miércoles, 15 de enero de 2020

Dulce de Naranja



Todos conocemos el famoso dulce de membrillo, pero y ¿el dulce de naranja? Bueno, este no sé si existe o no, pero a partir de ahora va a existir, y aquí os lo presento. A mí me ha gustado el resultado. Bueno, le pondría una pega, pero es más bien estética. Utilicé varios restos de azúcar que tenía por ahí y utilicé blanco, de coco y panela. Por cierto, muy sobrevalorado el de coco, personalmente no me endulza casi nada, por lo que te tienes que echar el doble y consumimos más cantidad de azúcar, me da igual que se llame panela, de coco, sirope de ágave, de arce...todos son azúcar y ya sabemos que los azúcares, cuanto menos mejor. Pero claro, yo tengo un blog de casi todo dulce, y utilizo azúcar, ja, ja, ¡pero sólo una vez por semana!  Bueno, que ya me he ido por las ramas, la próxima vez, creo que lo haré sólo con azúcar blanco, para que me quede un color más clarito o anaranjado, bueno, o eso espero, que quede así. Si alguien se anima a hacerlo, que me cuente qué colorcito se queda con el azúcar blanco. 


Lo bueno que tiene este dulce (como el de membrillo) es que se conserva muy bien durante mucho tiempo, yo tengo aún en la nevera, y lo podéis utilizar igual que el dulce de membrillo, para canapés, con una tostada y queso fresco o para comerlo a cucharadas. 
Sé que es una receta que lleva su tiempo, pero los pasos no son difíciles y creo que os va a gustar. Además, es tiempo de naranjas, y ya sabéis, que si son valencianas, mucho mejor. 



INGREDIENTES: 10 personas  DIFICULTAD: Fácil  PREPARACIÓN: 30 min  COCCIÓN: 2 horas

-1 kg de naranjas
-750 gr de azúcar
-1 ramita de canela
-250 ml de té verde
-2 sobres de agar-agar (de 2 gr cada uno)

1. Con un pelador de verduras, pela las naranjas, al hacerlo con el pelador, te evitarás sacar la piel blanca de las naranjas, que son la parte que amarga y te quedará una piel más fina y sin parte blanca. Recoger todas las pieles de naranja en un bol y pela a lo vivo las naranjas para que no quede nada de parte blanca. 


2. Una vez bien peladas, trocea las naranjas en trozos no muy grandes.


3. Pon en una olla amplia el azúcar, las pieles de la naranja y la rama de canela. Cubre todo con un poco de agua (la justa para cubrir). 


4. Si tienes una cazuela para cocinar al vapor pon en ella los trozos de naranja y ponla encima de la olla donde teníamos el azúcar con las pieles. Si no tienes, puedes utilizar un colador y poner encima de la olla. Cubre con una tapa y si no te encaja bien, cubre también con dos paños de cocina. Cuece durante 30 minutos a fuego medio (si no tienes cesto para cocer al vapor, no pasa nada, pues saltarte el paso, pero al cocer al vapor, las naranjas va soltando zumo poco a poco y va impregnando el azúcar con el agua. 


5. Mientras se hace el almíbar de naranja, prepara el té. Para ello, hierve 250 ml de agua y pon unas pocas bolsitas de té a infusionar. Pasado un tiempo, retira las bolsitas. También puedes utilizar otro tipo de infusión, como la manzanilla. 


6. Retira el cesto de cocer al vapor con las naranjas y retira también con una espumadera las pieles de naranja donde teníamos cociéndose el almíbar de azúcar y agua, y la ramita de canela. Mete también todos los trozos de naranja que habíamos hecho al vapor. Cuece unos 40 minutos removiendo de vez en cuando. 


7. Pasado el tiempo, disuelve las dos bolsitas de aga-agar en un poco de agua y vierte en la olla. Remueve y cuece cinco minutos más. 


8. Retira del fuego y con cuidado de no quemarte, tritura los trozos más grandes de naranja que hayan quedado. 


9. Vierte el dulce de naranja en uno o varios moldes. Si son de silicona, le podrás dar la vuelta con facilidad. También puedes forrar los moldes con papel de horno o con papel film para desmoldarlos mejor. Deja que enfríen y guarda en la nevera hasta que cuajen. 


10. Para servir, desmolda con cuidado y decora con las pieles de naranja confitadas. 


NOTA: no tires las pieles de naranja que hemos cocido con el almíbar, estarán muy ricas y os aguantarán mucho tiempo si las guardáis en un bote hermético. Os pueden servir para otros postres y como sustitución de naranja rallada para los bizcochos. 
Podéis sustituir el té verde por otro tipo de infusión, como manzanilla, tila o la que más os guste. 
No es necesario cocer la naranja al vapor, pero soltará más zumo la naranja que si simplemente la cocemos todo junto. 


38 comentarios:

  1. Bu tarifi yapmayı deneyebilirim sanırım 😊

    ResponderEliminar
  2. Cuánto promete este dulce de naranja, solo o en compañía de otros, que lo mismo me da, cualquier receta con naranja tiene mis bendiciones de entrada porque nunca suelen decepcionarme. No lo he probado, pues es la primera vez que lo veo, ya me gustaría, se adivina que al meter la cuchara dentro de esa textura tiernecita nos devuelve un sabor buenísimo su carne. Mención aparte merecen las pieles confitadas, que aunque aquí acompañen al dulce, bien me las comería solas o con un postre o bizcocho. Nada de lo que has preparado tiene ni mijita de desperdicio, que aprovechada eres hija!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Lola!! Las pieles quedaron para chuparse los dedos, y mira que yo no soy mucho de piel de naranja confitada, prefiero otras frutas confitadas, pero quedaron muy bien, sin ningún amargor, me encantaron. Si te gustan los postres de con naranja, sin duda, este dulce de naranja, te encantará. Besitos.

      Eliminar
  3. Isabel, una delicia, es verdad que lo hay de muchas cosas, pero de naranja nunca lo había visto. Cuando he entrado he leído el título y he pensado que tenia también chocolate. Lo parece aunque ya me di cuenta después de que mi gula me dejara captar bien la imagen. Nunca he hecho dulce de nada y tengo ganas de uno que me encantaba y que en mi casa (de mis padres), nunca faltaba, el de batata muy típico en Argentina y que se lo traían a mis padres de ahí, ya he contado que mi madre no cocinaba nada y ahora menos, la pobre a veces quería hacer algo y era unas risas.
    Bueno, me encanta como se ve e imagino el sabor. Lo de tirar las pieles nada... no se tira nada, me encanta una rodaja para nuestros gintonics, así que guardadas quedarían.
    Muchos besos, bonita. Feliz media semana todavía hasta el finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Patty!! Yo también veo chocolate por todos lados, ja, ja. Bueno, como ha quedado bastante oscuro, creo que los restos de pellejos de la naranja, te han parecido chocolate. Es buena idea también, aunque quería que se pareciera más a la carne de membrillo.
      Qué rico el dulce de batata (boniato para mí) En Valencia es muy típico hacer dulce de boniato, no sé si se hará igual que el Argentina. Yo lo suelo hacer para las empanadillas de boniato, con una receta que me dio mi suegra que ya hacía ella cuando era joven en su casa. Es delicioso y cuando hago, lo hago en grandes cantidades, le hago el baño maría, y ahí tengo para varios años.
      Buena idea lo de las pieles de naranja para los gintonics, no había caído en esa utilización, ja, ja. Gracias por la idea. Besitos.

      Eliminar
  4. Hola Isabel, feliz año!!
    Yo aún no he empezado con el blog porque no me encuentro muy bien, estoy con una bronquitis y prefiero empezar cuando este totalmente recuperada.
    Pero es que he visto tu receta en facebook y me ha llamado muchísimo la atención, por cierto puedes patentar esa receta porque diría que no existía, o al menos nunca la he escuchado.
    Estoy segura de que me gustaría porque con naranja y Canela, seguro que me encanta!!
    Mira me comería un trocito ahora mismo.
    Hasta pronto un beso grande.

    ResponderEliminar
  5. Hola, el dulce membrillo no me falta cada año pero desde luego este dulce tan nuevo para mí , me ha encantado y sorprenddo. Se ve delicioso y todo un manjar. ¿ Me permites que me lo guarde? Seguro que sí y de camino me llevo un trocito para ir probando. Un beso de los grandes

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Isabel! No te puedes imaginar lo que me ha gustado la receta. Si tenemos dulce de membrillo y de manzana ¿por qué no de naranja? Da tanto juego en la cocina que este dulce va a tener muchas aplicaciones ¡a mí al menos me encanta!

    En cuanto al tema del color es lo que tiene aprovechar los restos de lo que tenemos en casa, y como bien dices, el azúcar azúcar es se llame como se llame y tenga el color que tenga. Bien es cierto que hay que ser consciente de que no se puede abusar de ella, pero de ahí a que ahora sea lo peor de lo peor... yo no estoy tan de acuerdo con los extremos, las modas ni las corrientes. En fin, es lo que nos toca afrontar.

    Si tardo no es que me olvide de ti, es que enero es un mes muy malo para mí con mucho trabajo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. Isabel, imaginaba al ver el color que lo habías hecho con azúcar moreno, o panela que sé que te encanta, además por propia experiencia sé que el añadirla a las mermeladas, etc, las vuelve muy oscuras, aunque luego el sabor sea maravilloso, precisamente en navidad hice con Pilar una de boniato y membrillo que nos quedó tan espesa que parecía dulce de membrillo, como lo que queríamos hacer era mermelada, acabamos añadiendo agua, y al final conseguimos corregirla con un resultado excelente, pero eso sí, la panela que le pusimos, acabó dominando el color.
    No conozco el dulce de naranja tal como lo presentas, como dice Raquel podrías patentarlo, si alguien no se te adelanta, porque aquí el que no corre, vuela, jajaja...
    Me ha gustado, quizá lo haga ahora que las naranjas del huerto de mi padre están en su mejor momento, pero lo haría con azúcar blanco, ya te contaré.
    Lo del té no sé si lo haces como aromático, pero ¿no domina mucho el sabor? ¿lo podría hacer con agua, para que solo sepa a naranja? y canela que eso sí que no pienso saltármelo, jajaja...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Concha!! Por supuesto, se puede hacer con agua sólo y saltarse la parte del té, añadiendo esa proporción más de agua. Yo le quería dar un poco de aroma distinto a la naranja, y de ahí que me dio por añadirle té verde. Si fuera té verde matcha, ya te digo que no se lo hubiera puesto, porque es cierto que es un sabor que predomina mucho, pero yo utilicé unas bolsitas de té verde de esas de marca blanca, y en la foto se ven muchas bolsitas macerando en el agua pero es que yo hice dos kilos de naranjas en vez de uno. Luego pensé, que para el blog, mejor reducir cantidades, aunque es cierto que aguanta mucho tiempo en la nevera, no es cuestión de hacer tanto, pero yo quería regalarlo a mis hermanos. Si no te dicen que lleva té, ni te enteras (mi marido ni se enteró hasta que se lo dije, porque no le gusta el té) y yo que lo sé, pues sabe a naranja, y al final, te queda un saborcillo a té pero que resulta rico. No sé, a mi me gustó. Los azúcares oscuros que usé, también le aportan su toquecillo de sabor, un poco acaramelado, pero sí me gustaría usar la próxima vez azúcar blanco a ver qué tono se queda. A canela, a pesar del palo, si que no sabe nada, pero las pieles, si que le da así un saborcillo muy rico y le sale un poquito la canela. Pero matizando mucho, ja, ja.
      Lo que no estaba era excesivamente dulce, es dulce, pero no es como el dulce de membrillo, que no me gusta, precisamente porque me resulta muy dulce y empalagoso, éste, entra mucho mejor. Besitos.

      Eliminar
  8. Hola Isabeel!!
    Que pintaza, nunca lo he probado y no sera por naranjas porque están estropeándose todas de tantas que hay, con el viento de estos días todas al suelo. Tiene que estar delicioso y con un sabor que ni te cuento. Me encanta el queso de cabra y ponerle encima algo dulce me rechifla y un trocito de este dulce sería ideal, me ha encantado:::Besss

    ResponderEliminar
  9. Hola isabel!! Que receta tan original, la verdad es que sólo había visto y hecho el dulce de membrillo pero este seguro que también está riquisimo y, como bien dices, es perfecto para acompañar múltiples platos. Muy buena opción para usar las naranjas tan ricas de temporada;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  10. Hola Isabel!! Ando un poco retrasada en los comentarios en los blog pero es que ha empezado el año con un catarrazo impresionante y estoy un poco como sin ganas pero vamos que espero que ya no tardaré en volver a publicar algo ,me ha encantado esta receta de dulce de naranja . no la conocía, creo que es que no la hay pero vamos la pinta es estupenda incluyas los azúcares que incluyas ,suelo hacer mermelada de naranja y este año espero poder aprovechar las de mi naranjo que es el tercer año que da ,aunque han salido un poco amargas, espero tener suerte este año ,aunque no puedo tomar azúcar, por un poquito no pasa nada y me ha encantado
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Hola Isabel!! Feliz año, bonita!! Me encanta tu propuesta de dulce de naranja. Es muy original y seguro que está delicioso!!! Como bien dices, y todos sabemos, el azúcar, azúcar es... tenga el color que tenga, lo único que las diferencia es si están más o menos refinadas o si tienen más o menos fibra, pero por lo demás, todas son azúcar. Cierto es que el azúcar de coco tiene menor índice glucémico, de ahí que endulza menos, pero yo la he utilizado para algunos postres y considero que no se justifica, pues es bastante cara.

    Este dulce me ha llamado mucho la atención y estoy tentada a prepararlo... pues mi padre me regaló varios kilos de naranjas, cuando he vuelto de Sevilla; ya sé que no son valencianas... pero son sevillanas y 100 % ecológicos y tienen un aroma, color y sabor inigulables... así que algo voy a hacer con ellas, ya verás.

    Besos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  12. Hola Isabel, qué bueno se ve tu dulce, a mi me gustan mucho de este tipo. Tu receta me recuerda otras dos, el manjar de naranja que tengo publicado en el blog y la jaleo de mangos verdes, un dulce también muy popular en Venezuela, éste último no lleva nada de espesante, sólo la pulpa del mango y azúcar y queda así como el tuyo o el de membrillo que se puede cortar y mucha gente lo consume con queso blanco y galletas tipo saltines (se hace igual con el bocadillo de guayaba).
    Con gusto pruebo tu dulce que con panela me gusta mucho más.
    Te doy un dato, las cascaritas también las puedes colocar en una botella, se agrega vodka o ron y se dejan macerar por varias semanas y ya tienes un licor para cócteles o para aromatizar bizcochos.
    Besos y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  13. Hola!!

    Ostras que bueno!!! a mí no me gusta el dulce de membrillo, se es raro que no le guste a alguien pero a mí no me acaba de agradar ese sabor. Sin embargo este de naranja sé que me va a encantar!!!

    Muchas gracias por la receta.

    Besosss

    ResponderEliminar
  14. Hola Isabel !
    Me priva hacer dulces de frutas como el dulce de manzana, de cerezas que está de escándalo,de pera, de plátano, de kiwi amarillo, pero fíjate que de naranja nunca se me ha ocurrido y debe estar super rico.
    Qué buena idea !
    Respecto a los azúcares , suelo hacerlo con panela porque nos gusta más , queda como más caramelizado o son manías mías tal vez. El de coco nunca lo he utilizado, pero no me llama la atención, como bien dices, al final todo son azúcares. En mi caso le pongo poca cantidad, cada vez voy reduciendo más , pues dependiendo de la fruta a utilizar ya le aporta bastante dulzor.
    Enfin que me ha encantado, podíamos hacer trueque ja ja.
    Un abrazo linda.

    ResponderEliminar
  15. Hola Isabel. Aunque no me prodigo mucho en preparar este tipo de dulces si tengo que decir que me gustan mucho. El de membrillo es uno de mis preferidos debe ser porque desde pequeño ya me gustaba. Solo he preparado en una ocasión crema de membrillo y de eso hace ya algún tiempo, casi en los albores del blog 😂😂.
    De naranja tampoco lo he hecho y por lo que te leo es algo laborioso aunque el resultado salta a la vista.
    No he probado el azúcar de coco, es toda una primicia para mí 😂😂 y es que solo utilizo dos clases de azúcar, la normal y en alguna ocasión azúcar de caña.
    Pero de lo que si estoy seguro es de que este dulce de naranja, siendo de una fruta que me gusta mucho, tiene que estar tentador. Me quedo con las ganas de probarlo pero las circunstancias mandan 😂😂.
    Espero que no estés pasando por ahí mucho frío, algo sí que pasarás ¿no?, bueno el normal en estas fechas. Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Me gusta el de membrillo y el de manzana, pero de naranja no lo he probado. Me parece riquísimo, y me imagino como tiene que saber de bueno... yo me lo llevo a pendientes para cuando pueda. Me encanta :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. This looks absolutely gorgeous! As always, I am deeply tempted to attempt what you have cooked, with my little skill in the kitchen. It looks delicious and I would love to try it someday.

    Have a good week! :)

    Amy x Wandering Everywhere

    ResponderEliminar
  18. Nunca había visto este dulce, es muy curioso que viviendo en zona de naranjas nunca se me haya ocurrido, es muy original. besos Isabel.

    ResponderEliminar
  19. That looks so nice!

    x Natalie
    Lucy and the Runaways - Blog and Instagram

    ResponderEliminar
  20. Se ve riquísimo ! No lo he visto antes pero se ve estupendo , que buena idea ! 🧡🧡🧡🍊🍊🍊 Feliz fin de semana! 🤗🤗🤗

    ResponderEliminar
  21. Hola! que rico tiene que estar! lo vimos en tu Instagram y nos llamó la atención un montón! besis

    ResponderEliminar
  22. Feliz 2020 lo primero Isabel,ya estamos de vuelta después del paréntesis de las Navidades,mi viaje a Segovia y el enfriamiento gordo todos en casa desde antes de reyes.....por lo que no he cogido el blog para nada,hasta el jueves que ya me encontré con tiempo y ganas......este membrillo es un regalo de reyes,me llevo la idea y un trocito para ir abriendo boca¡¡¡¡
    Muchos besitos preciosa¡¡

    ResponderEliminar
  23. Hola Isabel, que postre tan original y a la vez tradicional por el hecho de hacerlo con naranjas en esta época y en tu tierra. Me ha fascinado. Lo encuentro muy acertado. Además, con lo bien que explicas tu paso a paso parce muy fácil. A mi me ha gustado mucho el colorcito que has conseguido, y muy original mezclar varios azúcares. 🍊🍊🍊🍊😘

    ResponderEliminar
  24. Isabel, seguro que tu dulce de naranja es todo un éxito! no fallará ya que les has agregado agar agar como gelificante, además con el agregado de tés saborizados a gusto se podrán lograr dulces con sabores diferentes.¡ un gran hallazgo!

    ResponderEliminar
  25. Hola guapa !!! vengo encantada a tu cocina viendo esa maravilla,con naranja creo que me gustará más que con membrillo, eso hay que probarlo yaaaa!!!!con tu permiso me quedo por aquí,,,nos vamos viendo.

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola Isabel! La cosa va de naranjas esta semana jajaa...Pues la verdad que me ha sorprendido mucho este postre... lo he visto con otra fruta, pero no me suena el dulce de naranja y lo de las bolsas de té... ya me ha dejado con mucha intriga... esto tengo que hacerlo!! Eso sí... lo haré con azúcar blanca... asi nos enteramos del color que queda... jajaa... Aunque también... entre la panela y el té... por eso salió más oscuro... anda... yo lo haré con manzanilla... si no sale más rubio.. no será porque no lo intentamos jajaa... Madre mía... me vas a matar un día jajaa... Bueno Isabel... ya te contaré... a ver cuando saco un rato para hacerlo... Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Hola Isabel!!
    Que maravilla de dulce, me ha encantado y no lo había visto nunca, lo que pasa que me parece un poco dificilito de hacer. Claro tu tiras por las naranjas valencianas, pero hija mis naranjos están que rompen y lo haría con ellas sin pensarlo, aunque como te digo me parece dificil. Tu lo has bordado, tiene que ser un bocado exquisito...Bess

    ResponderEliminar
  28. Hola Isabel, que dulce mas rico has preparado! Yo hice hace mucho naranja frita, como la leche frita pero con zumo de naranja, lo cuajé con maicena , como la leche, y lo rebocè, pero asi en membrillo no lo he hecho, tengo que probarlo!!
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Tú siempre sorprendiendo, qué original que el dulce sea de naranjas ¡¡tiene que estar buenísimo!! La idea de añadirle té me gusta mucho, se podría ir variando para darle ese toque extra. Me voy relamiéndome, que esta tarde fuí a gimnasia y necesito azúcar para reponerme jaja
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  30. Tu dulce de naranja se ve riquisimo y muy original, me recuerda al ate de membrillo, pero tiene que estar de lujo!
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Adoro el azúcar y por suerte que la tengo baja.Aún recuerdo los dulces de mi madre Y el de naranja era mi pasion Simple y facil tu receta gracias y buen comienzo de todo

    ResponderEliminar
  32. nunca había visto una receta similar, que interesante, y tiene que estar deliciosa.

    ResponderEliminar
  33. Isabel esta joya queda para mis días de cítricos que será en junio julio, el temido invierno de esta ciudad que llega con toda!!!. Lo del azúcar, concuerdo contigo. Lo del color, no me afecta mucho, creo que es de un marrón dorado muy bonito, además lleva un mundo de sabores deliciosos, té verde, naranjas, canela..., muchas veces he querido utilizar agar- agar y creo que siempre lo he comprado, pero se pasa el tiempo y no lo pruebo. (tengo que lanzarme a utilizarlo).

    ResponderEliminar
  34. Wow! Muy interesante receta;como dirían mis hijas "same, same, but diferent "al dulce de membrillo "igual, igual pero diferente (son divertidísimas). Sí, sí, hay que probarlo. Yo el agar agar lo pongo directamente y no necesito disolverlo, bueno, cada maestrillo tiene su librillo . También le ira al queso como el membrillo?. Besitos

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!