miércoles, 14 de abril de 2021

Pastel de Bizcochos y Crema de Queso con Fresas


Recuerdo cuando empecé mi blog, la segunda receta que puse, en concreto estos Muffins de Miel y Canela y que publiqué casi seguido de la primera receta para que el blog no se viera con una sola receta, mi hermana mayor, cuando vio la foto de los muffins en la que se veía el interior, para que se viera bien la miga y cómo eran por dentro, le puse como decoración un trozo de muffin desmigado y ella me dijo: "Ay, no, no me gusta ver la comida desmigada, se ve como sucio y como si ya hubiesen comido en él"
Tengo que reconocer que me gusta mucho adoptar ese tipo de fotos para el blog, eso sí, procuro que el efecto "como si ya hubieran comido en él" no se de, pero sí me gusta que no parezca impoluto y le de ese aire viejuno que reconozco que me gusta tanto. 



Pero, también reconozco que en este caso se me ha ido un poco de las manos y el pastel me hacía aguas por todos lados. De hecho, le puse tres plantas, y me dio para la foto del paso a paso, pero poco más, mientras le hacía fotos, el pastel se iba ladeando poco a poco pareciéndose más a la Torre de Pisa que a una tarta de pisos. En realidad, el piso de en medio, era para regalar, así que lo quité y me quedé con el piso más grande y el más pequeño y ahí, por lo menos, aguantó para tres fotos más, que son las que están aquí. Justo la semana de antes, había hecho el Pastel de Almendras y Fresas con Nata, un pastel, que por cierto, ha llamado muchísimo la atención y ha gustado mucho, precisamente por su bonita presentación. Pero, sin desmerecer a ese, os aseguro que el que os traigo hoy está muchísimo más rico, aunque parezca encontrado en una de estas casas que hay aquí donde vivo, que por cierto, os tengo que enseñar alguna vez, casas magníficas centenarias que, algunas, están abandonadas y ese mismo abandono, hacen que me  parezcan casas mágicas decadentes con encanto. Pues bien, creo que esta tarta bien podría haber sido encontrada en una de esas habitaciones ruinosas decadentes. Pero yo encuentro belleza en esa decadencia. 


El otro día, os hablaba de los Nonnettes de Dijon, una receta que saqué de una revista antigua francesa y que encontré otra receta que también me gustó, pues bien, es la de los bizcochos con la que he hecho esta tarta, los famosos Bizcochos rosas de Reims, unos bizcochos de textura tipo soletillas. Tenía dos recetas bastante diferentes y preparé las dos. Me gustó mucho más la receta más elaborada, para mi gusto, la diferencia de sabor era grande, así que he optado por poneros la que tiene más pasos, pero merece la pena. Eso sí, no son los bizcochos ideales para montar tartas, son tan blanditos y tiernos que el pastel no aguantaba muy bien el peso. Pero para dos pisos aguanta bien. Los bizcochos originales se hacen en unos moldes específicos, y claro, yo no tenía y puede ser que queden más finitos que los míos y más firmes. Nunca he probado los originales. 
El relleno, para no fallar, he usado un relleno que me encanta, es uno de mis favoritos, los he usado más veces, así que si no queréis hacer la receta entera, guardaros muy bien el relleno que estoy convencida que os va a encantar. Le podéis cambiar, además, el sabor, simplemente cambiando la mermelada por otra que os guste más. Normalmente hago el relleno sin añadirle fruta, pero esta vez he optado por las fresas ya que he puesto la misma mermelada en el interior, pero podéis cambiar fruta y mermelada a juego, o simplemente la mermelada, como lo hago habitualmente. Por cierto, no sabe a mermelada, tampoco a nata montada, simplemente está riquísimo. 
Os dejo la receta de mi decadente Pastel de Bizcochos y Crema de Queso con Fresas. 


INGREDIENTES: 10 personas  DIFICULTAD: Media  PREPARACIÓN: 1 hora  COCCIÓN: 15 min

Para los bizcochos rosas de Reims: 
-5 huevos L
-250 gr de azúcar
-1 cucharadita de vainilla líquida
-colorante alimenticio rojo o rosa
-250 gr de harina
-azúcar glas para espolvorear
Para el relleno de Queso: 
-600 gr de nata para montar
-300 gr de mermelada de fresa
-250 gr de queso crema tipo philadelphia
-50 gr de azúcar
-400 gr de fresas
Para el sirope:
-100 ml de agua
-50 gr de azúcar

1. Primero, vamos a hacer los bizcochos, para ello pon en un bol bastante grande los huevos con el azúcar, la vainilla líquida y un poco de colorante rojo o rosa. Bate ligeramente con unas varillas eléctricas. 


2. Pon en una olla grande al fuego, preferiblemente baja, con un poco de agua hasta llevar a ebullición. Mete dentro de la olla con agua el bol donde tenemos la mezcla de huevos y azúcar y sigue batiendo con las varillas eléctricas hasta que la mezcla triplique su volumen. 


3. Una vez veamos que la mezcla ha crecido mucho, retira del fuego y sigue batiendo hasta que el bol se vaya enfriando. Tardará un rato, tendrás que ir tocando las paredes bajas del bol para ver que la mezcla enfría casi del todo. 


4. Tamiza la harina encima y ve mezclando suavemente, esta vez hazlo con una espátula. Ten cuidado que no queden restos sin mezclar, pero hazlo suave. 


5. Forra la bandeja del horno con papel de hornear. Si ves que la bandeja es muy grande, forra una un poco más pequeña, pero no mucho más, o acorta la bandeja que tienes poniendo unos topes de papel de aluminio en uno de los laterales. De todas formas, no tiene que quedar una capa muy gruesa. Vierte la mezcla de bizcocho y con una espátula alisa. Espolvorea con un poco de azúcar glas y deja reposar 30 minutos. 


6. Precalienta el horno a 160º C. Pasado el tiempo de reposo, vuelve a espolvorear la plancha de bizcocho con azúcar glas y hornea con calor arriba y abajo a 160º C durante 15-20 minutos, tiene que quedar cocido pero no dorado. 


7. Deja enfriar la plancha de bizcocho en una rejilla y cuando los bizcochos estén fríos córtalos no muy grandes ni muy altos, la altura la misma que la de los moldes. 


8. Ahora, vamos con la crema de relleno. Lava las fresas y sécalas. Trocea 300 gr y deja unos 100 gr para decorar. Pon en un bol la nata para montar, la mermelada de fresa, el queso crema y el azúcar. Bate con unas varillas eléctricas  hasta que la nata monte y quede una crema espesa. 


9. Añade las fresas troceadas y mezcla suavemente con una espátula. Reserva.


10. Forra dos moldes desmontables con papel de horno. Hazlo preferiblemente a medida, cortando un círculo igual que el del molde y tiras de papel. Yo he forrado dos moldes para la tarta de 18 cm y 13 cm pero he forrado un tercero para regalar de unos 15 cm. Los bizcochos me han venido muy justo para los tres moldes. 


 11. Vamos a calar un poco los bizcochos, para ello puedes mojarlos en un licor o hacerle un sirope. Hierve el agua y el azúcar durante cinco minutos, deja que se enfríe un poco y moja sólo una cara de los bizcochos, justo la cara que no tiene azúcar glas.


12. Forra los moldes con los bizcochos, procura que los bizcochos so sean más altos que los moldes. Yo no he forrado el fondo de los bizcochos pues me vino muy justo para los tres moldes, pero puedes hacerlo si te sobran bizcochos. Recuerda, pon la parte mojada en el interior del molde y la parte con azúcar glas pegada a las paredes del molde. Rellena con la crema que teníamos reservada de queso crema y fresas. Reserva en la nevera al menos cuatro horas. 


13. A la hora del montaje, desmolda las tartas y pon una encima de la otra. Aquí he puesto los tres pisos, pero es demasiado peso con las tres y tiende a torcerse un poco, mejor sólo dos pisos. Decora en el último piso las fresas que teníamos reservadas enteras y espolvorea con azúcar glas tamizada. 






37 comentarios:

  1. Buenas tardes Isabel,
    reconozco que tenía mucha curiosidad de leer la receta. Al ver el pastel de bizcochos no imaginaba cómo lo habías elaborado.
    El montaje me ha recordado un poco al clásico tiramisú pero por supuesto opuesto en montaje y con un relleno totalmente distinto.
    Has elaborado un pastel 'diferente', con un relleno que me chifla. La combinación de queso, mermelada, nata, fresas...Ummm delicioso, creo que uno de mis favoritos.
    El problema lo encontraste en el montaje, ya que con el peso y los finos bizcochos se balanceaban. Bueno lo importante es el resultado, y no lo puedo probar pero seguro que quedó exquisito.
    El hecho de poner la masa al baño maría para conseguir que duplicara en volumen también 'la anoto'. Con Thermomix esta opción se puede hacer pero de la forma tradicional no lo había hecho nunca.
    Te deseo una bonita tarde,
    Achuchones

    ResponderEliminar
  2. Hola ! me encanta esa foto tan vintage ,y esa tarta que tiene que estar de vicio ,no conocia esos bizcochitos pero quedan ideales y ese relleno me encanta es uno de los que mas utilizo en mis tartas gusta mucho y queda muy consistente
    besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola Isabel. Eres una experta fotógrafa pues no hay más que ver las fotos para comprobarlo.
    Reconozco que este pastel es todo un espectáculo, tanto en su elaboración como en su montaje y esas cosas solo pueden hacerlas quiénes tienen mucha práctica y por supuesto, tú estás entre ellas.
    Lo de parecer la torre de Pisa me ha hecho gracia y la verdad es que tenías que estar muy pendiente para que no se desmoronarse y de forma rápida solucionaste la incidencia.
    Me da la impresión que es un tanto laboriosa su elaboración pero en tus manos el resultado salta a la vista, todo un espectáculo.
    Esa crema debe ser una maravillosa delicia y junto con los bizcochos forman un conjunto tentador al que es imposible sustraerse. Estoy convencido de que te ha salido exquisito. Lástima no poder probar un trozo y si fuera posible más grande de lo normal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Para mi serían dos recetas en una, que se pueden utilizar por separado. El bizcocho en si mismo ya queda buenísimo y la cremita, en cualquier preparación nos serviría, incluso sola. Tu presentación es un tanto arriesgada, ya se nota que los bizcochitos quedan super tiernos ayudados por el remojado, si además los montamos en colaboración con la crema, tienen más peligro que los castellers, eso sí, aunque cayeran abajo, yo estaría con la cuchara preparada para recogerlos. Que pena no haber sido yo la del regalo de la segunda fila, me pongo en cola desde ya, por si alguna vez rifas algo. Me llevo la receta por llevarme algo, ya sabes, mis dotes reposteras no son para tirar cohetes, aunque te diré, que más allá de montarlo, no me resulta muy difícil de hacer. Y rico, ummmm... Ya imagino lo rico que está.
    Bss

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Isa!
    Al igual que tu, también encuentro belleza en lo decadente, le da ese Halo de romanticismo y misterio que te seduce desde el primer momento y eso es lo que me ha pasado con tu Pastel, me gusta mucho como te ha quedado y me gusta más el de dos pisos e incluso el pequeño solo es precioso.
    El pastel debe estar delicioso, tan jugoso y con ese sabor a relleno combinado con la esponjosidad de bizcocho, en fin, qué viva la decadencia si es así de bonita y deliciosa.
    Un besazo grandote.

    ResponderEliminar
  6. Doğum günüme üç ay var ancak düşünüyorum da doğum günüm için özenle doğum günü pastası hazırlayan birisi olsun isterdim :) teşekkürler paylaşım için...

    ResponderEliminar
  7. Me encanta tu pastel, me guardo la receta para mi cumple que es justo dentro de 1 mes ��.
    Ademas me gustan mucho las fresas y los postres, tartas o pasteles hechos con ellas ��
    1 B7

    ResponderEliminar
  8. Madre mia chiquilla que arte tienes el bizcocho es una delicatessen que me pienso hacer pues me encantan los ingredientes 😋 y las fotos...una maravilla 😍besinos wapa

    ResponderEliminar
  9. La torre no sera perfecta pero el pastel en si lo es, se ve delicioso! Ese relleno de queso crema me encanta con las fresas y me gusta mucho el color que tiene la masa. Que bonitas fotos por cierto.
    besos

    ResponderEliminar
  10. Que delicioso te ha quedado.
    Preciosa Decoracion.

    ResponderEliminar
  11. Te leo, miro, y me quedo admirando esta tarta tan elaborada que más parece salida de un obrador que de la afición y habilidad de una amante de la reposteria.
    Hay que reconocer que es una tarta artesana, encierra todo el cariño, dedicación y paciencia de Isabel, la dulce, la que pone corazón en todo lo que hace.
    Y cuando se pone cariño, el resultado no puede ser más sorprendente y delicioso, digas lo que digas, la tarta es de diez.
    Y como por aquello de quedar bien, yo te invitaría antes a algo salado y no dulce, paso a quedarme con la receta de tu crema, pues sería incapaz de hacer el resto.
    Felicitaciones por tu trabajo y por este aire romántico que has sabido darle a este postre.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena por el premio del décimo aniversario de Marisa, sin duda te lo mereces.
    Bss

    ResponderEliminar
  13. Isabel, tengo que reconocer que me he reído un poco con tu introducción d ela receta, con lo de la Torre de Pisa y demás inconvenientes. Además, qué presión, veo que tienes una hermana muy crítica, eso no ayuda jajaja

    Yo lo que veo en la foto es una receta espectacular, una vez más. Un pastel que se antoja nada más verlo, que me parece delicado y que quizás ahí radique su encanto. Isabel, creo que todos los que pasamos por aquí disfrutaríamos con un buen trozo, y eso es lo importante

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! Pues a pesar de todas las peripecias con la tarta, han quedado unas fotos muy muy bonitas :). Además, el añadido de los pétalos esparcidos aumenta la sensación de que puede ser una tarta que te encuentres en una de esas casas tan mágicas de las que hablas (que también podrían ser escenario de un relato de terror je, je, je, las casas abandonadas siempre transmiten un gran misterio). Me gustaría ver alguna foto de ellas. Y, por supuesto, la tarta tiene que estar riquísima, acompañada con esas fresas naturales.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola Isabel! La verdad que a mi alguna vez me ha pasado algo parecido y da bastante coraje que después de las horas del trabajo de hacerla y encima lo buenísima que está... (solo de pensarlo se me hace la boca agua...) pues no aguante para las fotos y no nos salgan como teníamos en mente. No recuerdo que receta fue... pero algo parecido me sucedió y la amarré con una cuerda, para que no se abriera y aguantara un poco. Pero lo importante es el sabor y como bien te digo antes... se ve tremenda con esa crema y los bizcochos tan tiernos... madre mía... para no dejar ni rastro de ella. Por cierto.. a mi también me encantaría ver esas casitas... Acabo de terminar... (bueno mejor dicho de colgar... porque no le veo el fin a este lienzo y al final mi marido lo ha colgado porque está cansado de verlo para arriba y para abajo todo el día jaja..) con unas casitas que parecen de cuento... muy antiguas... de piedras... y es que a mi me encantan... quien sabe si no me inspiras para mi próximo cuadro :) Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Hola Isabel !

    Primero que nada felicitarte por ser una de las ganadoras del concurso de Marisa , un premio bien merecido. Me alegro mucho amiga .

    Tus fotografías ya sabes que me encantan , te lo digo siempre porque así lo siento , tienen un halo de romanticismo o decadencia , llámalo como quieras , pero son preciosas, así que no estoy de acuerdo con tu hermana ja ja .

    El pastel más bonito y vistoso no puede ser aunque haya sido un poco rebelde para fotografiarse . Con esos ingredientes del relleno y ese bizcocho tan tierno , ha de ser una verdadera exquisitez .

    Un abrazo y feliz jueves !

    ResponderEliminar
  17. Hola Isabel! A mi me gusta el nombre de pastel decadente, jaja! Me parece lindo, rústico, elegante y sin duda riquísimo, me imagino tomando cada bocadito con la mano y comiéndolo como niña chiquita jaja, así como hace mi hija. Si encuadras este pastel en una de esas casa abandonadas, creo que está perfecto, con un aire mágico y misterioso una se imagina: ¿quién haría el pastel? ¿cómo es que crecen flores en ese árbol seco y marchito en el jardín? Si caminas de noche por esa calle angosta, podrás ver a través de los cristales, pequeñas lucecitas de las velas encendidas...el bizcocho es mágico, tiene vida propia y no quiere que le hagan fotos, lo que quiere es alegrar el paladar de quien lo pruebe. FIN...
    Jaja, ya ves lo que hace tu pastel mágico, me llevo un trocito.
    Besos!!
    PD. Felicidades por tu premio, que lo disfrutes mucho!!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Isabel. Toda una serie de peripecias que nos muestras con sinceridad. Hay gente que sólo busca la perfección, incluso mintiendo en las fotos y hasta con ingredientes ficticios.
    Conozco los bizcochos de Reims, muy famosos en Franci y tu torre, con ese relleno es una maravilla. Da igual que se quisiera asemejar a la de Pisa y renegar de su origen francés.
    El relleno una delicia para disfrutar a cucharadas.
    Me llevo mi trozo de pastel.
    Tendré que ir por tu pueblo y ver esas casas, me encantan ese tipo de construccions.
    Tienes una sorpresita en mi blog.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  19. Hola Isabel. Acabo de enterarme que has sido una de las ganadoras del concurso de Marisa.
    Te mando mi más sincera felicitación, te lo has merecido sin duda alguna.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Hola Isabel, a mi parecer la tarta te ha quedado fabulosa, no solo porque esté buenísima, que sin duda lo estará, si no porque a pesar de lo que cuentas las fotos te han quedado preciosas, chica a mi me la pones delante y en ningún momento pensaría que la cosa ha sido tan accidentada jajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Me gusta muchísimo tu pastel, siento no poder probarlo. Con estas características debe estar impresionante y las fotos son tan bonitas que provocan más ganas de comerlo. Sin duda una propuesta delicada para un día especial. Muchas gracias Isabel. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  22. Hola guapísima, primero tengo que felicitarte por ser una de los 3 ganadores del concurso de Marisa. Tu tarta era muy vistosa y rica. En segundo lugar tengo que reñirte un poquito, cómo puedes decir que tu tarta es decadente??? por favor??? con lo bonita que ha quedado la presentación¡¡¡¡ tiene un toque vintage, pero decadente , para nada. He estado mirando embobada el paso a paso, y ya imagino como debía estar el biscocho, tan suave , montado al baño María. Y la crema debía ser una explosión de sabor¡¡¡¡¡ Te ha quedado fantástico¡¡¡¡ una presentación divina¡¡¡¡. Besos.

    ResponderEliminar
  23. ¡Qué belleza! A mí también me gusta mucho la ruina. Me encanta tu tarta, la has decorado preciosa y con ese relleno tan estupendo, tiene que saber riquísima. Un abrazo, Isabel ^.^.

    ResponderEliminar
  24. Te ha quedado bien bonita y con fresas ideal :-)))))))

    ResponderEliminar
  25. Aún con el efecto Torre de Piza me ha gustado mucho como te ha quedado y seguro que estaba riquisima :)

    ResponderEliminar
  26. Hola Isabel, a pesar de todas las peripecias que has pasado te ha quedado bien bonito y lo mejor lo rico que tiene que estar!!
    Oye como me gustaría ver esos pueblos, sabes que me encanta visitar sitios asi.
    Ah y las fotos preciosas como siempre tienen ese toque romántico que tanto me gustan!!
    Ahh, por cierto que me olvidaba, felicidades por el premio de el cumple de Marisa.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  27. Isabel el miércoles sí que leí esta receta y de repente algo pasó y tuve que salir, hoy la vuelvo a leer con más tranquilidad, me encanta ver las texturas de todo en su interior, me ha llamado la atención lo que dice tu hermana, jajajaja, creo que se horrorizaría con los bocados que dejo literal de muchas preparaciones a mordisco limpio y feliz ;) Yo no sé, pero me encanta ver esa textura interna de todo, porque a medida que voy tomando fotos, voy deconstruyendo la obra y mi corazón de va poniendo más feliz, sobre todo si de repostería se trata, ya con las recetas de sal, pues no hay mucho más que poner. Como fuere, me encanta tu estilo, creo que ambas vivimos en ciudades antiguas, acá hay muchas ruinas que tienen esa magia, tu torre de pisa rosa la veo más que linda, me encanta porque parece un copo de algodón de azúcar llegando al cielo, además que se ve muy bonito todo. Me ENCANTA EL RELLENO, ratona feliz con queso, fruta fresca y mermelada, ñam!!!!!!!!, preciosa propuesta bonita, a desafiar las alturas!
    besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  28. Que maravilla y queria venir por tu blog desde hace ya unos dias porque me parece maravilloso, elegante y por supuesto exquisito esta delicia de bizcocho, asi que no le pongas pega.
    Y como no algo que tenia pendiente tambien era felicitarte por ser una de las ganadora por tu receta de Tarta de hojaldre con nueces y peras al vino tinto con el 10 aniversario de Marisa de Thermofan la cual desde el dia que vi dije para mi que seria una de las ganadora y no me confundia. Besitos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  29. Hola Isabel
    que maravilla de pastel, te ha quedado precioso y rico seguro que estaba riquísimo, hasta pena daría comerlo de tan bonito que ha quedado, en repostera no te gana nadie, yo estoy un poco desanimada y hago últimamente poco, esto va por etapas y yo estoy en una un poco off jeje, me ha encantado guapa...Bess

    ResponderEliminar
  30. Espectacular Isabel, puedo venir a por un trozo? Solo nos separan 3000 km pero por un trozo de esa tarta voy! 😂😂😂 Feliz domingo preciosa! 🌸🌸🌸

    ResponderEliminar
  31. love strawberry... your cake looks delicious... yummy

    ResponderEliminar
  32. Hola Isabel, me parece espectacular la tarta, si que la preparación es laboriosa pero desde luego que merece la pena al ver el resultado, Me copio la receta y por supuesto la crema que aunque hago una parecida no le pongo mermelada y me parece un acierto total.
    Un besito grandote y feliz semana.

    ResponderEliminar
  33. Se nota que te quedo espectacular! me llevo la receta!!

    ResponderEliminar
  34. Hola Isabel, llego tarde a tu post. Me ha gustado el proceso, y los bizcochos se ven muy ricos, la crema yo creo que me la comía sola también, jeje que rica por favor. Te ha quedado un pastel ideal, gracias por la receta. Besos.

    ResponderEliminar
  35. Hola Isabel, tu nivel de exigencia contigo misma, va a más. Es bueno que intentemos superarnos, retarnos a nosotros mismos, pero sin pasarseeee... La receta me parece genial, la integración de ingredientes, excelente. Gracias por el tiempo y la paciencia que pones en cada una de tus elaboraciones.
    Yo todavía necesito recuperar paciencia y tiempo. Cuando queremos compartir el paso a paso de la elaboración, estos dos ingredientes son fundamentales. Ganas tengo, pero a veces esto no es suficiente. Disculpa mi tardanza en visitarte, espero esta tarde entrar de cabeza. Bsteees.

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!