miércoles, 6 de agosto de 2014

LUBINA CON SALSA DE COCO Y LIMA


Casi todo el mundo está deseando que lleguen estos meses veraniegos para disfrutar de una fantástica playa de aguas cristalinas, tumbarse al sol en una buena hamaca y notar como la brisa marina revolotea con nuestro pelo mientras nos dejamos relajar y sentir el placer de no hacer nada. Y es que todo eso suena fantástico.
Y como bien he dicho, digo casi, porque, hay una mínima parte de personas como yo (sí, reconozco que mínima), que ver una maravillosa playa está bien, pero para un rato, que le aburre muchísimo estar al sol (y como único fin ponerte roja como un cangrejo por mucha protección que lleves). Y luego está esa arena, que se te mete por todas partes, que aunque te duches, sigue apareciendo en los sitios más insospechados. Y eso sin hablar del agua salada, que sí, que es muy buena, con muchas propiedades, pero el escozor de ojos no te lo quita nadie... ya, ya sé que el cloro es casi peor.



Supongo que pensaréis que cómo es posible que no me gusten las playas. Bueno, pues me he criado entre un río y un pantano, no sé si eso tendrá algo que ver, pero lo cierto es que no me divierten. Así, que para compensar, os traigo un plato con una salsa exótica (para recordaros esas fantásticas playas paradisíacas). Un plato lleno de sabor y aroma. Es muy fácil de hacer, y seguro que podéis encontrar fácilmente todos los ingredientes en algún supermercado un poco grande.



INGREDIENTES:   4 personas   DIFICULTAD:   Fácil


-4 lubinas  (o lomos de lubina de unos 150-200 g cada uno)
Para la salsa se coco y lima:
-1 manojo de ajetes
-1 guindilla (opcional)
-400 ml de leche de coco
-1 ramita de cilantro
-1 ramita de albahaca
-3 cucharadas de salsa de soja
-el zumo y las ralladuras de 2 limas
-aceite de oliva virgen
Para la decoración: (opcional)
-coco fresco rallado
-jengibre fresco rallado


1. Pedir en la pescadería que quiten las raspas de la lubinas, aún así, habrá que repasarlas y quitar todas las raspas (si compramos lomos, nos evitaremos este paso). Reservar. Ahora, prepararemos la salsa de coco y lima y para ello, limpiaremos los ajetes y los trocemos.



2. Poner los ajetes troceados en una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva y rehogar, pero sin que lleguen a dorarse. Añadir la guindilla (opcional). Dar unas vueltas con una cuchara de madera.




3. Añadir la leche de coco y cocerlo hasta que espese un poco y removiendo de vez en cuando. Retirar del fuego y reservar.



4. Trocear las ramitas de albahaca y cilantro. Rallar las limas y exprimir su jugo.



5. Poner en el vaso de la batidora la salsa de coco con los ajetes, las ramas de cilantro y albahaca picadas, las ralladuras de lima, el zumo y las cucharadas de salsa de soja. Batir con la batidora hasta que todo quede bien triturado.




6. Colar la salsa (sólo vamos a utilizar la parte líquida).


7. Engrasar una fuente apta para horno con un poco de aceite. Poner la lubina y cubrir con la salsa. Hornear en horno precalentado durante 15-20 min. a 200º C. Si se desea servir con coco rallado fresco y con jengibre fresco rallado.



NOTA: Podéis hacer esta receta con otro tipo de pescado blanco, como rodaballo, merluza, panga, etc. La leche de coco la encontré en el Lidlt, mientras que la albahaca, el cilantro, el jengibre fresco y el coco, los encontré en el AlCampo. Si os sobra jengibre fresco, lo podéis cortar en varios trozos y congelar durante 3.4 meses. 




31 comentarios:

  1. Que rica y que maravilla de pescado ii con esa salsa esta para comerla, diferente y seguro que con mucho sabor será un delirio. A mi la playa me encanta y será porque las tenemos y muy buenas,estamos en plenas rias bajas y te invito a que las conozcas, supongo que luego cambiarias de opinión jeje..... por cierto has cambiado el blog un poco, o son alucinaciones mias???huy!! que mal estoy.....Besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Esther!! Ja, ja, el blog está igual. ¡¡Ya me gustaría a mi tenerlo tan bonito como el tuyo!! Pues conozco un poco las playas de las rías bajas, en concreto la de la Lanzada, y es cierto que es muy distinta a las de la costa valenciana (nada que ver, vamos), y es un lugar menos estresante y sin aglomeraciones. Pero fría, ¡¡un rato!! ja, ja. Besitos.

      Eliminar
  2. Hola guapetona;
    Que sepas que opino lo mismo que tú, ni soy de playas, ni de piscinas, ni de tomar el sol. Y conste que siempre he ido, hasta hace unos años me encantaba tostarme al solete, bañarme y poco me importaban las arenas que a día de hoy odio a cañón. Perooooooooooooooooo.....no sé si es la edad, o que me he vuelto más rara de lo que ya soy, pero el caso es que no las piso desde hace años. Prefiero un río, estar al fresquito y no preocuparme de arenas, del sol que quema y de no sé cuantas más historias. Eso si, agradezco el detalle de traernos esta lubina con esa salsa tan exótica, es un pescado que me gusta muchísimo y que tal y como la has preparado pienso probar porque se ve de cine.

    Besinesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Merchi!! ¡¡Ay, no me digas que es por la edad!! Je, je, el caso es que antes me disgustaba menos la playa que ahora, hasta puede que tengas razón. Lo bueno, es que ya no soy el único bicho raro, ¡¡bien!! Sabía que éramos pocos, pero que existíamos.
      Pues a mi también me encanta la lubina (bueno, el pescado, casi todo), y aunque mi forma preferida de comer los pescados es a la plancha, de vez en cuando, no está mal cambiar y hacerlo un poquito más elaborado. El resultado es siempre fantástico. Besitos.

      Eliminar
  3. Ni que decir tiene que la receta es muy, muy original y la presentación dan ganas de comer incluso a mi, que para mi decepción no me gusta nada el coco. Estoy segura que para aquellos que si disfruten del sabor de esta fruta, les encantará el plato y créeme, realmente esas fotos te trasladan a una playa paradisíaca.
    Al contrario que a ti, yo soy una amante de la playa, de la arena y el agua salada; pero sobre todo de las tumbonas, los paseos por la orilla al atardecer y los chiringuitos (como tonta, ¿verdad?). Como en las playas cercanas no creo que me vayan a servir un plato tan delicioso como el tuyo, prometo a pesar de no amar el coco, probarlo, como todo lo que haces. Un beso

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Noelia!! Pues, si a este plato no le pones el coco fresco rallado por encima, aunque le eches la leche de coco, te aseguro que no sabe nada a coco. Los sabores que más sobresalen son el de la guindilla (que por cierto a mi no me gusta) y los de la albahaca y el cilantro. Es un sabor muy peculiar y refrescante.
    Entiendo perfectamente que te guste la playa, si yo un día no lo paso mal, pero seguidos, ¡¡uff!! Sé que a la mayoría de la gente le encanta, así que ¡¡a disfrutarla!! Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Ma che originale , questa salsa Isabel!! molto particolare, voglio proprio rifarla! le tue ricette hanno sempre un certo non so che:))
    Buone vacanze e un grande bacio!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias Angela!! me alegra muchísimo que te gusten mis recetas. Besitos.

      Eliminar
  6. Que buena hoy vienes muy exotica en casaa esta salsa seguro que te la celebran a mi marido el coco y el.cilantro las limas les gusta mucho asi que la combinacion tiene que ser deliciosa ahhh y a mi la playa como q no me va mucho vivo en el campo y me encanta lo.de la arena lo llevo mal jejje bsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Nati!! Yo también prefiero el campo y su calor más suave. ¡¡Y las noches en el campo son fantásticas en verano!! Pues yo soy como tu marido, me encanta el coco, y desde que descubrí el sabor del cilantro, lo utilizo mucho. Besitos.

      Eliminar
  7. Isabel hay una cosa en la que no coincidimos, creo que hasta ahora es la única ¡la playa!

    Yo me he criado y sigo viviendo entre olivos. Esto es un secarral en verano, lejos de toda fuente de agua donde refrescarse, y además por motivos de alergia mi lugar ideal para vivir sería junto al mar, pero por el momento me tengo que conformar con seguir viviendo en la tierra del aceite de oliva.

    En cuanto a la receta ¡otra que me llevo! Me ha resultado bastante curiosa la salsa

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Cuca!! la verdad es que tu zona es un secarral pero de verdad. Ayer tuve que hacer (por desgracia) un viaje relámpago a Villacarrillo (me hice 650 km en el día entre ida y vuelta y fue agotador). ¡¡Y qué calor que pasé!! ¡¡Hasta yo eché de menos una playa!! je, je. Besitos.

      Eliminar
  8. A la playa voy a pasear por la orilla, lo de tostarme al sol no va conmigo por lo que te comprendo, jajja! con lo que me gusta la lubina y asi preparada tiene que estar de lujo, la pruebo si o si, biquiños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Viví!! Bueno, para ser justo, pasear por la playa (¡¡pero con poca gente!!) no está mal, pero lo de tostarse, ¡¡uff!! Besitos.

      Eliminar
  9. Vaya salsa rica,rica... Qué bueno que pongas estas recetas pues mucha gente me dice que el pescado es aburrido, que siempre es lo mismo... Nada de eso, se pueden hacer muchas cosas diferentes, tu receta es un buen ejemplo y me encanta. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Alicia!! Pues a mi me encanta el pescado, y no te creas, como más me gusta es a la plancha y ya, pero de vez en cuando está muy bien hacer algo un poco más elaborado. Besitos.

      Eliminar
  10. Hola Isabel, no sé si te interesan premios o ya lo has recibido pero te he dejado uno en mi blog. Puedes pasarte a ver y seguir con la cadena y si no al menos alguien que me lea descubrirá tu blog. Un besito guapa! ;)

    ResponderEliminar
  11. Isabel tiene una pinta espectacular este plato.
    Si quieres puedes publicar tus recetas en facebook en la pagina
    "La Cocina de Trini Altea y sus Amigas"

    https://www.facebook.com/groups/549152325206581/?fref=ts

    ResponderEliminar
  12. Que receta tan rica y veraniega!!! _Me la apunto, que en casa comemos lubina con asiduidad y nos encanta.

    Respecto a las playas, te invito a conocer las playas de las Islas Canarias, una maravilla!!

    Besos!
    http://bakelosophy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Es que vuestras playas son paradisíacas de verdad!! ¡¡Gracias por la visita!! Besitos.

      Eliminar
  13. ¡¡INCREÍBLE EL BLOG QUE TIENES!! ¿Cómo es posible que no lo hayamos conocido antes? Bueno, que sepas que nos convertimos en tus seguidor@s 74, y si andas por las redes sociales también te queremos tener cerquita. Tienes unas recetas maravillosas. Te animamos también a que visites nuestro blog, nos encantaría tenerte por allí también:

    http://recetasdeazucaryoregano.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola chicas!! ¡¡Muchísimas gracias!! Por supuesto que me paso a conocerlo. Besitos.

      Eliminar
  14. Que apetecible!!! El coco me fascina en toda sus variantes, me gusta tanto que hasta lo utilizo en toda una linea de perfume y aseo.
    Por otro lado, no quiero caer en el tópico pero yo soy del club anti sol, jajaja, tengo posibilidad de disfrutar de ella todo el año pues la tengo a tiro de piedra de casa, y es todo un poema verme ir a ella..ja, ja, ja, me cubro de factor 60 y me visto de los pies a la cabeza, pues soy la más blanca del planeta, jajaja y me quemo sólo con la brisa, yo disfruto mucho más en casa en mi piscina, y la playa la reservo para el otoño y primavera, cuando no hay nadie y da gusto pasear por la arena limpia y oír el sonido del mar en silencio.
    Una rica manera de comer pescado con un toque un poco diferente, gracias por la receta Isabel, un excelente trabajo como siempre, besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Concha!! Yo también soy una gran amante del coco, y de vez en cuando también uso cremas corporales con aroma de coco, ¡¡sobre todo en verano!!
      Pues por lo visto, la segunda persona más blanca soy yo, ja, ja. Y también me suelo tapar bastante, para no ponerme roja como un tomate. Pero no tengo la suerte de dar paseos en otoño por la playa sin gente, ¡¡eso sí que tiene que ser una pasada!! Besitos y ¡¡gracias por la visita y por tus comentarios!!

      Eliminar
  15. Estupenda ésta receta!! y muy bien explicada la ejecución. Tiene que estar riquísima ésta lubina, sin duda me apunto la receta porque estoy segura de que en casa va a gustar y mucho. Me quedo como seguidora para no perderme ninguna receta y me encantaría que te pasaras por mi blog a hacerme una visitilla.

    www.haubaigozo.blogspot.com

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Me alegro que te haya gustado!! ¡¡Gracias por hacerte seguidora y ahora mismo me voy a visitar tu blog!! Besitos.

      Eliminar
  16. Isabel, que buen pinta tiene esta lubina, umm.
    Me quedo por aqui curioseando por tu blog y te espero en el mio si gustas visitarlos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias Lolines!! Por supuesto que me voy a visitar el tuyo. Besitos.

      Eliminar
  17. Hola Isabel, pues a mí sí que me gusta la playa aunque este año no la he "catado" por motivos laborales, mi marido ha tenido un julio "a tope" y agosto también trabaja..., con lo cual..., creo que este año no la piso. Cuando voy, lo hago a primera hora, sobre las 9 y a las 11:30 cuando empieza a llegar todo el mundo, nos vamos. Siempre con sombrilla y protección aunque debo decirte que voy a nadar y luego ya me aburro.
    Justo hace 2 días compré un coco y estaba pensando qué hacer con él, y justo veo esta magnífica receta tan original. Imagino que el sabor del coco le dio un "toque" muy especial y exótico como bien dices.
    Sigue disfrutando del veranito. Un besote

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!