miércoles, 27 de octubre de 2021

Tortas de Manteca Manchegas Caseras



Traigo una receta que realmente no sabía si publicarla o no. Quería hacer Tortas de Manteca típicas manchegas. No las he comido muchas veces, aunque mi padre, por estas fechas, empieza a comprarlas para desayunar y yo las he probado gracias a él. A mí no me matan, pero reconozco que las pocas veces que las he comido, me digo que no están tan mal y saben mejor que pinta tienen. No me llaman pues se quedan pronto un poco duras (también depende del horno de donde hayan sido compradas). Pero, un día, mi padre me dijo que es que había que calentarlas para que revivieran, y es cierto, de una torta un poco seca, al calentarlas, vuelven de nuevo a ser tiernas y esponjosas. 



Lo suyo es calentarlas en una estufa de leña unos minutos, pero claro, si no se tiene, como yo, el microondas también sirve, aunque te las tienes que comer rápido, o se vuelven a poner duras. Lo mismo pasa con las originales. 
No tenía la receta, así que busqué por internet y me sorprendió que en todas las recetas eran las mismas medidas, no había alternativa. Bueno, en algunas recetas le añadían anís, pero sé ciertamente que las tortas de manteca manchegas, no lleva, aunque sí llevan ralladura de limón. El problema, es que, aunque se parecen en sabor, creo que les falta estar mucho más logradas. Están mucho mejor las de compra, por lo menos, las que yo he probado, están mejor que las caseras, de ahí mi duda de publicarlas o no. 



Como ya no tengo tiempo para hacer pruebas en la cocina, esta vez he optado por hacer la receta que todo el mundo tiene, pero si algún día me diera por mejorarla, editaré esta entrada. Además, un día paré en el pueblo donde yo vivía antes para comprar un paquete de tortas manchegas y las comparé con las mías, pues ya no recordaba mucho el sabor de las originales, y sigo pensando que hay mucho por mejorar. Pero, en fin, como esta es la única receta que circula por la red, aquí está. 


INGREDIENTES: 8 tortas DIFICULTAD: Media PREPARACIÓN: 15 min REPOSO: 1 hora 30 min COCCIÓN: 13 min

-250 ml de agua templada
-25 g de levadura fresca
-500 g de harina de fuerza
-la ralladura de un limón
-1 cucharadita de sal (5 g)
-200 g de manteca de cerdo ibérica
-25 g de azúcar

1. Disuelve la levadura fresca en el agua tibia (recuerda que tiene que estar tibia y no caliente o matarás la levadura).



2. Como todas las masas, es preferible hacer estas tortas con una amasadora, aunque también se pueden hacer a mano, siempre y cuando no añadas más harina. Pon en el bol de la amasadora la harina, la sal y la ralladura de limón y mezcla. Añade también el agua tibia con la levadura disuelta. 



3.  Amasa a potencia media hasta que la masa se despegue de las paredes y quede un poco dura. Añade la manteca poco a poco en trocitos hasta que se integre toda y quede una masa elástica y completamente despegada de las paredes del bol de la amasadora. 


4. Cubre el bol con papel film y deja reposar en un lugar cálido sin corrientes de aire hasta que doble su volumen, una hora y media aproximadamente. 



5. Enharina ligeramente una mesa de trabajo, pon la masa en ella y separa en ocho trozos de unos 125 g. 



6. Forra una bandeja con papel de horno y extiende con las manos dos de las bolas formando dos tortitas. No te van a caber más de dos tortas en la bandeja, tendrás que hornearlas poco a poco. 


7. Haz pequeños hoyos con los dedos de la mano en la torta para darle una forma irregular a la superficie. Espolvorea bien de azúcar cada tortita, recuerda que no llevan en el interior y la masa estará muy sosa ni lo le añadimos bien de azúcar. Deja reposar las tortas mientras precalentamos el horno a 180º C. Una vez bien caliente el horno, cuece las tortas de manteca durante unos 13 minutos a 180º C. 


8. Deja enfriar las tortas de manteca en una rejilla. Cuando las vayas a consumir, calienta cada torta en el microondas hasta que la torta se ablande. También admiten congelación. 







35 comentarios:

  1. ¡Hola Isabel! Yo las tengo en mi lista de pendientes desde hace tiempo porque cada vez que pasa la Navidad... me sobra manteca de cerdo que es cuando compro para hacer algún dulce típico... busco ideas... para gastarla y topé con esta, que llamó mi atención... Ahora después de leerte no se si esperar a que tu la vuelvas a editar un día, porque me fío de tu criterio de poder mejorarlas o experimentar con las cantidades aunque yo no podría decir si están mejor o peor... porque no las he probado nunca. De hecho si no dices que las originales no lleva anís con lo que me gusta... yo le hubiese echado!! 🤣🤣🤣 No sé como sabrán... pero la vista la tiene de 10... a mi me gustan mucho como te han quedado... porque las tortas artesanales me parecen muy hermosas... y es que a veces no todo tiene que ser perfecto para que nos llegue al corazón. Qué tengas una buena semana Isabel!! Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No soy amante a estas tortas, pero me leí toda la receta y te deje un me gusta. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Isabel !
    Nunca he probado estas tortas de manteca manchegas , aunque tengo una receta guardada desde hace mucho tiempo, seguramente sea la misma , ya que comentas que las que consultaste eran todas iguales. Tendré en cuenta lo del anís .
    Te han quedado muy bien y aunque dices que debes mejorarlas, así a simple vista se ven perfectas.
    Seguro que al final consigues darles el sabor que buscas, con el buen hacer que te caracteriza no me cabe ninguna duda.
    Me encanta la foto de la cesta , así tan vintage , al verla me ha trasladado al pueblo.
    Un besín preciosa. Que tengas una buena tarde.

    ResponderEliminar
  4. Isa te han quedado muy ricas. Yo las preparo casi igual siguiendo la receta dei abuela, ya sabes que tengo en el pueblo la familia de mi padre y todos las preparan cuando llega el frío. Aguantan muchos días pero hay que calentarlas un poco antes y así la manteca se derrite un poco y están riquísimas. Mi abuela las preparaba cuando hacía pan, apartaba un poco de la masa y añadía la manteca y ralladura de limón. Qué ricas y me alegro que la hayas compartido. Yo las tengo pendientes de publicar. Ya me has animado a hacerlas. Por cierto la manteca me la trae mi tía de una carnicería muy conocida de Villares del Saz, ya sabes cuál es jeje. Besitos guapa 😘

    ResponderEliminar
  5. Isa te han quedado muy ricas. Yo las preparo casi igual siguiendo la receta dei abuela, ya sabes que tengo en el pueblo la familia de mi padre y todos las preparan cuando llega el frío. Aguantan muchos días pero hay que calentarlas un poco antes y así la manteca se derrite un poco y están riquísimas. Mi abuela las preparaba cuando hacía pan, apartaba un poco de la masa y añadía la manteca y ralladura de limón. Qué ricas y me alegro que la hayas compartido. Yo las tengo pendientes de publicar. Ya me has animado a hacerlas. Por cierto la manteca me la trae mi tía de una carnicería muy conocida de Villares del Saz, ya sabes cuál es jeje. Besitos guapa 😘

    ResponderEliminar
  6. No me creo que tus tortas estén peores que las compradas, en último caso seguro que son más sanas y cogerle el tranquillo para que salgan totalmente a tu gusto es solo cuestión de tiempo, a veces nos ponemos demasiado alto el listón en nuestro trabajo. Visualmente no tienen nada que objetar y el corte es apetecible, a mi me dan ganas de comerme una, si vivieras más cerca te haría una visita ahora mismo. O mejor, mándame unas cuantas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola Isabel, pues a mi parecer hiciste muy bien en publicarla, pues por muy buenas que sean las compradas todos sabemos que llevan polvos y aromas que de naturales no tienen nada, al igual que el pan lleva de todo menos harina, jajaja. Las tuyas son con ingredientes naturales y sanos, para mi más que suficiente para dar mi visto bueno.
    Un besito corazón y feliz semana.

    ResponderEliminar
  8. Las desconocía, me recuerdan algo las de Sevilla.
    Tienen buena pinta.
    Ya nos contarás tus mejoras ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Nunca he hecho estas tortas, y creo que no las he provado tampoco.
    Las tuyas tienen buena pinta.
    B7

    ResponderEliminar
  10. Esperaremos a la receta mejorada!, jajaja. Aunque desde luego estas tienen una pinta sensacional y seguro que están también ricas. Besines!!

    ResponderEliminar
  11. Buenos días Isabel, ayer me fue imposible venir a visitarte, tuve una tarde muy ocupada, aunque vi tus tortas anoche en IG y me gustó, como siempre me gusta todo lo que haces. Las fotografías son Preciosas, me gusta la simplicidad que me transporta a épocas de antaño, cuando todo era más sencillo y saludable, cuando con una humilde torta de manteca, en mi casa eran de aceite y con anís, ya sabes, las tradicionales de Castilleja de La Cuesta, a tiro de piedra de mi casa, y la verdad, es que como lo original nada, en mi caso, he probado infinidad de ellas, porque aquí son muy típicas y se encuentran, además de las comerciales, en muchos obradores de pastelería y al final, acabamos todos coincidiendo en que como las primeras ninguna. Imagino que a ti te ha sucedido lo mismo, estás tortas tienen muy buen aspecto, pero a veces nos sucede que no solo la vista es importante, el sabor lo es todo, y claro eso no se consigue fácilmente, y menos con la repostería, que es cuestión de química y con el más mínimo cambio, los resultados no son los mismos.
    Yo tampoco tengo tiempo de experimentar, por eso voy a lo seguro, cuando algo me gusta, apuesto por la calidad, que si sabes buscarla, la encuentras, Jajajaja…
    Bueno, quizás algún día consigas el sabor de la original, conociéndote sé que le pondrás empeño, entonces sí que revolucionarás la blogosfera, donde muchos hacen viral una receta aunque nada tenga que ver con lo original, y tampoco se molestan por solucionarlo. Al final, lo importante es que esté rico, y si lo está, seguro que compensa.
    Besos y gracias por tu sinceridad.

    ResponderEliminar
  12. Isabel, yo no conozco estas tortas, por lo que si comiera estas me gustarían, ya que no me ocurre lo que a ti, que las puedes comparar con otras. El aspecto es estupendo, me faltaría tiempo para coger una de esa cesta y zampármela. Creo, por lo que cuentas, que es que a ti, como no te matan, pues no te convencen, pero no sé... Desde luego siempre hay tiempo para repetir una receta y adaptarla a nuestros gustos. Me pregunto si tu padre las habrá probado y qué piensa de ellas, seguro que le encantan

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  13. Hola Isabel, ¡pero que tortas tan ricas! me encantan este tipo de bollos y siempre que voy a algún sitio donde puedo comprarlos artesanos no lo dudo un segundo, viendo la pintaza que tienen tus tortas te roba la receta sin dudar, me has alegrado el día guapísima, gracias por compartirla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Isabel ! yo no tengo con que compararlas pues no he probado ninguna , a si que las tuyas me parecen perfectas ,como te gustan mucho creo que es por eso por lo que le pones pegas ,pero conociendote seguro que seguiras investigando hasta conseguir algo mas de tu gusto
    besitos

    ResponderEliminar
  15. Tengo que confesarte que es la primera vez que veo estas tortas, pero también tengo que confesarte que de buena gana me llevaba un par para el desayuno de mañana.
    No sé como serán las que compra tu papá, pero creo que las tuyas, seguro, no tienen nada que envidiarle!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Hola Isabel, que pinta tan estupenda tienes esas tortas, no las conocias, pero me las llevo para hacer
    Besitos y feliz Puente

    ResponderEliminar
  17. Hola Isabel!!!, al ver tu receta ayer con ese color tan bonito y sin pensar de primerazo pensé que eran fritas, tienen un aspecto brutal de lindo, que colorcito parecieran que tuvieran canela, pero veo que solo azúcar por fuera y te han dorado tan bonito, además que van al horno y ya sabes que me inclino por el horno, claro que si van fritas, pues se hace el huequito para disfrutarlas porque tampoco me mortificaría ;D .Ahora te leo y como nunca he probado las originales que entiendo cuando una prueba una receta de esas entrañables y cuando vayamos a ver, en sabor no estén iguales (eso me pasó con los panderitos colombianos, hace unos años en casa de mis padres, los intenté y no me quedaron, luego, el año pasado por cuenta de la pandemia busqué y por aquí y por allí y encontré una receta que me flechó); así que te entiendo porque eres sincera, eso es lo que más me gusta de la gente, la sinceridad, y bueno pues esta bien que no llene nuestras expectativas. Por mi parte creo que las tuyas se ven brutales, que como no tengo el paradigma previo, pues las tuyas serán las primeras me quedo con las tuyas sin chistar. De darle de nuevo alma a algunas recetas, ese secreto de volver a calentar en el horno es crucial, (me pasa con muchas recetas, a las que remojo con un poquitin de agua, como si nos humedecieramos las manos y zuaquete una chispiada por ambas caras de nuestro pan o galleta o producto y al horno, te aseguro que cobra vida). También me gusta mucho el aspecto rústico que tienen, y claro esta que la manteca tiene que darle sabor diferencial a este tipo de preparaciones que nos llevan a tiempos de abuelas, sabores y amasijos que nos llenan el corazón. Que bonito saber que tu padre tiene la oportunidad de calentar estos manjares al horno de leña, eso ya es otro nivel de sabor, textura y aroma.
    Besitos y guardo tus deliciosas tortas

    ResponderEliminar
  18. Yo creo que nunca he probado ese tipo de tortas, siemto no poder opinar.
    De lo que no dudo es que, viniendo de tu cocina, esas tortas puedan estar menos buenas.
    En Castilla-León la única torta que se suele hacer es con chicharrones, es una masa a la que ponen chicharrones y luego, tras hornearla, le echan azúcar por encima.
    Te deseo un buen fin de semana largo.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  19. No quiero opinar sin haberlas probado, pero de aspecto se ven geniales. Yo no he probado nunca las tortas de manteca manchegas, pero te aseguro que no haría un feo a las tuyas, calentitas haciendo reblandecer la manteca, seguro que me encantarían, pero ¡vaya!, si vas practicando ya nos explicarás. Un beso

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola Isabel! Mira que cuestionarte si compartir estas tortas o no, esto tiene delito, eh. Me imagino que tu padre las habrá probado y dado el visto bueno. Tengo por ahí tortas de Cantabria que el resultado final es muy similar a estas.
    Que este puente que tenemos te sea reparador. Bstes.

    ResponderEliminar
  21. Isabel siempre viene bien tener la receta en el blog y a buen seguro a más de uno le vendrá bien. Estoy segura de que si les das una o dos vueltas te sabrán mucho mejor. Lo malo de estos dulces es que se ponen duros de un día para otro y es algo que echa para atrás a la hora de prepararlos en casa. Hacer una o dos no compensa el tiempo ni el esfuerzo (mucho menos el precio de la luz para hornearlas) y hacer muchas tampoco si se ponen duras aunque tu padre nos dé un truco para que vuelvan a estar tiernas. Igual admiten congelación ¿no?

    Espero que disfrutes del puente ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  22. Hola Isabel. Me cuesta mucho creer que tus tortas no son iguales a las industriales. Cierto es que en estas al hacerlas en más cantidad seguro que llevan algo que no suelen decir además las máquinas son más grandes y puede que la masa mejore.
    Aunque no las he probado viendo el aspecto que tienen estoy seguro de que tienen que estar muy ricas.
    Tal y como está el precio de la luz y sin visos de bajar, a pesar de todas las promesas de tanto inepto que nos gobierna, va a llegar el momento de que en casa poco podremos hacer no quedando más remedio que comprarlas fuera y por supuesto mucho más caras.
    Como supongo que estarás de puente espero que lo disfrutes mucho. Nosotros en casa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Hola Isabel, yo no las he probado nunca, he estado en La Mancha alguna vez pero no he tenido el gusto de saborearlas. Siempre me gusta conocer la repostería local , suelen ser riquísimas. Creo que te has hecho demasiada autocrítica, yo las veo divinas y las fotos son preciosas. Pero el espíritu de mejorar siempre es buen aliado para superarnos. Aun así, has sido demasiado dura contigo, seguro que me encantaban y con el truco de tu padre , problema superado. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Hola Isabel, pues a mí me encanta, porque no las he preparado nunca estas tortas ni tampoco las he comido, y me gusta saber sobre ello. Gracias por compartir la receta, desde luego que tienen una pinta buenísima, se ven deliciosas y muy apetecibles. Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Esta no la preparare Soy capaz de comérmelas todas en un segundo
    y después terminar en el hospital
    Un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
  26. No conozco esas tortas, pero tienen pinta de estar muy ricas. Me guardo la recta. Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Hola Isabel! Me parece muy bien que publicaras la receta, las recetas tradicionales siempre triunfan y no hay que dejarlas perder y ésta tiene que ser una con mucha tradición y arraigo. Ahora tienes el reto de lograr que queden como las que recuerdas, verás que en poco tiempo lo logras porque tal cual te han quedado se ven muy buenas para tomar con café. El azúcar le da una capa crocante y el limón da muy buen sabor a la masa, yo creo que le pondría anís aunque no llevara, seguro quedan ricas también ;)
    Besos, que tengas una linda semana!

    ResponderEliminar
  28. Madre mia tortas manchegas.Que cosas más ricas haces Isabel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Buenas noches!!! Me gustan mucho las recetas. Te sigo.

    ResponderEliminar
  30. Hola Isabel. Llego muy poco antes de que vuelvas a publicar, pero es que llevo liada con temas ajenos al blog una semana y pico.
    No he probado las tortas manchegas y eso que en mi pueblo al no estar lejos de la frontera con Albacete, tenemos costumbre de cocinar gazpacho. Has hecho bien de publicarlas aunque no te acabaran de gustar o al parecerte mejor las compradas. Como bien dice Juan, a veces lo industrial o de panadería, mejora por lo que callan que le ponen y por supuesto porque tienen práctica y maquinaria especial.
    Yo me llevo una que a estas horas tengo mucha hambre.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Hola, tampoco las he probado nunca, pero son el tipo de repostería que más me gusta, tradicional, con los ingredientes se siempre, en fin, la repostería clásica. Tienen una pinta espectacular y seguro que un buen café al lado hacen del desayuno una fiesta. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  32. Hola ,yo no las e hecho nunca ,pero mi madre si las hacía, como manchega que soy doy fe que están riquísimas

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!