miércoles, 13 de octubre de 2021

Torta de Mantequilla y Almendra



Aquí estoy de nuevo, esta vez con una receta muy sencillita y que recuerda un poco a las de antaño. Es una torta con sabor a mantequilla, así que os recomiendo que uséis una de buena calidad. Para mi gusto, está mejor recién hecha, también sigue rica los días siguientes, aunque la textura cambia un poco. Si os gusta tibia, la podéis calentar unos segundos en el microondas, para que la mantequilla que lleva la masa se ablande. También admite congelación. 



La semana pasada se me olvidó deciros que también he puesto la moderación de comentarios, antes no me hacía falta, pero desde este verano, recibía comentarios de todo tipo, y muchos ya no tenían que ver con el blog, así que he decidido moderarlos antes de que se publiquen. Sé que a algunos os ha dado algún problema que otro al publicar, espero que ya esté solucionado y os deje con normalidad. Llevaba unas semanas sin ordenador y lo tenía que hacer todo desde el móvil, lo que también me dificultaba ciertas acciones. Os dejo con la receta. 

INGREDIENTES: 6 personas  DIFICULTAD: Fácil  PREPARACIÓN: 30 min  COCCIÓN: 20 min

Para la torta: 
-75 g de mantequilla sin sal
-150 g de azúcar
-3 huevos L
-3 cucharadas soperas de nata líquida
-150 g de harina 
-1/2 sobre de levadura química
Para la capa de almendra: 
-125 g de almendra molida
-100 g de mantequilla sin sal
-100 g de azúcar
- 2 cucharadas soperas de nata líquida 
-1 cucharada sopera de harina

1. Trocea los 75 g de mantequilla  para la elaboración de la torta y funde en el microondas a potencia baja. Deja que se enfríe. 


2. Mientras la mantequilla enfría, vamos a preparar la capa de almendra. Para ello, pon en un cazo  todos los ingredientes, la almendra molida, la mantequilla troceada, el azúcar, la nata líquida y la harina. Pon al fuego y remueve de vez en cuando hasta que la mantequilla se derrita por completo. Reserva.


3. Ahora, vamos con la elaboración de la torta. Precalienta el horno a 175º C. Pon en un bol el azúcar y los tres huevos y bate con unas varillas eléctricas o con un robot de cocina hasta que la mezcla esté blanquecina y forme espuma (en la foto verás más huevos, pero es que hice el doble). 


4. Añade la mantequilla que habíamos fundido y ya ha enfriado y la nata líquida. Bate de nuevo. 


5. Mezcla la harina con la levadura y tamiza encima. Mezcla con una espátula hasta que esté bien integrada. 


6. Forra una bandeja con paredes altas de unos 17x15 cm con papel de horno. Vierte la masa y hornea a 175ºC con calor arriba y abajo unos 7 minutos o hasta que esté ligeramente dorada la parte de arriba (no tiene que estar cocida del todo, tiene que volver a meterse de nuevo y terminar de hacerse). 


7. Saca del horno la torta y extiende con una espátula por encima la capa de almendra. Vuelve a meter al horno y sigue cociendo unos 10 minutos más o hasta que la capa superior esté doradita. 


8. Deja enfriar en una rejilla y una vez fría, corta en cuadrados regulares. 





27 comentarios:

  1. Esta torta la pondría sin problemas de postre, es casi una tarta y calentita debe estar buenísima. Claro que tampoco tiene desperdicio en una merienda con un café, la verdad es que está rica en cualquier momento, para qué vamos a andarnos con miramientos. La preparación no es difícil, pero sí hay que estar pendiente de los tiempos de horneado para que queden en su justa medida, que es como te ha quedado a ti, jugosa por dentro y tostadita por encima. Así será un placer degustarla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Isabel! Hoy nos traes una propuesta especialmente sencilla y muy rica. El sabor a mantequilla y frutos secos resulta muy agradable. No se de dulce cómo estará con respecto a las proporciones de ingredientes, creo que tu eres más golosa que yo, le voy a reducir un pelín el azúcar. Gracias por compartir.
    Que pases una buena tarde. Bstes.

    ResponderEliminar
  3. Isabel está torta tiene una pinta fabulosa, creo que en mi casa, con mi santo, no daría tiempo a que se enfriara antes de comerse un buen trozo, no he visto más que le gustan las mantecadas de Astorga, y los nicanores de Boñar, básicamente por su exquisito sabor a mantequilla, incluso calienta los sobaos unos segundos en el microondas antes de comerlos y no veas el aroma tan bueno que deja en el microondas y en la cocina. Yo me muero de envidia, porque tengo que limitar el consumo de ciertos alimentos, sobre todo por el tema de mi hipercolesterolemia, pero bueno, un trocito o dos, no te digo yo que no cayeran de una sentada, Jajajaja…
    A mí me costó adaptarme a la moderación de comentarios, después de G+, pero al final es lo mejor, no solo porque evitas los comentarios impertinentes y los que no viene al caso, pero lo mejor es que no te pierdes ni uno, especialmente cuando son post antiguos, que siempre da alegría cuando alguien te los comenta.
    Besos, espero que tu nuevo Pc vaya como la seda.

    ResponderEliminar
  4. Hola Isabel, vaya que pena que hallas tenido que tomar esa medida de moderar los comentarios, es una pena, me puedo imaginar porque, hay gente para todo, que tiene una vida aburrida, digo yo.
    Bueno hablemos de tu torta que tiene que estar deliciosa recuerda a las que hacían las abuelas de entonces, unm que rica, me comería uno o dos trocitos ahora que acabo de cenar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Isabel. Esta torta es de las que no podría comer, pero de las que me enamoran porque tiene que estar deliciosa. Una buena mantequilla y almendras, nada más le falta.
    Me apunto a imaginar lo bien que sabe.
    Es mejor tener los comentarios moderados porque hay cada cosa por ahí...
    Besos y que termines de pasar buena semana.

    ResponderEliminar
  6. Tiene una pinta estupenda,podría hacerse con harina de avena o almendra? Gracias por compartir,saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María José! Por supuesto, puedes sustituir la harina común por harina de avena. De almendra también es posible, aunque ya tiene un sabor potente la capa superior a almendra y creo que ya sería excesiva, elevaría considerablemente las calorías pero, por supuesto que se puede perfectamente y quedaría muy rica. Besitos.

      Eliminar
  7. Tiene una pinta estupenda,podría hacerse con harina de avena o almendra? Gracias por compartir,saluditos

    ResponderEliminar
  8. Me se hace la boca agua que pinta mas rica,podría hacerla con harina de avena o almendra no puedo tomar trigo,gracias por tus recetas,saludos

    ResponderEliminar
  9. Una delicia es lo que nos dejas hoy, no es difícil y debe estar riquísima. Un beso grande

    ResponderEliminar
  10. Isabel, esta torta me encanta y enamora, me gustan así bajitas, me recuerda a las que hacía mi mamá en un molde rectangular, la capa de almendras de color tan bonito debe ser una cosa del más allá, encontrarse ese crujiente en cada mordisco ñamm, me lo imagino qué ricura. Me llevo un trozo para acompañar mi café. Besos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  11. Querida Isabel: Antes de nada quiero darte las gracias por tu cálido y cariñoso recibimiento, yo estoy encantada de volver con vosotros.
    Y referente a esta entrada, te diré que todas las tartas que llevan almendra me recuerdan a la tarta de Santiago, esa tarta gallega que si por fuera no tiene mucho atractivo, cuando la comes repites, y eso me estaba pasando al ver la tuya, aún no he desayunado y bien probaría un trocito, seguro que se me haría la boca agua, todo lo que sale de tus manos es atrayente, rico, bien elaborado y hecho con cariño.No se puede pedir más.
    Como me encanta la decoración, no puedo por menos que fijarme en ese bonito botijo que tienes.
    Te dejo cariños en un fuerte abrazo y te deseo un buen fin de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  12. Isabel, este tipo de repostería, así estilo antigua, es la que más me gusta. Mucho más que la repostería moderna... y tu torta de mantequilla y almendras, me llama peligrosamente, para probarla. Mmmm... pero qué buena debe estar y calentita, con un cafecita... es que de solo pensarlo comienzo a salivar a mares... jajaja!!
    Besos querida amiga, me encantan tu repostería y tus fotos, siempre.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Isabel! ¡La de tiempo sin pasar por tu blog!

    En verano eché el cierre de forma imprevista y cuando regresé estabas de vacaciones y ahora llevo unas semanas muy intensas con los impuestos... vamos que necesito rutinas, normalidad y tiempo, sobre todo tiempo para ponerme al día.

    Veo que no soy la única con el tema de los comentarios ajenos al blog, a ver si con la moderación aburren aunque mucho me temo que sean programas automáticos y tengamos tonterías para tiempo.

    Espero que el verano haya ido bien y que no haya novedades, salvo que sean buenas, que necesitamos aburrirnos como antes del virus.

    Tu receta me encanta. Aún no me he puesto con las masas este otoño, ya sabes, estoy cocinando solo con manzanas ja ja ja pero me guardo esta receta con tan buena pinta.

    ¡Besos mil y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Isabel! A mi este tipo de recetas de siempre y sencillas me encantan... no seré yo quien te diga que estoy a dieta, o me dejes un trozo para después, porque me lo como de inmediato y puede que te pida otro trocillo jajaa... Se ve muy rica de verdad. Por los comentarios a mi me pasa lo mismo... creo que al final muchas de las que hablamos todas las semanas, lo hemos tenido que poner, aunque a mi no era algo que me gustara... pero menos me gustaba tener esos comentarios con enlaces a eventos e historias que no tenían nada que ver con la cocina... ¡que le vamos a hacer!... el único problema que tengo, es que cuando tardo un poco en comentar... me cierra la sesión... pero no solo me pasa aquí, si no en todos... una vez que termino, me tengo que acordar de copiar lo que he puesto, para no tener que volver a escribirlo, por si me la cierra y lo tengo que volver a intentar... luego en mi propio blog... no me deja comentar desde el móvil... y desde el ordenador tengo el mismo problema, de que me cierra la sesión... es un poco desesperante... pero no sé si es por eso del moderador, o porque blogger nos está aburriendo... lo mismo ya no les interesamos... después de cerrar g+ miedo me da. Bueno cielo... Que tengas un dulce fin de semana. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Hola Isabel. Me alegro al volver a verte después de unos meses de inacción jj. Es curioso lo de los ordenadores ya que en todos los años al volver a los campamentos de invierno, al menos a mí, siempre he tenido algún problema, supongo que debe ser por la inactividad.
    Yo hace tiempo que tengo puesto lo de la moderación de comentarios, hay muchos que disponen de mucho tiempo y lo pierden escribiendo memeces.
    Por lo que he leído has estrenado ordenador y que con tus clases apenas te queda tiempo jj, no como a otros jj. Pero la diferencia es que tú lo aprovechas en hacer cosas útiles y otros lo usan en tonterías.
    Me alegro también porque no te falte el trabajo, es lo que debe ser aunque a muchos les agrade lo contrario, no pegar palo al agua.
    Esta torta, sin duda, tiene que estar exquisita, no hay más que ver su aspecto y de buena gana, si estuviera más cerca, me habría comido un buen trozo. La boca se me ha hecho agua.
    Espero que hayas tenido un fabuloso verano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Isabel querida!, este finde como me ves ando en modo entradas impulsadas por esas buenas noticias de viajar y a mil con las entradas, gracias por tus comentarios, la verdad es que ando con una emoción total :D.
    De la moderación, creo que es mejor, a mí me pasaba y es que a veces se cuelan personas que nada tienen que ver con este lugar.
    Ahora sí voy a tu receta, me parece bien especial ese método de preparar en dos tiempos esta deliciosa torta, esa capa de almendras me derrite y al ver el corte de los cuadritos se ve esponjosa, ideal para congelar cuando somos dos en casa y a disfrutar cada vez que queramos darnos un gustito dulce, ñamm que rico, unas fotos preciosas que siempre invitan a pasar por tu cocina y sentarse cómodamente ahora allí en modo otoñal, con tonos dorados, esta torta me recuerda esta época.
    besos bonita

    ResponderEliminar
  17. Hola Isabel, has hecho muy bien con la moderación de los comentarios, yo siempre he tenido está opción y creo que así se evitan muchos comentarios maliciosos o tontos o que no están relacionados con la comida.

    Menuda torta nos has elaborado hoy, se nota que le has puesto como siempre mucho cariño y esmero. Se ve de lo más apetecible y qué daría por probar ahora mismo un buen trozo¡¡¡¡ je, je.. ya se que es imposible pero por decirlo no pasa nada.

    Como siempre , has hecho una presentación fotográfica impecable, con gusto y mucho encanto.

    Besos, guapísima.

    ResponderEliminar
  18. Como me encantaría probarla, creo que ya sabes que me gustaría probar todo lo que cocinas! 😻😻😻

    ResponderEliminar
  19. Hola!! Este tipo de repostería es la que más me gusta, la de siempre, tiene el sabor , el aroma y la imagen de los dulces de antaño. El saborcillo a mantequilla me encanta y aporta un toque diferente a los dulces. Qué buenísima pinta tiene con las almendras encima, ese color dorado es de cine. A ver si me animo, que este año me he propuesto hacer más repostería, jjj, no sé si lo conseguiré. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  20. Como Carolina,somos muchas las que queremos probar las delicias que cocinas.
    Yo cocino poco y si hago esta dulzura que has creado
    me la como yo sola toda.
    Cuando una vive sola, puede estar mas a a dieta, con hijos grandes y sin pasión por ahora, cocino cosas que no tienten mi sabor . Se te quiere bella por aquí 😻😻😻 mucho!!😻😻😻

    ResponderEliminar
  21. Hola Isabel, esta torta tiene una pinta impresionante, me encantaría probarlo. Y es que entra por la vista, nada más verla, se me hace la boca agua. Con las almendras tan ricas y ese toque de mantequilla que hace que todo tenga un sabor tan especial. Gracias por la receta, un beso.

    ResponderEliminar
  22. Madre mía Isabel, eso tiene que ser pecado!! que pinta más rica tiene, creo que en cuanto dé por acabada la dieta me voy a dar un gustazo con tu torta jajaja, es toda una tentación.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. HOla Isabel, pedazo de torta nos traes! los dulces que llevan almendra son mi pasión , me encantan, este tiene una pinta espectacular, como todo lo que tu haces, todo hay que decirlo jajaja,
    Me pillaría un buen pedazo para la hora del café, pintaza la capa de arriba hummmmm
    Yo tengo desde hace mucho la moderación de comentarios, porque me ha ocurrido como dice Juan, algún que otro ser ocioso se ha dedicado a escribirme comentarios poco apropiados, asi que sintiendolo mucho, los modero,
    Así también evito los comentarios spam que por cierto, como bien dices, últimamente hay más
    Besos!

    ResponderEliminar
  24. Ooooh this looks so nice!! I don't think that I've ever tried anything like this before but I think that I can guess the sort of flavours it would create. It looks absolutely delicious and I hope to make it... one day!!

    Best wishes x

    ResponderEliminar
  25. Hola Isabel !
    Qué torta más divina has preparado . Todo lo que lleva almendra es delicioso bajo mi punto de vista y mi gusto personal .
    Ya mismo me comería un buen trozo que me vendría de lujo porque acabo de llegar de hacer unos recados y hay tanto calor que vengo agotadita . Este tiempo está loco.
    Un abrazo y feliz tarde .

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!