domingo, 22 de diciembre de 2013

VINO DULCE


Tenía curiosidad por saber de dónde provenía esta receta, y buscando en internet no encontré ninguna que se le pareciera, pues hay un vino dulce casero, pero es con nueces y no se cocina, y luego está el especiado, que sí se cocina, pero se sirve caliente. Pues bien, esta receta, no es ninguna de las dos mencionadas, pues éste se cocina, pero se sirve muy, muy frío.



Esta es una receta de mi madre, ella nos lo hacía siempre por navidad. Y ahora yo también la hago, y estoy impaciente para, después de cenar, sacar dos copitas y brindar con este delicioso vino. Tengo que decir, que a mi no me gusta nada el alcohol, ¡ni el vino!, pero, sin embargo, éste me encanta. También es ideal para acompañar con los dulces navideños, o para agasajar a las visitas. Lo que no entiendo, es porqué sólo lo hacemos para navidad, pues no estaría nada mal durante todo el año.
Para mí esta receta es muy, muy especial, pues como he dicho antes, es una receta de mi mamá, y hoy precisamente, hace dos años que se fue al cielo.


Habéis pensado alguna vez si hubierais preferido saber con antemano que un familiar querido se os va, o que fuera algo repentino?. Sinceramente, no sé que es mejor, pero yo tuve tiempo de despedirme de ella y de saber que todo lo que hacíamos, probablemente fuera la última vez.
Yo descubrí, como era mi madre realmente, cuando le diagnosticaron un cáncer de páncreas. Nunca antes me había dado cuenta de su entereza, ni su bondad y amor infinito hacia los demás, antes de eso yo sólo miraba hacia mí misma, hacia mis cosas y mis simples problemas. A partir de ahí, me dio una gran lección de vida.


Durante casi seis años de quimios, radios, y viajes agotadores a Cuenca, (hacíamos más de 170 Km día cada vez que tenía consulta), nunca la oí quejarse. Al acabar sus sesiones, íbamos de compras al centro comercial, casi siempre le caía alguna ropa nueva, como si la vida para ella tuviera un mañana, y ese día comíamos siempre fuera. Al llegar por la tarde a casa, ya cansadas de tanto trajín, cogía su cartera y partía para la escuela de adultos, lloviera o hiciera un aire de mil demonios. Para ella sus cosas eran lo primero, y lo último de la lista, su enfermedad. El día antes que su cuerpo dijera basta, salió a comprar algunos regalos para reyes, encargó la carne para el asado de navidad, y nos hizo este vino dulce. Al día siguiente la hospitalizamos de urgencia, y ya no volvió nunca más a casa. El día antes de nochebuena acompañamos su cuerpo al cementerio, porque su alma tiene que estar en un lugar privilegiado para las buenas personas, y el día de navidad nos juntamos todos como siempre, hicimos el menú de siempre, comimos la carne que ella nos había encargado, y bebimos su último vino dulce, que nos supo al mejor vino dulce que nunca antes habíamos probado.
FELIZ NAVIDAD.




INGREDIENTES:              DIFICULTAD: Muy Fácil

-4 vasos de vino tinto de buena calidad
-3 vasos de agua
-2 vasos de azúcar
-1 rama de canela

1. Poner en una olla el vino, el agua, el azúcar y la rama de canela partida a lo largo. Poner al fuego a fuego
    medio. Cuando la olla esté caliente, bajar el fuego  y remover con una cuchara para disolver el azúcar.
    Cocer 45 min. sin que el vino llegue a hervir. Remover de vez en cuando. Si es necesario dejar el fuego
    muy bajo.


2. Apartar del fuego y dejar que se enfríe en el mismo recipiente que hemos usado para cocerlo. Tapar.
    Cuando esté totalmente frío, colar y con ayuda de un embudo, embotellar. Tapar bien y guardar en el
    frigorífico. Os durará varias semanas. Servir muy frío.


NOTA:
Os aconsejo utilizar un vino de buena calidad.
Como las botellas de vino son de 750 ml os dará para tres vasos de vino y otro con algo más de la mitad, si no queréis abrir otra botella para completar el cuarto vaso, añadir de agua, dos vasos, y el tercero también con algo más de la mitad. De azúcar sería, un vaso y otro con algo más de la mitad igualmente.
Aunque el alcohol del vino ha evaporado en parte al cocer, sigue siendo una bebida alcohólica, pues sigue quedando alcohol en él, así que aunque lo notemos más flojo y dulzón, sigue siendo una bebida no apta para niños y  personas que no puedan beber bebidas alcohólicas.

11 comentarios:

  1. Tu mami desde el cielo seguro que está encantada de que sigas haciendo "su vino dulce" para Navidad.
    Te diré que me ha conmovido tu post ya que por desgracia yo también perdí a la mía por esta enfermedad.
    Isabel, tienes un Ángel de la guarda que te protege y te cuida además de darte "ricas recetas".
    Feliz Navidad guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las madres son los pilares de una casa, cuando este pilar falla, todo se va desmoronando poco a poco a nuestro alrededor. Siento que tú hayas tenido que pasar por lo mismo. Está claro, que la vida sigue, y que a ellas les gustaría que siempre fuéramos felices, pero se les hecha tanto de menos...
      Gracias por tus palabras. Besitos. Feliz Navidad.

      Eliminar
  2. Isabel, yo entraba aquí para desearte una Feliz Navidad pero me acabo de emocionar con tu relato; yo siempre digo que cuando un ser querido se nos va, necesito y quiero hablar de él, recordando sus cosas... es la única manera que conozco de mantenerlo entre nosotros. Estoy segura de que a tu madre le habría encantado tu relato...
    Te deseo una Feliz Navidad y sobre todo un muy buen año. cargadito de cosas buenas!!!

    Un beso enorme,
    Marta ("Sweet & Home la Vida es Dulce")

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta!!! Muchas gracias por tus palabras, pero en verdad llevamos unos días un poco "raros", pero supongo que está dentro de la normalidad. Gracias, y Feliz Navidad para ti también.

      Eliminar
  3. Isabel, espero que esta navidad convierta cada deseo en flor, cada dolor en estrella, cada lágrima en sonrisa y cada corazón en dulce morada. Feliz Navidad!!!!
    Abrazos!
    NB: que maravillosa receta del vino dulce!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nancy!!! Muchas gracias por estas palabras tan bellas!!! Feliz Navidad.

      Eliminar
  4. Hola cariñet precioso post hecho con mucho cariño y seguro que estaria orgullosa de ti un besito y feliz navidad

    ResponderEliminar
  5. Un post precioso, estoy segura que ella desde el cielo te cuida y estará en tu mesa el día de navidad.
    Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  6. Isabel como te entiendo, este año apesar de ser muy lindo para mi, tuvo su lado triste ya que se me adelantaron en el camino 3 familiares y una gran amiga, es duro pensar que en este navidad ya no estarán con nosotros, que debemos de continuar sin ellos a nuestro lado. Pero siempre están en nuestros corazones. Tienes un gran angel que te cuida y que siempre te acompaña.

    Con unas cuantas lágrimas en mis ojos, te deseo pases una excelente y feliz navidad!
    Mil besos!

    ResponderEliminar
  7. Isabel a pesar de todo es necesario seguir adelante, tu historia me ha hecho llorar, pues a mi aunque mis padres no me faltan aún, todos los días pienso en que tarde o temprano llegará el desenlace.
    Hace unos años también murió mi suegra, también de la misma enfermedad, ella era una persona fantástica y a pesar que ya hace muchos años, la seguimos añorando sobretodo en días como estos.

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!