa estupenda masa sablé (que seguro se funde en la boca) y ya con los pistachos y la nectarina, sin duda, mi fruta favorita del verano... de 10!!! Me muero por meterme aunque sea solo un trocito de esa exquisitez en la boca!! Besos guapa, como siempre, cada miércoles merendamos de mil maravillas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Pilar!! A mi también me encanta la nectarina, pero bueno, la nectarina, las cerezas, el melocotón, el kiwi...vamos, que me gustan todas las frutas, ja, ja. Y lo que más me gusta del verano, es precisamente la variedad de frutas que hay. Todas muy ricas y además, podemos hacer tartas con ellas sin cambiar su estado, fruta fresca y crema pastelera, una estupenda combinación. Besitos.

      Eliminar
  2. Hola Isabel!! Ya me estaba preocupando de no verte ayer pero ya me quedo tranquila sabiendo que estabas de fiesta jeje! Espero que lo hayas pasado genial 😄
    Te voy a decir un secreto pero no entiendo la historia de no encender el horno en verano jaja! No es que sea una lumbre y calienta toda la casa, yo por mucho que me ponga delante del horno no desprende calor, por suerte se queda dentro no?! Jajaja!! En fin, será psicológico... A mi ya te digo (y sabes) que no me da pereza ninguna y menos si es para hacer ese pedazo de tarta tan rica que nos presentas hoy! Además de buena es muy bonita: lo has clavado con el nombre! Llevo unos días pensando hacer una tarta de ese tipo pero ves, a mi lo que me da más pereza es eso, que con ese calor se me hace cuesta arriba hacer masa y todo... Me apaño mejor con un Clafoutis o una tarta de queso, mezclar todo y al horno en un segundo jeje!
    Oye una duda (muy tonta), los garbanzos después del horneado me imagino que ya no valdrán para el cocido verdad? Pero puedes volver a usarlos más para las masas o hay que usar nuevos siempre?
    Un besazo guapísima y me llevo mi trocito que no me resisto!!! 😍😘😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Marina!! Por suerte las fiestas ya acabaron ayer, llevábamos desde la semana pasada con las fiestas y ya estaba un poco agotada. En otros sitios el día después del día grande, hacen fiesta también, pero aquí acaba justo el mismo día, así que hoy a descansar, ni fiestas ni trabajar, dedicado todo el tiempo al blog.
      Pues los garbanzos una vez horneados ya no sirven para el cocido. Yo los guardo en un bote, una vez fríos, y me sirven para otro horneado. Estos de la foto, los tengo desde hace casi seis años, además, les tengo hasta cariño, pues me los dio mi madre, pues eran muy buenos y gordos. Los horneé la primera vez que hice una de estas masas que necesitan peso en mi nueva casa para así conservarlos hasta que duren y cada vez que los utilizo me acuerdo de mi madre. Está claro que dentro de poco los tendré que desechar porque ya estarán muy negros, pero me ha encantado tenerlos conmigo todo este tiempo, si me los hubiera comido en el cocido, ya no existirían, hice bien en conservarlos de esta manera.
      Espero haberte aclarado la duda. Besitos.

      Eliminar
  3. Pues fíjate que la primera parte de la tarta, es decir la masa sablé más la crema pastelera, sí que la hago, o la hacía, pero la cubro con otras frutas. Cuando la he visto no me lo podía creer porque claro, la tuya en nada se parece a la que yo hago, ni en vistosidad, ni en frescura, ni en presencia, ni en nada. Lo que es tener práctica y mano izquierda con la repostería, también con la cámara, que todo suma. Voy a apuntarme una vez más todos esos pasos que tan bien explicas y yo tan poco hago, para ver si le voy cogiendo el tranquillo a estas maravillas dulces que prepararas. Ah y ahora mismo voy a ver el blog de tu amiga.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Lola!! La verdad que esto no deja de ser la típica tarta de crema pastelera y que luego lleva fruta, lo único nuevo es que le he hecho una masa sablé, en vez de la quebrada que suelen llevar estas tartas. Le he hecho una crema pastelera sencilla y que la he espolvoreado de pistachos, con lo que el sabor cambia bastante, así que por lo demás, es una tarta de las de siempre. Un poco ordenada la fruta, y lista. Besitos.

      Eliminar
  4. Hola Isabel!! Que lujo de tarta me encanta.
    Sabes yo llevo muy mal la calor de estos días estoy hasta algo iritable, mira que cada año ocurre igual pero me cuesta muchísimo adaptarme a la calor, que le voy a hacer!!
    Que envidia me da que por ahí aún no aprete la calor, en fin me adaptarme pero me cuesta horrores.
    En cuanto el horno ya sabes que no me da pereza ponerlo, lo uso muchisimo, pero tengo que confesarte que hoy no lo voy a poner, hoy no ya mañana que tengo que hacerle una tarta a mi primo.
    Ahora mismo me comería un trocito de tu tarta bien fresquita te ha quedado riquisima y nada mejor que con fruta de temporada como son las nectarinas.
    Un besazo feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Raquel!! Por aquí también está apretando el calor esta semana, y si no que se lo pregunten a mi marido que no sabe ya donde meterse, ja, ja. Por suerte, mi casa es fresquita, y en mi cocina se está de maravilla, tanto en invierno como en verano, pero también, llega un momento, que en la casa hace calor, aunque aún nos falta para llegar a ese punto, de momento, dentro de casa se aguanta bien.
      A ver si vemos esa tarta para tu primo, seguro que maravillosa. Besitos.

      Eliminar
  5. Hola Isabel!! Que lujo de tarta me encanta.
    Sabes yo llevo muy mal la calor de estos días estoy hasta algo iritable, mira que cada año ocurre igual pero me cuesta muchísimo adaptarme a la calor, que le voy a hacer!!
    Que envidia me da que por ahí aún no aprete la calor, en fin me adaptarme pero me cuesta horrores.
    En cuanto el horno ya sabes que no me da pereza ponerlo, lo uso muchisimo, pero tengo que confesarte que hoy no lo voy a poner, hoy no ya mañana que tengo que hacerle una tarta a mi primo.
    Ahora mismo me comería un trocito de tu tarta bien fresquita te ha quedado riquisima y nada mejor que con fruta de temporada como son las nectarinas.
    Un besazo feliz semana

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Isabel!

    Ya decía yo que estos días te veía menos (o eso me parecía) por estos lares ¡si es que estabas de fiesta! tengo la cabeza tan al revés que no he sido capaz de sumar dos más dos y acordarme de san Antonio... Mejor lo dejamos que entre el calor y las declaraciones de la renta (más algunos asuntos laborales diversos) no voy pie con bola...

    Lo que no se me ha escapado es esta maravillosa tarta ¡qué vistosa! ¡y qué rica! Además con la posibilidad de evitarnos el horneado con una base de galletas ¡si es que lo tiene todo!

    Estoy cayendo en la cuenta de que casi nunca utilizo fruta fresca en las tartas, casi siempre la horneo sobre todo para que aguante más y es que al ser sólo dos en casa es complicado acabarla antes de que la fruta se mustie aunque si por mi marido fuera daba buena cuenta de ella solito de una sentada.

    A mí aunque haga calor encender el horno no me acaba de dar pereza. Sí que es cierto que a veces planifico para encenderlo y hacer varias cosas el mismo día, pero fuera de eso casi todas las semanas lo pongo. Las hidroeléctricas tendrían que darme parte de sus acciones


    En fin, espero que disfrutes mucho lo que queda de semana ¡Besos mil!

    PD Voy corriendo a conocer el blog de tu amiga

    ResponderEliminar
  7. Hola Isabel¡¡
    Que suerte la tuya que no sientas el calor, si yo tuviese que dormir con manga larga me habría ahogado ya, estas temperaturas para mi son fatales, doy dinero por no salir a la calle, lo paso fatal.
    Ahora mismo me consolare viendo tu tarta que tiene una pinta de lo más deliciosa, no se porque las tartas de fruta fresca resultan de lo más apetecibles, supongo que sera por ese color vivo de la fruta y porque esas tartas no resultan tan pesadas a la hora de comerlas, me ha encantado, tiene que estar muy rica.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Isabel! Nosotras somos como tú, más de invierno que de verano, porque además aquí en Sevilla el verano es un infierno... Pero la verdad es que, aunque ya no apetezca encender el horno en casa, a todo el mundo nos gusta disfrutar de un trocito de una rica tarta, y este tipo de tartas son una buena opción también en verano porque la masa se hornea rápido y con el relleno en frío, son muy fresquitas! Un besazo!!

    ResponderEliminar
  9. Genial con la crema y tiene un aspecto delicioso con la fruta. Es una pasada de presentación. A qui no hay problema de calor Isabel tenemos ahora 18° yo quisiera más calor. Voy a tener que cambiar para el sur.. Lo dicho tu tarta me encanta. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Has hecho una tarta preciosa y por supuesto riquísima que tiene que estar. Lo más fácil es que nos queden pocos días de hornear de continuo, por las temperaturas que nos aguardan aunque es difícil desentenderse del horno, los que somos de natural cocinillas, es una herramienta indispensable. Puede ser que algún día inventen hornos que emitan fresco en lugar de calor, ideados para el verano :) Me encanta tu tarta, que lo sepas. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa, menuda tarta nos traes hoy, es un auténtico 🌞. Los tres pasos muy bien explicados, la sable, la crema y la cobertura. Es preciosa y debe estar buenísima. Además, la nectarina no es una fruta muy utilizada, por eso es una tarta muy original. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Mi querida Isabel, un placer ver recetas como esta tarta, dime si no es una delicia!!!, el año pasado en la época de nectarinas por acá hice una tartaleta que me recuerda mucho esta, resulta fresca y con los pistachos toda una delicia. En lo de frioleras, soy igual (la cosa es que en invierno que ahora estamos pasando una semana fría, en las noches es cuando más se siente porque se baja la temperatura a unos 11ºC vamos a ver hasta cuanto baja, el año pasado llegamos a 4ºC. Me pasa como a ti el verano, llega un punto de sofoco tal, que no hay nada que nos refresque, me reí mucho cuando hablas de los litros de agua que te bebes, jajajajja pero ni modos, hay que hidratar ese cuerpito. Me llevo un trocito de este rico sol de nectarinas. El blog de Noelia siempre me sorprende ;), Como siempre feliz de pasarme por tu rica cocina y por mí feliz de ver cosas de horno, que por acá estoy en la mejor época para hornear y al igual que tu ni en verano dejo descansar a mi mejor amigo "el horno".
    Te mando un beso grande!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Isabel. Espero y deseo que hayas pasado unas estupendas fiestas aunque creo que con calor pero me da la impresión de que lo aguantas muy bien jj. Además sé que por esa zona el calor se hace notar ya que en alguna ocasión allá por el mes de julio tuve que pasar unos cuantos días cerca de ahí.
    Y veo que lo aguantas porque todavía llevas manga larga, duermes tapada y encima pones el horno jj, ahí es nada jj. Yo casi hago como tú salvo en que no llevo manga larga que ya es algo. Lo cierto es que por aquí el calor está apretando aunque no tanto como por otros sitios.
    Pero tú quieres que mitiguemos los efectos del calor aunque para ello tengamos que sufrirlos un poco encendiendo el horno para preparar esta deliciosa tarta.
    Tarta que comienza con una delicada masa sablé que sirve para acoger a una crema exquisita cubierta con un fruto seco que me encanta como es el pistacho y finalizando con esa cobertura tan perfectamente colocada con una fruta que ahora está en su apogeo y que es una de las que más me gustan.
    Resumiendo, una tarta preciosa, exquisita y tentadora que solo las estupendas cocineras pueden preparar para deleite del resto. De rechupete. Ahora, aunque es algo tarde, no me importaría saborear y disfrutar de un gran trozo de esta maravilla. Tiene que estar fabulosa.
    Que no pases mucho calor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. A mí no me importa encender el horno en verano. Total, lo enciendes y ahí lo dejas, aunque vayas controlando a ratos.
    Tu tarta me ha parecido fantástica... y además queda súper vistosa.
    besos

    ResponderEliminar
  15. Isabel, ¡qué bonita tarta! Preciosa y las fotografías igualmente. No soporto el calor, me sienta mal ese sofoco todo el día, aunque increíblemente no me importa aunque hagan muchos, muchos grados, encender el horno. No me da calor. Te diré que esta base la hago muchas veces y sin almendras es la conocida masa italiana, pasta frolla, es una delicia. Esa crema pastelera con esta sablé que has hecho debe ser una gozada. Estoy my pensando que esta receta podría valer para cualquier fruta de temporada. Vamos, encima de bonita y sana, versátil, ¿qué más podemos pedir?. Muchos besos y feliz comienzo del finde

    ResponderEliminar
  16. Me encanta tu tarta Isabel, ademas en este tiempo quuien no se deleita con un gran dulce como el tuyo. feliz semana

    ResponderEliminar
  17. Hola Isabel! que bonita te ha quedado esa tarta! el aspecto es apetecible hasta para los que no les gusta mucho la fruta! y esa capa de pistachos por el medio...uhmmm!! Me parece una delicia!!
    A lo que dices del calor... que suerte ser friolera, porque en esta tierra es que te asas literalmente, anoche mismo fue una noche de campeonato, de taparse nada de nada,si no de dormir sudando, cosa que odio, porque yo duermo 6 horitas, no más, pero de tirón o soy una piltrafa al levantarme.
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  18. Me gusta cocinar con productos de temporada, y esta tarta es todo un regalo para los ojos y el paladar. Muy rica receta, un beset

    ResponderEliminar
  19. Seems really delicious <3
    Wish you a nice day!
    Kisses
    Dili
    New post: http://www.milanotime.net/rosegal-off-the-shoulder-floral-romper/


    ResponderEliminar
  20. Que tarta más rica Isabel, pero la tendré que probar con otra fruta. La nectarina, al igual que los melocotones, me da mucha dentera tocarla y sólo la como si alguien me la pela. Y ahora viviendo sola lo veo complicado jajajajaja
    A mi tampoco me gusta mucho el calor. En Vitoria el calor que está haciendo estos días es bastante aguantable y como a la noche baja bastante la temperatura yo sigo durmiendo tapada. Además la tienda como está en el casco antiguo y una pared da a la muralla hace bastante fresqui así que no tengo que soportar mucho calor jajajaja
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  21. ¡Menuda tarta Isabel! Tiene que estar de muerte, ojalá pudiera comerme un trocito ahora.

    Aquí en Madrid estamos muertos de calor, aunque de momento me he resistido a darle vacaciones la horno, pero no sé yo cuánto aguantaré. A mí antes me gustaba mucho el verano pero la verdad es que ahora me agobio mucho con tanto calor, las noches son horribles.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  22. Hola!! Menuda tarta que nos traes tan bonita!! Estoy por ir a comprar nectarinas, ya las estoy viendo en la fruteria, desde hace poco. Y es que están tan buenas.... Yo tampoco doy tregua al horno, ayer hice pan, jeje. Bueno pues me quedo con tu tarta que está preciosa y buenísima, besos :)

    ResponderEliminar
  23. Isabel ¡¡qué calor!! Acabo de llegar de pasar dos días en la playa, y estaba en la gloria, pero Sevilla es un infierno, yo a estas horas ya tengo todo regado y bien fresquito con los toldos echados, las ventanas entreabiertas y las persianas a medio echar, las de las habitaciones cerradas a cal y canto, y el aire acondicionado en marcha desde las doce de la mañana, he hecho nada más llegar un gazpacho que tengo en el frigo y quizá me aventure a cocinar un plato de pasta de primero, pero hasta aquí puedo llegar.
    Es terrible y encender el horno para mí es un martirio, así que me comeré las nectarinas bien fresquitas, mientras sueño con tu preciosa tarta, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola Isabel! aquí te escribo desde la extensión del Sahara, casi a oscuras para evitar en la medida de lo posible que entre la flama por la ventana y con la jarra fresquita de gazpacho al lado que quieras que no, algo de refresco aporta, ¡anda que no nos queda ná para el otoño! De momento, tampoco dejo descansar al horno, en verdad, no para nunca que estamos en casa. De lo que no pararía, es de darle bocados a esta delicia de tarta, qué bonita te ha quedado y tan veraniega como las nectarinas, ¡enhorabuena por esta delicia!
    Besitos y feliz día

    ResponderEliminar
  25. Isabel, me super encanta la presentación de esta tarta, todos los ingredientes me gustan y con la fruta fresca, divinura total!
    Como vengo de países donde tenemos calor todo el año, no me molesta encender el horno para preparar algo, de cualquier modo, tampoco creo que la cosa sea para tanto, porque el horno no estará encendido todo el día, sino por alguna hora o un poquito mas...tampoco seremos nosotros quienes estemos metidos dentro de él cual sauna, jaja y además tampoco lo enciendo cada día no importa si llueve o hace calor.
    Coincido contigo que cada vez el calor se pone muy pesado, no importa en que lugar estés, cosas del calentamiento global que algunos trasnochados por ahí se empecinan en negar y decir que son cuentos de camino. El calor muy fuerte realmente agota, es como si has hecho un gran esfuerzo, no importa si lo que hiciste fue caminar un par de cuadras...
    En fin, me llevo un pellizquito de tarta porque a estas horas sólo migas te quedarán, jaja.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  26. Un sol precioso y muy ricas las nectarinas :-))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  27. Hola Isabel!! Que tarta mas bonita y que apetecible, con la masa sable queda estupenda y te ha quedado espectacular,yo las.hago pequeñas y a si no se pone la fruta fea
    Besitos

    ResponderEliminar
  28. Hola Isabel!! pues yo sigo encendiendo el horno, pues lo pones y te olvidas de la comida, minetras podemos apartarnos a un sitio más fresco. Precisamente hoy lo he encendido. Y sigo haciendo el pan... pero a lo que vamos ahora, es a disfrutar de tu tarta, con esas nectarinas en plena temporada que darán una sabor delicioso a la tarta. EN fi, que sigamos disfrutando de estas maravillas con calor que merece la pena. Un beso!!

    ResponderEliminar
  29. Isabel, me encanta, me encanta, me encanta!! Soy una adicta a la fruta de verano, y los melocotones y nectarinas de mis favoritos, así que esta tarta con su sabor perfecto y encima con crema es simplemente genial!! Yo en el último post he encendido el horno, porque el horno siempre da grandes placeres, pero este tipo de tartas frías ahora son lo más de lo más, sientan genial al cuerpo y al alma ;) Besitos desde Noly's Sweet Box

    ResponderEliminar
  30. Es preciosa Isabel... parece un sol o un girasol... la verdad que a mi las nectarinas me encantan y hacer con ellas recetas también, porque tienen un sabor espectacular... y esta tarta con los pistachos y demás... tiene que ser una gozada y no me importaría encender el horno para hacerla... aunque yo si tengo calor jajaja... no me despego del aire acondicionado de casa... jajaja... Que pases una dulce semana Isabel!! Un beso

    ResponderEliminar
  31. Estos días tengo que preparar algo dulce, aunque con este calor prefiero comprar algún pastelito en vez de hacer, pero creo que intentaré hacer esta que no se ve muy difícil de hacer! Feliz jueves Isabel! 😘😘😘

    ResponderEliminar
  32. Eres un sol, Isabel ¡tú y la tarta! qué detalle hornear esta ricura con el calor que está haciendo... Las nectarinas me gustan mucho y la base con el añadido de almendras, la crema, los pistachos ¡más bueno no puede ser, aparte de bonito, claro!
    Un besote!! (y que no te de un soponcio con el pijama de manga larga! )

    ResponderEliminar
  33. These look delicious!! The food you make is always incredible, you always make me super hungry and jealous!

    Amy;
    Little Moon Elephant

    ResponderEliminar
  34. Hola Isabel!! Me has dejado alucinada con lo de la manta y la manga larga, aunque seguramente por alli refresque por las noches y no sabes la envidia que me das. En Madrid estamos achicharrados, hoy hemos llegado a los 41°, asi que no se que nos esperara en agosto.
    La tarta tiene una pinta deliciosa con esa mezcla de crema, pistachos y nectarina, aunque me da un poco de pereza encender el horno.
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  35. Muchas gracias por tu comentario en mi blog! Feliz fin de semana guapa! 😘😘😘

    ResponderEliminar
  36. Hola Isabel yo soy de las que aunque me muera de calor enciendo el horno jjajajj y viendo tu tarta mas todavía y lo bueno es que se ve muy refrescante con la fruta es un final de comida de diez me encanta

    ResponderEliminar
  37. Una tarta deliciosa, te ha quedado espectacular, que rica, yo soy si hay que encender el horno se enciende, de igual forma se pasa calor con los fogones en la cocina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Me encantan las nectarinas, seguro que esta muy rica la combinación! Feliz domingo! 👌👌👌

    ResponderEliminar
  39. Hola guapísima !!!
    Vengo tarde pero llego, el otro día vi tu tarta pero iba con prisas y merecía volver y comentar a gusto. Pues verás, por aquí no tenemos esas calores tan extremas, y lo cierto es que se agradec. Y mi madre es como tú, friolera de narices. Tanto que hasta en el mes de Agosto, te dice que le acerques una mantita para estar en la terraza jajaja, yo soy todo lo contrario, calurosa hasta decir basta.
    Pues tu tarta me parece una delicia y un acierto. Me llevo anotado el añadirle almendras molidas a la base, le tiene que quedar riquísima. Y vistosa y rica a partes iguales mi querida Isabe. Es cierto que hay personas que no soportan las frutas horneadas, y a mí cada vez me gustan más. Todavía no he comido nectarinas este año, estoy en fase cerezas todavía jajaja
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  40. Isa lo siento!! No tengo perdón, tu dedicándome una tarta que está para chuparse los dedos y yo aún sin leerla... y es que he estado ausente. Ya sabes que todos los veranos me quejo de no tener vacaciones y poder disfrutar de la playa... pues estas últimas dos semanas el agua y la arena me van a salir por las orejas. Primero la visita a mi hermana en Tarifa y esta semana pasada una escapada de varios días a una playa de Huelva donde pasé casi todas mis vacaciones de la infancia y donde unas amigas (dos hermanas) se acaban de comprar un piso y yo a estrenarlo. Esta semana por mucho que el calor apriete voy a hornear un dulce o dos, jeje. Y es que tengo ganas de repetir los pastelitos que hice para la fiesta de confirmación de una prima el mes pasado y a los que no le hive ni una mala foto y ya de camino una tarta que he visto hoy... ¿donde era? Jajaja, una preciosa y deliciosa tarta que una amiga virtual me ha dedicado y yo me muero por probar, aunque mi árbol ya está podado y no habrá nectarinas hasta la próxima primavera pienso ir a comprar unas cuantas para poder hacerla. Muchas gracias por el detalle!! Un besazo.

    ResponderEliminar
  41. Gracias por pasarte por mi blog!!!Que tengas una buena semana!!!

    ResponderEliminar
  42. MAÑANA LA PONGO EN PRACTICA, SE VE Y LEE RIQUÍSIMA, GRACIAS.
    ABRAZO

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!