miércoles, 22 de mayo de 2019

Cremas de Té Matcha



¿Aún no has probado el té matcha? Pues eso hay que remediarlo. A mí me gusta mucho, pero reconozco que tiene un sabor peculiar que supongo que o te gusta, o lo odias. De momento, yo no conozco a nadie que lo odie, todos coinciden que les gusta. Y bueno, luego está la cantidad, que siempre se puede moderar y así sabrá más o menos a té matcha.



Sé que no lo venden en todos los sitios. Yo lo compré por internet, concretamente en Amazon. No suelo comprar ingredientes para comer por internet, pero es la única forma que tengo de conseguir este té donde vivo, pues también fui una vez al herbolario de Requena y no lo tenían, así que sólo me quedaba internet. Además tenía ganas de probarlo y desde entonces, he hecho muchas recetas ya con él.


Sea como sea, os recomiendo estas cremas, están riquísimas. He utilizado leche evaporada, pero podéis utilizar cualquier otra leche, vegetal o no.


INGREDIENTES: 4 personas  DIFICULTAD: Fácil  PREPARACIÓN: 10 min  COCCIÓN: 15 min

-500 ml de leche evaporada (puede ser leche común)
-1 cucharada de té matcha
-1/2 vaina de vainilla
-4 yemas de huevo
-100 gr de azúcar
-1 cucharadita de maicena
-azúcar para caramelizar

1. Vertemos un poco de leche en un cazo y la calentamos. Retiramos del fuego y añadimos el té matcha y lo disolvemos bien removiendo con unas varillas. 


2. Añadimos también poco a poco el resto de leche evaporada mientras seguimos removiendo. 


3. Abrimos la media vaina de vainilla por la mitad y raspamos bien todas las semillas que añadiremos a la crema de té matcha. Llevamos de nuevo al fuego hasta su ebullición. 


4. Mientras, en un bol ponemos las yemas de huevo junto con el azúcar y la maicena y batimos. 


5. Una vez la leche haya hervido, añadimos un cacito de la leche a las yemas de huevo con cuidado mientras batimos para que las yemas no cuajen. Añadimos algún cacito más y seguimos removiendo. 


6. Añadimos todo de nuevo al cazo y volvemos a poner al fuego y cocemos a fuego bajo, removiendo a menudo sin que llegue a hervir, sólo hasta que la crema espese. 


7. Vertemos las cremas en unos cuatro vasitos pequeños y dejamos enfriar. Una vez enfriados los metemos en la nevera al menos cuatro horas. 


8. Cuando estén fríos, espolvorear la superficie con azúcar (sed generosos) y con ayuda de un soplete caramelizamos. El caramelizado es opcional, si no tenéis soplete, dejarlas tal cual. 



25 comentarios:

  1. Isabel yo doy de las que no ha probado nunca este té, y no es porque sea algo imposible, aquí no tengo problema de encontrarlo con facilidad, pero no soy mucho de tés, soy coffeelover hasta los huesos, ¡Qué le vamos a hacer! Jajajaja, y claro tampoco me da el día para más, a veces tomo infusiones antes de dormir, pero suelen ser de esas para relajarse y me dejen descansar un rato la cabeza.
    Tu postre tiene un color muy bonito, no necesita nada más para ser apetecible. Sin duda me comería un vasito de estos sin pensármelo dos veces, y seguramente entraría en el círculo de los que aman este té, porque empezaría con buen pie, jejejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, Concha, me río porque es lo mismo que me dijo mi marido cuando probó el té matcha: yo no soy de tés, soy de café, y no me van las infusiones. Y luego, casi se come todo lo que lleve este té sin rechistar. Bueno, este té no es el típico de las infusiones. Como ves, va en polvo, y no en bolsitas. Yo no le tomado como té, té, sólo en repostería, y me encanta. Su sabor no tiene nada que ver al de las infusiones, es muy, muy diferente. Besitos.

      Eliminar
  2. Yo te digo como Concha, soy cafeteralover y no que gustan los tés.
    Pero si tengo en mi poder ese te matcha para probar recetas nuevas, de echo una vez espolvorea por encima un poco sobre un bizcocho, me pareció un sabor fuerte y amargo, pero como te digo fue por encima, supongo que cocinado la cosa cambia, o eso espero jaja.
    Esa crema parece tipo flan, es así?
    Bueno creo que para saber si me gusta tendré que probarlo, la pinta de tus vasitos es maravillosa.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Raquel!! Claro, no es lo mismo probado el polvo así a palo seco que dentro de una receta dulce. Pero entiendo que no guste, es verdad que tiene un sabor potente, pero como digo, con azúcar, todo sabe mejor, ja, ja.
      Sí, estas cremas son tipo flan, aunque sin horno, supongo que tipo crema pastelera o algo así, un poco más cuajada que la crema catalana, pero de textura similar. Besitos.

      Eliminar
  3. Isabel, pues no sé qué decirte, no es lo que más me gusta, no sé... Se ven bonitos y seguro que estaban buenos si te gusta el sabor del té matcha, debo ser animal de costumbres. Mi acompañamiento preferido en meriendas suele ser el chocolate caliente y no demasiado espeso, así que me voy a elegir uno de tus ricos dulces. Lo del té lo dejo para otro día.
    Besitos grandes y buen resto de semana.

    ResponderEliminar
  4. No recuerdo haber probado este té, aunque me llama mucho la atención cuando lo veo bastante en postres, lo que me lleva a pensar que será por el color bonito que imprime y el sabor rico que da. Las cremitas en vasitos tipo pasteleras con algún ingrediente añadido que las enriquece, me suelen gustar y cuando entran por los ojos como la tuya ya me tienen ganada en un cincuenta por ciento, el resto viene rodado porque dificilmente defraudan. Tus vasitos no lo harían y con sumo gusto me comía un par de ellos.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Isabel que bonita idea ver estos vasitos de crema de matcha y vainilla, la verdad es que hace bastante que probé el té matcha, generalmente lo tomo en mis desayunos en su forma tradicional de té, que soy de períodos, unas veces de café colombiano, otras épocas como en la que ando de té a lo loco, eso sí últimamente negro, me parece estupendo para comenzar mis días, el verde lo estoy ahorrando y estoy incursionando con una nueva bebida para mí, muy común en la ciudad donde ahora vivo (el chimarao o maté para los argentinos), se viene el frío y creo que adoptaré esta bebida, acá es impresionante ver a cada quien con su termo abrazado por las calles, tomado chimarrão, lo toman muy caliente (eso sí creo que no lo logro, no puedo con las cosas hirviendo, ya veremos como me va, sino, sigo con mis tés tradicionales que caen de maravilla para mantenerse calientito); también tengo algunas aplicaciones de cocina con este polvo verde. Me parecen deliciosas estas cremas que nos propones, te mando un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  6. Hola Isabel. Como veo que tanto Concha como Raquel no son muy de tés y sí de cafés yo te diré que soy de los dos jj. Por la mañana y a mediodía café, por la noche té así no se enfadan ninguno jj.
    Este té lo he probado ya que a una de mis hijas le gusta mucho y te diré que me encantó pero no es el que tomo por las noches jj.
    En una ocasión hice una crema de té negro, de eso hace ya casi 10 años jj y salvo que no le puse vainilla ni lo caramelicé el resto es prácticamente igual. Yo en lugar de caramelizar puse piñones y fideos de chocolate jj.
    Por eso y sabiendo que este té me encanta no puedo decir otra cosa más que esta crema es una tentación. Tanto que si pudiera ahora disfrutaría saboreando uno de esos vasitos ya que con solo verlos la boca se me ha hecho agua.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Pues no sé qué decirte Isabel..., de momento no he probado este tipo de té. Al leer el nombre de la receta, inmediatamente he pensado "mira que le gusta el té matcha a Isabel".
    Precisamente, el sábado lo vi por primera vez en Mercadona pero no lo compré. Ahora ya tengo curiosidad de probarlo y ver si lo amo o lo rechazo. Espero explicarte en breve mi experiencia con esta variedad de té.
    Desde luego ya de entrada el color y la textura de esta cremita me encanta, así que creo que lo amaré.
    Ánimo que te queda poquito. Espero que pase rapidito lo que queda de día. Que termines de pasar una buena jornada laboral.
    Un beso,
    Sil

    ResponderEliminar
  8. Hola Isabel!! Pues yo soy de las que aun no lo ha probado, la verdad es que tengo curiosidad porque el té si me gusta (sobre todo el rojo) y yo creo que aunque sea peculiar me va a sorprender. Tus vasitos tienen una pinta estupenda, como siempre ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  9. As fotos são lindas e parece ser delicioso. Beijinho.

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Isabel! Pues otra que no lo ha probado 😅 y a mi sí me gusta el té... ahora me ha dado por el negro... el matcha me tienta cuando voy a comprar y lo veo... pero la verdad que cuando veo lo que cuesta... digo.. anda Eli déjalo para otro día a ver si ahora encima te gusta y te enganchas a él jajajaaa.. Así que un día por otro lo voy dejando y no lo he probado aún...pero ya caerá.. 🤪 De mientras me llevo una cremita tuya... que seguro que me encanta! Un beso

    ResponderEliminar
  11. Con polvo de té matcha estupendo!!!
    Me encantan las hierbas pero sin teina ;-)))

    ResponderEliminar
  12. Hola Isabel! Yo no odio al té matcha, pero tampoco es que me gusta jaja! Una vez lo probé en un mousse que hicimos en una clase y no me gustó el sabor que me dejaba en el paladar, si me gustó la textura el postre y el color que queda muy vistoso, pero el sabor no mucho.
    Pero no creas que te dejaría con la mano tendida si me invitar a merendar una de estas cremas, porque me la como toda y no obligada que conste. Con un poquito de crema batida también debe quedar rico.
    Es cierto que hay muchas recetas que se preparan con este té, ya recuerdo tu bella trenza de brioche, a ver con qué mas nos sorprendes.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Isabel, lo he probado en pocas ocasiones y me gusta. Lo que no he preparado nada todavía y la verdad es que no se por qué, veo bizcochos, postres y otras preparaciones que me encantaria Tu crema me gusta, seguro que está deliciosa :) Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola, en casa somos muy aficionados al té, sobre todo una de mis hijas, pero este tipo no lo hemos probado, así que lo tengo en cuenta. pero menos se me hubiera ocurrido hacer con él una crema. Ya veo que es verdaderamente una tentación, ese color y tu presentación no tiene rival. Un beso

    ResponderEliminar
  15. En una ocasión utilicé el Té Matcha para preparar un bizcocho y no me convenció demasiado, quizás no realicé adecuadamente mis mediciones, pero viendo estas cremas tan apetecibles posiblemente le de una segunda oportunidad. Besines!!!

    ResponderEliminar
  16. No lo he probado, pero a mi es que me gusta el Earl Grey y poco más, tampoco lo he visto,será porque no lo he buscado, pero viendo esos vasitos con ese color tan mono creo que le voy a poner más empeño
    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Deliciosa crema la que has realizado en el que he tomado este tipo de te y pensando lo que tu nos has traido esto debe ser una delicatessen total y autentica delicia. Besos

    ResponderEliminar
  18. Hola guapa, que receta más rica nos has propuesto en esta entrada. Esta muy de moda este té y aunque a mi no me gustan mucho ,tal cual lo has preparado debe ser una explosión de sabores. Además, el color que tiene tan potente lo has combinado muy bien con esas florecillas rosas, una foto preciosa.🥀🥀🥀

    ResponderEliminar
  19. Hola Isabel!!! Aunque tarde aquí estoy disfrutando de una más de tus fantásticas recetas.
    Me encanta el té y lo consumo casi a diario pero esta variedad nunca la he probado, así que me das una oportunidad de hacerlo después de ver este postre tan original.
    Las fotos con esas florecillas de fondo me encantan, son preciosas :)
    Un besazo y que tengas un día estupendo.

    ResponderEliminar
  20. Yo soy de las que aún no han probado el te matcha, la verdad es que no me llama nada, también es cierto que no soy muy de te, no te voy a engañar!
    Pero también te reconozco que me encantan los postres que veo con él, me parece fascinante el color que suele dejar! :)
    Un besote!

    ResponderEliminar
  21. Nunca habia aprobado de ese te antes pero dejame decirte de que es muy popular entonces claro que si habia escuchado sobre esto, principalmente en la cultura japonesa, quisiera probarlo pues me da curiosidad.

    ResponderEliminar
  22. Te veo muy emocionada con este tipo de té, sea por internet o por donde sea el caso es que puedes comprarlo.

    A mí me has dejado más que intrigado con esta crema que has hecho, no hay más que ver el resultado para que a uno le entren ganas de meter la cuchara y probarla

    Abrazos!!

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!