miércoles, 16 de junio de 2021

Cheesecake de Arándanos (Sin horno)



Ya os comenté cuando hice la Cheesecake de Frambuesa (sin horno) que me había gustado tanto, que hice una versión muy igual con arándanos. Me encantan los arándanos, así que pensé que nada podía salir mal. Busqué un preparado de gelatina de arándanos y el único que encontré es sin azúcar, y lleva edulcorante. 



Si tuviera que elegir entre las dos cheesecakes, elegiría la de frambuesas, y es que tengo un paladar muy fino para los edulcorantes, me saben "demasiado" y a esta tarta, le encontré ese sabor ya en el primer bocado. Es cierto que conforme pasan los días, sabía menos, o ya me había acostumbrado al sabor. No penséis por ello que esta cheesecake no está rica, que sí que está buena, y probablemente, ni notéis que en la mezcla lleva edulcorante, como no sea que tengáis un paladar parecido al mío que nota a lo lejos ese sabor. Recuerdo que a Sil, de Los telares de Sil, le pasa con la levadura química, nota su sabor y prefiere poner muy poquito pues le desagrada, y sin embargo, en eso, yo ni me entero. Pero así somos, cada uno tiene un paladar determinado y hay cosas que nos desagradan sin saber cual es el motivo. 


Lo cierto, es que ambas cheesecakes son frescas, nada pesadas e ideal para preparar en casa aunque haga mucho calor, pues no necesita horno y no os llevará mucho tiempo estar en la cocina. 

INGREDIENTES: 8 personas  DIFICULTAD: Fácil  PREPARACIÓN: 40 min  REPOSO: 4 horas

Para la base:
-200 g de galletas tipo digestive
-75 g de mantequilla
Para el relleno:
-300 g de arándanos
-1 sobre de preparado de gelatina de arándanos (el mío 0% azúcares de la marca Hacendado de 31 g)
-200 ml de agua
-400 g de queso fresco tipo philadelphia light
-125 g de azúcar (se puede sustituir por un edulcorante)
-200 g de nata para montar

1. Empezaremos por la base. Trocea las galletas y tritura con robot de cocina. Funde la mantequilla en el microondas y mezcla con las migas de galletas. En mi caso, como los moldes de cheesecake son muy pequeños, abrí el aro  de un molde desmontable, quedándome así de 19 cm de diámetro para usarlo como molde. Engrasé muy bien tanto el molde como el plato donde iba a ser emplatado y puse ahí las galletas con la mantequilla. Aplana bien con las manos y reserva en la nevera. 


2. Ahora, vamos con el relleno. Tritura con ayuda de una batidora los arándanos (reserva unos pocos para decorar la tarta). Una vez obtenido un puré, cuela por un chino para retirar todas las pieles de los arándanos y nos quede un puré fino y suave. 


3. Mezcla en un bol el queso fresco tipo philadelphia light junto con el azúcar (también puedes usar algún tipo de edulcorante si quieres hacerla más light). Mezcla preferiblemente con un batidor de varillas manuales. 


4. Pon a calentar los 200 ml de agua y cuando hierva, retira y disuelve en él la gelatina en polvo de arándanos. 


5. Deja entibiar un poquito el agua con la gelatina y ve añadiendo poco a poco a la mezcla de queso y azúcar mientras mezclamos suavemente. 


6. Incorpora el puré de arándanos y mezcla con las varillas manuales. 


7. Bate la nata firmemente con ayuda de unas varillas eléctricas e incorpora poco a poco a la mezcla anterior con movimientos envolventes para que la nata no se baje. 


8. Vierte la cheesecake en el molde que teníamos reservado con la base de galletas. Reserva en la nevera al menos cuatro horas o mejor, de un día para otro hasta que cuaje bien. 


9. Desmolda con cuidado y decora con los arándanos reservados y con unas flores de oblea si se desea. 







35 comentarios:

  1. Isabel, a mí me pasa igual que a ti con los edulcorantes, tengo un radar en el paladar y los detecto antes de comerlos incluso, jajaja..., pero no soy remilgada, así que si lo tengo que comer lo como, y más cuando tu tarta promete una auténtica orgía al más puro estilo #Foodporn ¡Ja, ja, ja...! Ya sabes que me apasionan los arándanos, es más incluso me atrevería a decir, que te has quedado corta con ellos, yo me hubiera vuelto loca, y habría cubierto todo el exterior de manera extremadamente generosa, jajaja... No tengo límites, me descontrolo cuando voy al super, estoy comprando ahora unos que son tan grandes que llenan la boca, ¡¡me encantaaan!!
    Seguro que a pesar de todo tu tarta , con ese puntito edulcorado y todo, sigue siendo una auténtica delicia.
    Besitos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  2. Adoro cheesecake e sendo de mirtilos um fruto que adoro, tenho a certeza que ia adorar esse.
    Ficou bem lindo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Isabel, he usado esa gelatina light y tampoco me gustó. Yo , cuando no encuentro el sabor, o por ejemplo quiero hacer esta misma tarta, pero con higos ( que cuando viene la época, no se que hacer con tantos), uso la gelatina de láminas.
    Hago mermelada de higos y la uso, junto con la nata y el queso. En el caso de los arándanos hago una especie de coulis, los hiervo a fuego suave durante unos minutos, con un poco de azúcar, y los uso o triturados o semi enteros.
    Alguna vez me ha pasado de usar la fruta sin cocer con azúcar, y no me ha cuajado la tarta, me comentaron que era por el ácido natural de ciertas frutas..., no se si será cierto, pero como se me ha fastidiado más de una vez, ya me curo en salud,
    A mi me rechiflan los arándanos, y los prefiero a las frambuesas, aunque ambos me gusten. Tu tarta es una maravilla, sencilla y rica a más no poder.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Isabel. Es verdad que los edulcorantes se perciben porque las preparaciones no quedan igual que con azúcar. Yo, como no tengo otra opción, ya me he especializado en ellos para distinguir los que no me gustan. Ahora está muy de moda en eritritiol y no lo entiendo porque deja un gusto horrible y no todo sale. En Navidad lo compré, hice dulce de boniato y me quedó como si fueran terrones de azúcar y los pastelitos con un sabor extraño que no sólo yo noté. Ahí tengo el paquete sin usar y no es barato.
    Después de este rollo, decirte que esperaba esta tarta porque la anunciaste al publicar la de frambuesas. Como no las puedo probar, me apunto a las dos. Te ha quedado preciosa y colocada sobre la silla, me encanta. Esas sillas me traen muchos recuerdos. En los moros y cristianos de mi pueblo, cuando era pequeña, las tiraban desde las barcas a los balcones. Imagina cuando no las cogían y caían sobre alguien.
    Sigue deleitándonos con tus ricas tartas. Yo tengo hecho un helado con arándanos y también está rico.
    Besos y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  5. Hola Isabel. Es verdad que los edulcorantes se perciben porque las preparaciones no quedan igual que con azúcar. Yo, como no tengo otra opción, ya me he especializado en ellos para distinguir los que no me gustan. Ahora está muy de moda en eritritiol y no lo entiendo porque deja un gusto horrible y no todo sale. En Navidad lo compré, hice dulce de boniato y me quedó como si fueran terrones de azúcar y los pastelitos con un sabor extraño que no sólo yo noté. Ahí tengo el paquete sin usar y no es barato.
    Después de este rollo, decirte que esperaba esta tarta porque la anunciaste al publicar la de frambuesas. Como no las puedo probar, me apunto a las dos. Te ha quedado preciosa y colocada sobre la silla, me encanta. Esas sillas me traen muchos recuerdos. En los moros y cristianos de mi pueblo, cuando era pequeña, las tiraban desde las barcas a los balcones. Imagina cuando no las cogían y caían sobre alguien.
    Sigue deleitándonos con tus ricas tartas. Yo tengo hecho un helado con arándanos y también está rico.
    Besos y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Isabel! Es una elaboración de lo más versátil la que nos traes, que lo mismo da para unas frambuesas, que para unos arándanos o para cerezas o moras por ejemplo.

    Mira yo no sé si distingo los edulcorantes porque los he usado un par de veces y no recuerdo haber apreciado ningún sabor extraño. Cada paladar es distinto y lo que para algunos pasa desapercibido para otros es de lo más evidente aún llevando poca cantidad.

    Las fotos son preciosas y esta tarta recuerda ¡y mucho! al verano y al calorcito que ya nos acompaña

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  7. La tarta es veraniega total, fresca hasta en el color, de las que gusta comer recién sacada del frigo. A simple vista no parece que le falte un detalle, cuando la probamos y si somos algo tiquismiquis, empezamos a mirarla con lupa. Yo creo que lo único que me faltaría de ella sería el azúcar, aunque no en mucha cantidad, salvo excepciones, siempre la utilizo, tampoco me gustan los edulcorantes y siempre los aprecio. Por lo demás es perfecta, ideal para presentarla en sociedad este verano.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Isabel. bueno pues ya tenemos la tarta de arándanos que nos habías prometido. Junto con la de frambuesas creo que has hecho unas obras de arte. Me encantan las dos frutas así que me queda la duda de cual me gustaría más pero ya tengo la decisión, me pido un gran trozo de ambas.
    Por lo que leo en los comentarios hay quien nota mucho el sabor de los edulcorantes, tengo claro que como lo natural no hay nada aunque reconozco que para ciertas recetas y por intolerancias son idóneos aunque eso no quiera decir que sean insustituibles.
    Te ha quedado de lujo así que también me la guardo porque no tardaré mucho en hacerlas y más en esta temporada en la que el horno no es muy llamativo.
    Una cheesecake que es una tentación. ahora me comería un buen trozo porque estoy seguro que disfrutaría al máximo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta la amabilidad galante de este chef maravilloso
      Mucha

      Eliminar
  9. Harika görünüyor Isabel, lezzetli olduğuna eminim... yaz meyveleri ve özellikle ahududu ve Yaban mersini çok seviyorum.

    ResponderEliminar
  10. Hola Isabel
    precisamente hoy he recogido 1 kilo de arándanos, me encantan ponerlos por la noche en el yogur. Con lo del edulcorante a mi me pasa lo mismo no me acaba de hacer gracia, es más pocas cosas hago con edulcorante o ninguna, prefiero sacar un poco de azúcar a la receta, aunque no este tan dulce me sabe mejor. No creas que no me comía un buen trozo de la tarta, me lo comería igualmente aunque claro si me das a elegir con azúcar o edulcorante pues me tiro a la de azúcar jaja, el caso que esta preciosa, más bonita imposible...Bess

    ResponderEliminar
  11. Menos mal que no soy tan rara 😅 es que yo el edulcorante en cuanto lo huelo ya me empalaga y me queda en la garganta como si lo hubiera tragado 🥺me encantan los arándanos,las frambuesas..moras creo que t dejaría un poquito de esta tarta para que la probaras antes de comérmela ☺besinos wapa

    ResponderEliminar
  12. Isabel, cuando hago algún postre con edulcorante lo noto mucho, supongo que también tengo el paladar fino, no me lo había planteado jajaja pero lo cierto es que se nota, claro que los dulces me gustan tanto que no pongo problemas. Sobre tu cheesecake, la pinta es espectacular, me encanta cómo se ve la textura del corte en la foto, espectacular. Asi que ten por seguro que no te pondría ni una sola pega, ni a este ni al de frambuesa, me chuparía los dedos!!!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Hola Isabel, qué bonita te ha quedado la cheesecake, también me gustan los arándanos así que me pido doble ración de este postre y de momento me olvido que tiene edulcorante, jaja.
    También me pasa con los edulcorantes, me queda esa sabor metálico en la boca que me desagrada mucho, hace días compré unas galletas de coco y avena sin azúcar, al primer mordisco bien, pero ya luego empiezas a sentir ese sabor raro que hasta me parecía más dulce, incluso a mi hija no le gustó. Además que todavía no me convencen que sean mas "saludables" que el azúcar regular, pero es bueno probar alternativas y ver si funcionan o no en los postres.
    Te ha quedado muy linda y las fotos preciosas como siempre, recuerdo esas sillas que en un tiempo estuvieron tan de moda ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Isabel, qué tarta más fresca y bonita. Al igual que la que hiciste de frambuesa. Definitivamente, la tengo que probar, pues me encantan este tipo de postres. Aunque yo lo intentaré con agar agar, porque no uso gelatina, al ser de origen animal... a ver qué tal me sale.

    Tus fotos te han quedado geniales, y el corte, divino.... Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  15. Me enamora por completo tu cheesecake de arándanos Isabel, llego en esta nochecita por acá que está fría y te digo que me tampoco me gusta el sabor de los edulcorantes, yo no sé pero los detecto enseguida y no lo logro, pero igual interesante probar, hace poco compré uno que no sé cuándo vaya a utilizar, vamos a ver. Ahora como te dije estos colores para mí son tan bonitos, me gusta mucho el lila y su gama, ahora en formato de postre pues alucino de lo lindo, que no me importa si por acá ando en modo frío, esta delicia la dejo templar un poquito y cae feliz en mi mesa,
    te mando un abrazo grande bonita, guardo esta delicia muy feliz, como siempre con todas tus recetas caigo rendida

    ResponderEliminar
  16. your cakes look fresh and delicious... yummy

    ResponderEliminar
  17. Hola guapísima, siempre me repito, pero qué bonito que lo presentas siempre. Esta vez tiene un toque campesino precioso, la silla, la tela... Me gusta mucho esta tarta de queso y arándanos, la combinación de ambos me gusta y creo que es muy acertada. Antes no utilizaba el arándano casi nunca y ahora casi cada día lo consumo. La verdad es que se empieza a agradecer los pasteles y tartas sin horno, hoy hace un calor espectacular en Barcelona. Una tarta deliciosa!!!!!

    ResponderEliminar
  18. Mi bella amiga la vista es formidable me encantan tus mezclas y todo lo que haces.Tienes arte en tus manos. Al vivir sola no cocino o preparo nada de eso pero me encanta leerte saludarte y ver tus creaciones maravillosa de lo dulce o lo salado

    ResponderEliminar
  19. Que buena pinta tiene Isabel. Creo que nunca he comprado un preparado para gelatina ni he usado nunca edulcorante así que no sé si en un postre lo notaría jajajja

    ResponderEliminar
  20. Hola Isabel, qué rico pastel. De queso que son mis preferidos y con fruto rojo que me pierde. Si es de frambuesas es una delicia y si es de arándanos también. Hacerlo sin horno es hoy en día valor añadido pues ya sabemos el gasto que supone. Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  21. Buenísimo, facil y mas con los calores, que no tenemos gana de horno, ������

    ResponderEliminar
  22. Una preciosa tarta! Qué color tan bonito! Me ha encantado... y seguro que estaba bien buena, un postre fresquito para el verano (y para el invierno también).besos

    ResponderEliminar
  23. Hola Isabel, vengo tarde lose y lo siento, pero apenas tengo tiempo estas semanas entre trabajo y un curso que estoy haciendo que por fin acabo de terminar.
    Tu tarta de frambuesa me gusto pero como te dije no me gustan mucho, en cambio los arándanos me gustan mucho, desde hace un par de años para aquí.
    En cuanto al edulcorante yo lo utilizo en el café, igual no lo notaria tanto.
    Seguro que esta tarta me encantaría.
    Un beso y feliz verbena de san joan

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola Isabel! Es una señora tarta la que nos traes esta semana, que junto a la de frambuesas menudas fiestas que nos vamos a dar este verano, con estos postres tan fresquitos y ricos. A mi la verdad que me encanta esta combinación... Con los edulcorantes yo también llevo mi propia guerra... suerte el que no los note la verdad. Sí te puedo decir que de todos los que he probado, el único al que no le noto nada raro, es el que uso últimamente en mis recetas... además de ser muy cómodo por la textura que tiene, tan parecida al azúcar y que equivalente también en cantidad, va genial. Eso sí de precio no es nada similar... que caros que son todos los productos para dietas específicas en fin... que me encanta tu tarta corazón... me llevo un cachito y nos vemos en tu próxima receta. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Hola Isabel! Pues yo a tu pesar no le voy a poner ni un pero, me la como tal como sepa, al final te acaba sabiendo bien al pensar que te ahorras unas poquitas calorías jajaja. Si es cierto que hay determinados preparados en los que los edulcorantes tienen más potencia de sabor, compruébalo si tienes oportunidad, o tal vez sea impresión mía. A mí me pasa con las cuajadas, les noto un sabor poco natural, no me acaban de convencer, por eso prefiero si tengo que usarlas cambiarlas por gelatinas. Tu tarta está preciosa, tus fotos ideales ¿qué te digo más? Muchas gracias. Besos amiga.

    ResponderEliminar
  26. Isabel, no veas la tarta...impresionante. Me parece que todas tus recetas son igual de fantásticas y bien hechas, se nota lo primorosa que eres.
    Las imágenes son muy buenas y te dicen: ven y cómeme. Preciosa de verdad.
    Mil besos y cuidadito todavía.

    ResponderEliminar
  27. Isabel, esta tarta es impresionante, bonita y sabrosísima.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. ¡Qué preciosidad, Isa! Cada vez me sorprendes más. A mí me pasa lo mismo, tanto con los edulcorantes, como con la levadura química. Somos sensibles a esos sabores, quizás jeje. Me ha encantado esta receta, te ha quedado espectacular. Un abrazo ^.^.

    ResponderEliminar
  29. Madre mía... que pintaza tiene. Con lo que me gustan a mí las cheese cakes se me está haciendo la boca agua. Me apunto la receta.
    Te espero pronto por mi blog. Feliz semana!

    ResponderEliminar
  30. ¡Hola, Isabel! La tarta tiene una pinta estupenda, pero es que además las fotos son preciosas. Me encanta esa composición de la tarta en la silla y la tela... Destaca mucho también el tema artístico en tus recetas.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  31. Desde luego que viendo las imágenes y el corte que tiene la tarta, cualquiera se resiste. Se ve deliciosa y de lo más apetecible. Que buena que es la cheesecake, a mi es de las cosas que me apetece a cualquier hora del día, ya está que lleva esta fruta tan de temporada, y además fácil de preparar sin horno, es genial. Besitos.

    ResponderEliminar
  32. te ha quedado impresionante, que bien que sea sin horno.

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por la visita!! Me encantaría que me dejaras un mensaje y me comentes si te ha gustado la receta. Si tienes alguna duda, también me puedes escribir al siguiente correo rescalvo7@gmail.com
Por cierto, no participo en cadenas de premios, ¡¡gracias!!