miércoles, 19 de febrero de 2020

BOLLOS RELLENOS DE JAMÓN YORK Y QUESO


Traigo una receta salada, aunque bien podría ser dulce, pues hago estos bollitos también sin relleno para mojarlos en la leche. Tienen un sabor neutro cuando no los rellenas, pero cuando lo rellenas de algo salado, el último sabor que te queda al pegarle un mordisco, es un poco dulce, el contraste es estupendo.



A nosotros nos gustan mucho en casa, así tal cual, con jamón de York y queso, pero por supuesto, los puedes rellenar de lo que más te guste, eso sí, que pueda ir al horno, pues se hornean con el relleno incluido. Aunque también lo podéis utilizar sin relleno y abrirlos por la mitad una vez horneados y rellenarlos de mermelada, mantequilla o de lo que os apetezca,  Una cosa muy buena que tienen, es que al día siguiente quedan igual de blandos, y siguen muy bien también un tercer día.  Con este relleno los podéis congelar, también si los hacéis sin rellenar. 


Venga, animaros a hacer estos bollos que estoy convencida que os van a encantar, además, le pongo poco tiempo de levado y quedan siempre muy bien, lo único, como siempre, algo de experiencia en hacer panes, pues la harina ya sabéis que no todas son iguales y quizás necesite un poco más de cantidad y eso hay que verlo conforme se va haciendo y amasando, por lo demás, sin muchas complicaciones.


INGREDIENTES: 10 bollitos  DIFICULTAD: Media  PREPARACIÓN: 30 min  REPOSO: 1 h 20 min.  COCCIÓN: 15 min. 

-250 ml de leche tibia
-25 gr de levadura fresca (Levital)
-600 gr de harina
-75 gr de azúcar
-1 cucharadita de sal 
-2 huevos L
-125 gr de mantequilla 
-20 lonchas cuadradas de jamón de York
-20 lonchas cuadradas de queso 
-2 cucharadas de leche para pincelar

1. Desmenuza la levadura fresca en la leche tibia. Remueve hasta que la levadura se disuelva.


2. En un bol amplio, pon  la harina junto con el azúcar (yo he usado panela) y la sal. Mezcla.


3. Incorpora la levadura disuelta en la leche tibia, los huevos y la mantequilla troceada. Amasa preferiblemente con una amasadora durante 10-15 minutos. Hay que tener paciencia, llevará su proceso, hasta que la masa se despegue de las paredes de la amasadora pero quede un poco de masa pegada en el fondo del bol. Añade un poco más de harina si se ve que la masa está muy líquida o un poco de leche si se ve que está demasiado seca. Si se hace a mano, enharinar bien la superficie de trabajo y las manos, intentando no añadir harina en exceso.


4. Deja la masa en el bol y cubre con un paño. Deja reposar 1 hora en un lugar cálido sin corrientes de aire o hasta que haya doblado su volumen.


5. Enharina una superficie de trabajo y el rodillo de amasar. Pon la masa encima y estira con un rodillo. Te aconsejo que primero cojas la mitad de la masa, te será más fácil manejarla y luego, la otra mitad. Recorta cuadrados de masa de unos 12x12 cm con ayuda de un cortador de pizzas (no los hagas mucho más grandes o se te harán unos bollos enormes una vez horneen. Con los recortes sobrantes, vuelve a amasar y sigue formando más cuadrados hasta que acabes toda la masa.


6. Pon encima de cada cuadrado alternando, dos lonchas de queso y dos de jamón de york. Si son muy grandes las lonchas pártelas por la mitad.


7. Enrolla y dobla los extremos hacia dentro.


8. Pon los rollos en una bandeja forrada con papel de horno con los pliegues hacia abajo y separados entre sí. Cubre con un paño de cocina y deja reposar durante 30 minutos. Precalienta el horno a 200º C.


9. Una vez pasados los 20 minutos, pincela los bollos con dos cucharadas de leche. Hornea con calor arriba y abajo, pero sin aire, a 200º C durante 15 minutos.


10. Deja enfriar en una rejilla y sirve. Si te sobran para el día siguiente, envuélvelos en papel film para que se conserven mejor, aunque seguirán estando tiernos.


NOTA: Si quieres le puedes cambiar el relleno, ya sea dulce o salado, e incluso no rellenarlos de nada. Los enrollas igual y pliegas los extremos de la misma manera, mismo tiempo de horneado también. Te quedarán unos bollos muy ricos de leche, ideal para el desayuno y mojarlos en leche, para poner mantequilla en él, mermelada, un poco de jamón serrano....También los podrás congelar envueltos en papel film.


31 comentarios:

  1. Hola Isabel. No soy muy de hacer panes o bollos ya que la masa y yo somos algo reacios a formar compañía jj. Lo cierto es que viendo las maravillas que hacéis y en este caso, que haces, me produce cierta envidia y me dan ganas de ponerme manos a la masa jj pero lo pienso mejor y lo dejo para quienes sois unas verdaderas maestras. Como bien dices debe ser cuestión de práctica y por eso yo no lo hago ya que practico muy poco, solo he hecho pan en una ocasión y este tipo de bollos en ninguna. Todo será cuestión de que alguna vez me dé la venada y me arriesgue a intentar hacer algo parecido pero la verdad es que no sé cuando llegará ese momento. Habrá que esperar jj.
    Lo que me llama la atención es ese color tan bonito que tienen estos bollos, parece como si estuvieran hechos en un horno de panadería y creo que haciéndolos allí no saldrían como estos que has hecho ya que con solo verlos apetece cogerlos y comenzar a saborearlos porque estoy convencido de que tienen que estar deliciosos.
    Te diré que tanto el tiramisú como la tarta de coco no llevaban alcachofa, me dio esa impresión.
    Si alguna vez tienes ocasión y te gustan las alcachofas te aconsejo gires una visita en un fin de semana y lo disfrutes. No te pilla tan lejos jj y lo pasarás en grande.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Juan!! Yo era un desastre con los panes y cuando quería hacer algo dulce, tipo brioche, me salían con la textura del pan y me daba mucha rabia, y si no, cuando no subía la masa de ninguna de las maneras y me salía el pan duro como las piedras. Por eso reconozco que siempre hay que tener algo de práctica con las masas y le pongo dificultad media. Pero, es cierto, que cuando te empiezan a salir, ya es como que ya todo sale. Estos bollos son fáciles, así que apúntalos para cuando llegue ese momento en el que por fin te veas suelto con las masas.
      Gracias por lo del colorcito de los bollos, están hechos en mi horno y han salido así de morenitos y bien blanquitos por dentro.
      Hay, sí que tengo ganas de ir a la feria de la alcachofa, y sé que está cerquita, pero, al trabajar los fines de semana, es imposible, ahora es mi temporada alta en el trabajo, y tengo que aprovecharla, ya quisiera yo poder ir. Pero vamos, no descarto ir alguna vez.
      Pues mira que la tarta de coco, parecía que tenía un sirope verdoso de alcachofa por encima, ja, ja. Gracias por la aclaración. Besitos.

      Eliminar
  2. Isabel tienen una pinta delciosa. Bien es cierto que con las peques en casa no siempre hay tiempo suficiente para dedicarle a este tipo de elaboraciones que requieren atención en distintos momentos tras el amasado, pero reconozco que merece la pena sacar hueco de donde no hay porque el resultado es estupendo ¡salta a la vista!

    Además es una receta básica y muy versátil que lo mismo te apaña una cena, que una merienda o un desayuno ¡me la dejo bien guardada!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola Cuca!! Tienes razón, para hacer masas hay que tener tiempo, es verdad que si te organizas, puedes hacer otra cosa mientras está levando, pero hay que estar pendientes. Eso sí, luego, ver el resultado, es fantástico, pero no siempre encontramos ese tiempo para estar amasando. Y versátil es al máximo, porque se puede rellenar de lo que se quiera o simplemente hacerlos sin él. Y fantástico para llevarte los bollitos, cuando se va de excursión o una salida al campo o a la playa, llevamos todo ya dentro y son bastante saciantes. Besitos.

      Eliminar
  3. Hola Isabel! Qué buena pinta tienen, se me hace la boca agua. Me apunto la receta a ver qué tal me salen a mí.
    Te espero pronto por mi blog. Bsss

    ResponderEliminar
  4. Hola Isabel! Pues si que quedan bien estos bollitos, ya sea con relleno o sin él en el desayuno o merienda seguro que son una delicia, te han quedado de lujo
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Yo me los pido sin relleno, así puedo variar entre dulce y salado, alternando los sabores. Verdaderamente son muy apetecibles, tienen el tamaño justo y el color para mi es único, como me gustan, tostaditos. Lo de hacer masas me lo tendré que plantear un día seriamente, ya que me encantan cuando las veo caseras en forma de panes, brioches y otras ricuras, y es en ese momento cuando me gustaría ser tu vecina en este caso para hacerte una visita, a por sal o algo así, una excusa como otra que me permita probar esos panecitos recién salidos del horno. Pero me temo que me quedaré con las ganas, de aquí a que llegue a la Comunidad Valenciana, ya os los habréis comido todos y será pá ná. Así que solo puedo decir: que aproveche! Eso sí, con mis mejores deseos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches Isa!
    Me da tiempo a llegar a tu casa a la hora de cenar, me han encantado esos pequeños brioches rellenos.
    Eres una valiente, hace un mucho tiempo que no trabajo masas levadas, bueno hice un roscón para Reyes, pero nada más, siempre me ha dado yuyu.
    Se ven deliciosos y con queso fundido que me encanta, lo dicho, voy para allá.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Isabel qué buenos bollitos para cualquier momento del día, a mí me gusta comer de bocata, a veces cuando estoy sola, pero sobre todo por las noches en verano, no es que lo haga todo el tiempo, pero me gusta y nos montamos unos surtidos que pa'que te cuento, jajaja...
    Así a bote pronto, me parecieron los famosos bollicaos, pero al leer que son rellenos de jamón y queso, me gustó mucho más la idea, porque son más sanos, relativamente, según el tipo y la cantidad de queso que pongamos.
    El corte me recuerda al famoso pan venezolano, aunque no lo es, pero por lo que tengo visto en otros blogs, se hace enrollado de modo similar a tus bollitos.
    Lo mejor de todo es que si duran varios días tiernecitos, lo veo ideal para hacerlos de un día para otro y llevarlos, por ejemplo en la mochila, si salimos de escapada a echar el día por el campo.
    La idea me gusta, no parece complicado, y con lo bien explicado que lo expones, dan ganas de hacerlos, se lo diré a mi santo, que últimamente está de un panarra en su trabajo que no hay quien le eche el lazo, jajaja...
    Espero que no se te haga la semana muy larga hasta el finde, besitos.

    ResponderEliminar
  8. Que ricos Isabel, quien pillara ahora un bollito de esos, besos

    ResponderEliminar
  9. Estos panes me encantan!!
    Y hasta a mi hija le gustan, que ya es decir ya sabes que no le gusta todo y muchas veces hago plan B.
    En casa a veces preparo algunos parecidos.
    Con dulce o salado me gustan por igual.
    Vamos que me encantan esos bollitos.
    Venga ya queda menos para el fin de semana y puedas descansar, muchos besos!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Isabel!! Me encanta la receta... es como las napolitanas saladas pero caseras y con pan, una merienda perfecta, jajaja.
    Tomo nota para hacerla en casa ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Isabel! He venido corriendo cuando los he visto en tu Instagram... (antes de que no quede ninguno 😅)... Me gustan mucho estos bollitos... yo los he hecho algunas veces... parecidos con este relleno... desde que se lo vi... a Rosi Diaz... y le dije que lo probaría... la verdad que nos encantó... y ya voy improvisando la masa... según me da el punto... 🤣🤣🤣. Los tuyos encima te han quedado con una presentación estupenda... y la miga en ese corte... espectacularmente deliciosa... 🤪 Creo que con esa pinta.. me quedé sin ninguno ya... 🙄🤣🤣
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola Isabel!!
    Que maravilla de panecillos. Te los voy a copiar a ver si al ser tiernos y estar rellenos mi nieto los come, no hay tu tía que se coma un bocadillo, yo me hago bocatas para incitar lo a el a que en la merienda se coma algo en medio del pan y nada, a el eso no le despierta su atención y mira que come de casi todo pero los bocadillos las cosas por separado je je.
    Estos panecillos se ven ideales y recién salidos del horno vamos yo me vuelvo loca y no hay quien me pare, el relleno para mi esta perfecto aunque posibilidades tienen muchas, me han encantado guapa, los has bordado👌....Bessss

    ResponderEliminar
  13. Me encantan, ahora me los desayunaria, que yo soy mucho de salado por la mañana. Para mi con extra de queso que me encanta, te han quedado de lo más apetecible.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  14. Te han quedado de exposición Isabel !
    Estos panecillos de leche son exquisitos realmente y hace un montón de tiempo que no los preparo .
    Cuando me da por algo, lo repito hasta la saciedad y después tengo que desintoxicarme de ello ja ja porque acabo pillándole manía, así que como ya ha pasado bastante tiempo los voy a preparar de nuevo porque ha sido ver las fotos y saltar de alegría el corazón.
    Me gustan más rellenos con salado pues como bien dices, el contraste es estupendo, pero de chocolate también me he comido unos cuantos , enfin, que soy de buena boca jajajaja...
    Bueno voy a seguir mirando otro poquito estas fotos , que solo de verlas , alimentan.
    Buen fin de semana amiga. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Se ven deliciosos, que pena que a mi no se me da bien hacer esas delicias.
    Disfrutalos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Isabel, esto tiene más peligro que una “caja bombas” yo seguro que me pondría las botas. No soy golosa así que lo salado me pirra. Una cosa tus bollitos con jamón y queso creo que sería de empezar y llevarte otro en el bolsillo “pa luego”.
    Me la quedo para hacerlos en el campo en verano que viene mucha gente joven tragona. Perfectos.
    Mil besos, preciosa. Me alegra verte todas las semanas.

    ResponderEliminar
  17. Estupenda receta que me encantaría probar! Que buena pinta 😋 😋 Yummy! Que tengas una feliz noche! 💗💗💗

    ResponderEliminar
  18. Hola Isabel! Veo tus bollitos y no puedo más que pensar en el pan de jamón navideño, que ya has visto en el blog. Me gustan en este formato individual, buenísimos para el desayuno, para llevar o para un regalito, prueba a hacerlos con queso crema también y verás que ricos ;)
    Besos y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola Isa! No era yo muy de masas porque me daba una pereza enorme amasar pero desde que tengo amasadora, lo raro es que no haga pan o alguna clase de masa un día sí y otro día también así que me apunto la receta porque tiene muy buena pinta y el olor que debe dejar en la cocina e incluso repartido por toda la casa debe ser increíblemente delicioso. Besitos

    ResponderEliminar
  20. Hola guapísima! Me fascinan tus bollitos, ¡cómo no! si te han salido de pastelería de postín. Si dices que son fáciles es posible que me atreva con ellos algún día, pero tengo que esperar también a buscar un clarito fuera de mis ocupaciones, que no me dejan mucho tiempo libre. Parece que vuelvo, pero ya quisiera yo, unos días un poco más relajados y agolpamiento de recetas no publicadas. Me han gustado mucho tus bollos rellenos y me llevo la receta para probar. Gracias amiga. Un besazo.

    ResponderEliminar
  21. Holaaa!!!! buffff....que ricura...te queda alguno??me vengo a merendar pero que yaaa!!!

    ResponderEliminar
  22. Hola Isabel, estaba deseando llegar para ver estos bollitos que saben a gloria. qué ricos.Se ven tan doraditos y tiernos que para mí serían perfectos en un buen desayuno sin prisas y no te digo para meriendas y cenas. Ainssss, qué maravilla, me voy con las gans de darles un buen mordisco, jjjjj, Un beso!!!

    ResponderEliminar
  23. Hola guapa, llego un poco tarde pero pensaba, estaba convencida de haberte comentado. Bueno, que pintaza que tienen, ya me imagino saborear uno recién horneado, que rico. Y además, con esa masa base que nos enseñas la podemos rellenar de lo que queramos. Como siempre nos regalas tu elegancia en la recetas. 😗😗😗👏👏

    ResponderEliminar
  24. Qué buena pinta tienen Isabel. Yo los habría rellenado de chocolate jajajaja pero así seguro que están riquisimo :)

    ResponderEliminar
  25. Ya no quedará ni un bollito...como es lógico, que con ese doradito tan apetecible y lo tiernos que se ven desaparecerán en un segundo! el relleno que pusiste me parece genial, son ideales para llevar fuera y pasar el día en el campo por ejemplo.
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  26. Isabel, hija mía, los vendes tan bien que dan ganas de ponerse a hacer tus bollitos pero con carácter de urgencia, los puedes comer solo, cambiar el relleno, el toque dulce, los contrastes... en fin, que cualquiera se resiste

    Por cierto, espero que a mi mujer no le de por entrar en tu blog estos días, es una fanática del pan y de los rellenos de jamón y york y queso, porque me tendrías mano en la masa sin dudarlo un segundo...

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  27. voy haciendo un paso por las delicias de las que me perdí, porque sinceramente no me puedo contener con las delicias que han pasado mientras estuve ausente. De esta receta Isabel, te digo que esos bollitos de leche con ru relleno de jamón y queso, son de esos bocados estupendos que vienen listos para sencillamente, darles el bocado y ser felices, traen su relleno delicioso y son sencillos de hacer. Una deliciosa idea que también funciona estupenda para llevar ;)
    besos!

    ResponderEliminar
  28. Fabulosa receta .. esta a tarde me pondre manos a la masa ..ya te contaré que tal el resultado mio ya que el suyo se ve ve 10.. Biquiños

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!